LOS ESPOLONES ÓSEOS ORIGEN Y TRATAMIENTOS

Cuerpo

 

 

¿Qué son los espolones óseos?

Los espolones son protuberancias óseas que se manifiestan en los bordes de nuestros huesos. También se les conoce como osteofitos, los cuales son una forma de carnosidades óseas.

 

Los espolones óseos pueden manifestarse en cualquier hueso del cuerpo humano, aunque se les descubre con mayor frecuencia sobre las coyunturas entre dos huesos. Otra forma en la se manifiestan es por medio de ligamentos y músculos que se adhieren a los huesos.

 

 

¿Dónde encontramos espolones óseos?

Los lugares comunes donde podemos encontrarlos son los talones, la espalda y el cuello.

 

También se suelen detectar espolones en las rodillas, aunque puede confundirse con molestias de los meniscos. Las caderas son otro lugar donde podemos encontrar espolones conforme nos vamos haciendo mayores. El uso constante de los dedos para tipear o escribir a mano también puede provocar la aparición de espolones en los huesos de los dedos.

 

Finalmente, cargar exceso de peso en un gimnasio puede generar estas protuberancias óseas en la espalda, el cuello y los hombros.

 

 

¿Cómo se producen?

Suelen producirse debido a un nivel excesivo de tensión y presión. Cuando una zona ósea específica siente una fuerte presión de peso, lo que hace es formar otro hueso pequeño (espolones, en este caso) para aligerar los niveles de presión. Esta es una reacción natural del cuerpo humano. En pocas palabras, los huesos del cuerpo intentan reforzar el área debilitada al formar una nueva estructura ósea.

 

La artritis es otra de las causas conocidas de los espolones. La artritis es una enfermedad degenerativa en los huesos que puede causar malestares de espolones óseos y aumentar el dolor en la persona.

 

La falta de flexibilidad de un tendón también puede generar la aparición de espolones óseos.

 

 

¿Cómo puedo darme cuenta si tengo espolones óseos en algún hueso?

El primer síntoma es, por supuesto, una dolencia aguda en un hueso determinado del cuerpo.

 

En el caso de las rodillas, uno de los síntomas puede ser la falta de flexibilidad e incapacidad para doblarlas. Sin embargo, esto puede confundirse con los dolores que producen un problema de meniscos. Por ello, es siempre recomendable NO ANTICIPARSE A NINGÚN DIAGNÓSTICO Y ACUDIR A UN ESPECIALISTA MÉDICO.

 

Si sospechan que sus huesos de la espalda, el cuello y los hombros padecen de espolones óseos, pongan atención si sienten adormecimiento en dichas zonas. Los dolores en los brazos también suelen ser un indicativo de espolones en los hombros.

 

Es importante no confundir un dolor muscular causado por el ejercicio con la aparición de protuberancias óseas.

 

Las caderas, por su parte, se vuelven más tensas y duras ante la aparición de espolones. Si ustedes tienen dificultades para mover las caderas, existe la probabilidad de que se hayan formado espolones en esa zona, mas esto no siempre es así, por eso repetimos, es importante acudir a un diagnóstico médico para asegurarse.

 

En el caso de los dedos se pueden observar protuberancias bajo la piel. Esto también es común en la espalda.

 

 

¿Cuál es el tratamiento en caso de sufrir de espolones óseos?

El tratamiento puede variar de acuerdo a los huesos del cuerpo que estén afectados por los espolones. Generalmente se suelen recomendar antiinflamatorios, pastillas para reducir el dolor y descanso médico.

 

También es usual que el médico recomiende alternar distintas temperaturas a las zonas óseas dañadas. En el caso de los dedos, por ejemplo, se introduce el dedo con la zona afectada en un vaso con agua caliente e inmediatamente en uno con agua helada. Este proceso tiene un cierto número de repeticiones que son asignadas por el médico especialista.

 

Si los dolores persisten, el tratamiento más severo involucra una operación sencilla donde se remueve el hueso extra de la zona ósea afectada.

 

Es importante mencionar que la mayoría de personas no requieren de ninguna operación quirúrgica pues alcanzan resultados óptimos por los métodos anteriormente mencionados.

 

 

 

EL PORTAL BIEN DE SALUD LES RECOMIENDA…

Prevenir cualquier tipo de exceso de peso al momento de realizar ejercicios. También es importante prestar atención a los dolores y ritmos de nuestro cuerpo. Además, recordemos que el descanso es tan importante para nuestra mente como para nuestros huesos y músculos.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo