LO QUE BUSCAS, TE BUSCA

Mente

Lo que buscas, te está buscando a ti. 

Rumi

 

Dicen que eso que queremos, cuando lo pensamos por primera vez, sale a darnos el encuentro. No es que yo salga a buscarlo, si no que ese deseo ya lo está haciendo, y trata de buscar el sendero para llegar a mí.

¿Qué es lo que tú quieres? ¿Deseas conseguir algo? ¿Quieres alguna cosa en especial?, pues eso ya salió a buscarte, solo tiene que encontrarte.

Les contaré una historia de un ser que fue malinterpretado desde niño; él era distinto, simplemente distinto. Sus maestros, sus amigos y sus padres  no lo comprendían…y así fue creciendo, con muchas inseguridades y creyendo que no podía hacer nada al respecto. Un día tuvo un sueño donde todos estaban contentos con él, la gente lo saludaba, le pedía consejos, no se apartaban de él, no lo miraban mal; y entonces empezó a sentir el amor de ellos, y así logró desprenderse de todo el dolor que sentía, entregándose totalmente al amor que todos le daban. De pronto, se despertó sobresaltado de la emoción; todo había sido un sueño. Se quedó un momento en silencio y desde esa emoción que sintió al verse aceptado, pidió en voz alta: ¡Quiero que todo esto que soñé se haga realidad!, luego se volvió a acostar y se durmió.

Lo que sucedió en los momentos que siguieron fue algo mágico, un halo de luz inundó su cuarto sin que él se percatase de ello. Estaba hecho. Él había activado el propósito. Inmediatamente después, el propósito salió a buscarlo. Para que esto suceda, los ensambladores del destino empezaron a moverse y manifestarse.

Para que el propósito encuentre al ser, necesita a los ensambladores del destino, los cuales son siete en número y tarea:

  1. Creadores. Se encargan de imaginar y soñar con los encargos que genera el propósito.
  2. Transformadores. Se encargan de buscar los elementos necesarios para que ese propósito suceda.
  3. Constructores. Se encargan de construir la realidad para que el propósito camine hacia su destino.
  4. Recicladores.  Se encargan de reciclar y de reutilizar (de ser el caso), todo lo que la construcción dejó a su paso, incluso las emociones.
  5. Sanadores. Se encargan de hacer un recuento de toda la experiencia hasta el momento, tratando de sanar y de recuperar todo lo que no está resuelto y encontrar el equilibrio.
  6. Protectores. Una vez encontrado el sendero, se encargan de protegerlo para no perderlo y llegar al destino.
  7. Comunicadores.  Se encargan de hacerle saber al ser, que el propósito llegó para disfrutarlo.

Hoy nosotros seremos los ensambladores del destino, formaremos grupos y representaremos a cada uno de ellos en su labor para lograr que el ser consiga su propósito. 

¡Bienvenidos a esta aventura!

 

NOTA EDITORIAL: Si desean comunicarse con Ivette Carrión pueden hacerlo a través del siguiente correo:

 

ivettecarrion44@gmail.com

 

13/11/2020

 

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo