LAS RABIETAS EN LOS NIÑOS

Mente
Dr. José Luis Pérez-Albela
Médico cirujano
Médico naturista

 

 

Tomen en cuenta lo siguiente si sus niños tienen una rabieta:

 

1. Comprender que el niño no pretende tomarnos el pelo. Este punto de vista hará que seamos más flexibles con ellos Solamente pretende mostrarnos su identidad diferenciada.

 

2. Preguntarse si aquello que desea el niño es nocivo o no. Los niños raramente piden cosas nocivas. El hecho que quieran llevar una ropa diferente a la que nosotros deseamos ponerles puede que atente contra el buen gusto, pero debemos darles libertad de elección para que se vaya formando su personalidad.

 

3. Evitar las tentaciones. Los comerciantes saben perfectamente que los niños piden las cosas que les gustan, por eso, en los grandes supermercados suelen poner golosinas en las cajas. Si sus hijos les piden juguetes cuando los ve expuestos o golosinas si las tienen delante ¿Qué esperan? Intenten evitar esos momentos. No se los lleve de compras a una juguetería o se dirija a pagar a una caja donde esté repleta de golosinas. Pacte con él una solución: "Cariño vamos al súper pero mamá no puede estar comprando golosinas todos los días porque no son buenas para tu barriguita, así que solo elegiremos una cosa".

 

4. Recordar que las rabietas se van con la edad. Llega un momento en que el niño adquiere un lenguaje que le permite explicarse mejor que a través del llanto y las pataletas. También llega el momento que sabe lo que "es" y "quiere" y lo pide sin llevar la contraria a nadie. Llega un momento en que, si no hemos impedido sus manifestaciones autónomas y de autoafirmación, tendremos un joven autónomo, que sabe pedir adecuadamente lo que quiere porque ha aprendido que nunca le hace falta pedirlo de malas maneras si su petición es razonable.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo