LOS 13 CONSEJOS DE BUDA PARA TIEMPOS DIFÍCILES

Mente

 

  1. Las cosas son lo que son. Nuestra resistencia a ver las cosas como son es la principal causa de nuestro sufrimiento. Si no puedes hacer nada, relájate. No luches contra la corriente, acéptala. De lo contrario serás consumido por el sufrimiento.
  2. Si crees que tienes un problema, tienes un problema. Todo lo vemos desde una perspectiva en particular. En un determinado momento las cosas parecen difíciles y en otros no. Cuando tengas una dificultad, escoge entenderla como un reto, una oportunidad de aprendizaje. Si lo ves como un problema, esta dificultad será sin duda un problema.
  3. El cambio comienza en ti mismo. El mundo exterior es un reflejo del mundo interior. Tenemos la costumbre de pensar que todo estará bien cuando las circunstancias cambian. La verdad, sin embargo, es que las circunstancias cambiarán solo cuando se produce el cambio dentro de nosotros.
  4. No hay mayor aprendizaje que equivocarse. El fracaso no existe. Todas las personas exitosas han fracasado varias veces. Disfruta de tus fracasos como una gran experiencia de aprendizaje. Si lo haces, la próxima vez estarás más cerca del éxito. El fracaso es siempre una lección.
  5. Si algo no sucede como estaba previsto, significa que lo mejor está por llegar. Todo sucede a la perfección, incluso cuando las cosas van mal. A menudo, cuando miramos hacia atrás, nos damos cuenta de que lo que consideramos malo, de hecho, fue lo mejor que pudo haber pasado. Sin embargo, cuando funciona, sin duda estamos alineados con nuestro propósito de vida. El Universo siempre labora a nuestro favor.
  6. Aprecia el presente. Solo tenemos el momento presente.  No lo dejes ir, perdiendo el tiempo con el pasado. Aprecia el presente, ya que es lo único importante. Es a partir de él que se crea la vida futura.
  7. Deja de lado el deseo. La mayoría vive guiada por los deseos. Esto es extremadamente peligroso, ya que un deseo no satisfecho se convierte en una gran frustración. La frustración desencadena una fuerte energía negativa y se retrae su crecimiento. Trata de entender que todo lo que necesitas vendrá a ti para cultivar la felicidad incondicional.
  8. Comprende tus miedos y sé agradecido. El miedo es lo contrario del amor, y es otra cosa que dificulta tu desarrollo.  Sin embargo, es importante, ya que proporciona una gran oportunidad para el aprendizaje. Cuando se vence el miedo, uno se vuelve más fuerte y confiado. Superarlos requiere práctica, pero hay que tener presente que los miedos son solo una ilusión y, sobre todo, son opcionales.
  9. Experimenta alegría. Hay personas que disfrutan de todo lo que les sucede y saben reírse incluso de sí mismos en la peor situación. Ellos son personas que ven el crecimiento en todo.  Aprendieron que es importante centrarse en la alegría, no en las dificultades. El resultado es que atraen situaciones mucho más felices que tristes.
  10. Nunca te compares con los demás. Cada uno está aquí con una misión propia y ninguno es más importante que otro.  Sin embargo, si no puedes evitar comparaciones, compárate con los que tienen menos que tú. Esta es una gran estrategia para darse cuenta de que siempre has tenido mucho más de lo que necesitas para ser feliz.
  11. No eres una víctima. Eres el creador de tu experiencia.  Atraes todo lo que te sucede, y cada cosa es necesaria para tu aprendizaje. Cuando pase algo desagradable, agradece y pregúntate: ¿por qué he atraído esto a mi vida? ¿Qué necesito aprender de esta experiencia?
  12. Todo cambia.  Todo en esta vida es dinámico, todo cambia en un segundo. Así que no vivas lamentándote. Si no sabes qué hacer, no hagas nada. El universo no para de cambiar, crecer y expandirse, así que espera, porque todo pasará.
  13. Todo es posible. Los milagros ocurren todos los días, y nosotros somos responsables de que ocurran. Confía y cree en eso. En la medida en que consigas un cambio de conciencia, encontrarás en ti el poder de realizar milagros.

 

23/11/2020

 

 

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo