NO ESTAR DE ACUERDO NI EN DESACUERDO CON NADIE NI CON NADA

Mente

Vivimos sumidos en sistemas de creencias basados en la dinámica de la conformidad/disconformidad: estamos de acuerdo con unas cosas y en desacuerdo con otras. De modo que existe siempre esta segmentación. Pero es una partición falaz, porque la vida es una y, en su seno y fluir, todo ostenta un hondo significado.

 

¿Por qué estamos abducidos por esa dinámica? Por nuestra identificación con el pequeño yo: el componente perecedero y efímero de nuestra existencia en el plano humano; el yo físico, emocional y mental y la personalidad a él asociada. Él es quien, teniendo fecha de caducidad y una muy limitada capacidad para entender y comprender la vida, ha instaurado en nosotros el hábito de dirigir nuestros pensamientos, emociones, palabras y acciones a favor de aquello con lo que está de acuerdo; y en contra de aquello con lo que está en desacuerdo.

 

Pero tú eres mucho más que el pequeño yo, tu apariencia efímera y pasajera. Tu verdadero ser es tu esencia imperecedera, con el nombre que quieras darle (Espíritu, Luz, Consciencia, Energía…). Y desde ahí, desde la perspectiva genuina que ofrece tu autentica naturaleza, la Vida es una y no puede ser dividida: la unicidad se manifiesta en la diversidad; y la diversidad se integra radicalmente en la unicidad.

 

Tomado del Blog de Emilio Carrillo*

 

*Emilio Carrillo es economista español, ex-vicealcalde de Sevilla y fue profesor en la Universidad de Sevilla. Desempeña un puesto en la Organización Internacional del Trabajo. Su último libro, titulado 'Consciencia', invita a «hacernos conscientes de diversos aspectos fundamentales que afectan directamente a nuestras vidas, y nos sugiere el camino para llegar a vivir en consciencia», porque de esta manera «Aprendemos a honrar nuestros dones y talentos, a contribuir a que nuestros hijos saquen lo mejor de sí mismos o a afrontar la denominada 'enfermedad' y la denominada 'muerte'»

 

 

27/01/2021

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo