NUEVA EDUCACIÓN PARA UNA NUEVA GENERACIÓN

Mente

 

 

Hemos visto con agrado que los niños de hoy llegan con nuevos conceptos para un futuro mejor. Pero, ¿debemos educarlos de la misma manera que hicieron con nosotros? ¿Deben tener las mismas expectativas que cuando nos sentábamos en un salón de clases? La respuesta es no.

 

Los niños de esta generación necesitan una educación diferente de la clásica y tradicional que los limita a estar sentados más de 6 horas en un pupitre y frente a una pizarra para memorizar cosas que solo recordarán hasta el momento del examen.

 

Por suerte, muchos especialistas ya cuentan con novedosos métodos para una pedagogía más humana e integral, que busca al máximo la participación del alumno como parte importante, no como un objeto al que se le deben medir sus cualidades solo a través de los exámenes.

 

Por ello ha sido publicado el libro intitulado Pedagogía 3000, una obra que reúne métodos educativos alternativos, tales como los de Pestalozzi, Montessori, Rudolf Steiner (Método Waldorf), las enseñanzas de Célestin Freinet, el método Kilpatrick (basado en las teorías de John Dewey), la enseñanza avanzada de Vigostky, el modelo educativo Etievan, de Nathalie de Salzman (basado en las ideas de George Ivanovich Gurdjieff), la educación Bio-céntrica de Rolando Toro, la sugestopedia, el superaprendizaje, la filosofía de Pierre Weil y Unipaz, y las teorías de inteligencias múltiples (de Thomas Armstrong y Howard Gardner). Este libro busca dar un porqué a los cambios de enseñanza, teniendo como objetivos:

 

1. Dar a conocer las extraordinarias características que presentan los niños de hoy en día, las mismas que nos revelan a pequeños seres de una naturaleza excepcional y sus pautas de aprendizaje espectaculares.

 

2. Por otro lado, propone modelos prácticos y válidos para llevar a cabo una educación integral, eficaz, humana e intra-intercultural de todos los niños y jóvenes del nuevo milenio, tanto en el ámbito escolar como familiar, reduciendo la brecha que muchas veces observamos entre la capacidad de enseñar de la comunidad educativa y la capacidad de aprendizaje, y los talentos de los niños y jóvenes de hoy. Esta publicación contribuye así a la realización de los niños como seres humanos y como protagonistas de la nueva sociedad, desarrollando en ellos todo su potencial, con la ayuda de sus padres, tutores y de ellos mismos.

 

Para conocer un poco más del tema, conversamos con los hermanos Jara Cueva, quienes tienen a cargo la dirección de la escuela Montessori Steiner, institución ubicada en Lima Norte, que imparte una metodología alternativa que ya les ha dado maravillosos y gratos resultados.

 

"La nueva educación se basa en los avances de la Neurociencia, la Educación Holística, las Herramientas Biointeligentes, el Desarrollo Biointegral y el Desarrollo del Ser, sin duda de gran importancia para las competencias de la educación", refiere Eliana Jara, la cual también imparte clases en el referido colegio por más de 17 años utilizando el método Montessori.

 

Por su parte, Carlos Jara, nos dice que los niños de hoy vienen con un talento especial, que no pueden ser tratados bajo la pedagogía con la que fuimos instruidos nosotros los padres, sino que debemos adaptarnos a las exigencias y a los nuevos retos que hoy se nos imponen. Carlos manifiesta que el profesor Douglas Pundsack fue uno de los grandes pioneros en el país al traernos un concepto de educación más humano denominado Waldorf; pero en su plantel acoge las enseñanzas de María Montessori, quien basó sus ideas en el respeto hacia el niño y su capacidad de aprender partiendo por no moldear a los niños como reproducciones de los padres y profesores. Teniendo como estandarte que todos los niños son la esperanza de la humanidad.

 

Y es que el objetivo de este método y de otros que encontrarán en este libro, avalan la tarea de lograr niños capaces de pensar en forma creativa, innovadora y emprendedora; de laborar en equipo y en forma individual, analizando las situaciones y adaptándose a los cambios, permitiéndoles enfrentar cualquier situación emocional, familiar y educativa que su medio les exija.

 

Por ello, Pedagogía 3000 se basa en una observación directa de más de cinco años de investigación en nueve países de América Latina y provee una amplia serie de soluciones y herramientas prácticas, fáciles de implementar tanto en el aula escolar como en la casa. De lectura obligada para todas aquellas personas que buscan una nueva perspectiva de educación.

 

"Hoy nacen niños con perfiles psico-emocionales ya modificados. Ellos requieren de nuevos paradigmas”

 

CUADRO COMPARATIVO ENTRE CASOS DE HIPERACTIVIDAD REAL Y CARACTERÍSTICAS NORMALES EN NIÑAS O NIÑOS DE HOY

 

 

 

Recomendaciones de profesionales

Todos necesitamos un trato especial basado en el amor, dar y recibir amor de los demás, así como amarse y honrarse a sí mismo. La siguiente lista proporciona algunos parámetros para convivir armoniosamente con sus hijos. Mostrémosles reconocimiento constantemente de manera afectiva, con brazos y apreciación verbal o miradas afectuosas (tanto por parte de los padres como de los maestros). Dejemos que hagan por sí mismos (aunque requiera más tiempo, por ejemplo vestirse…) Dejemos que exploren solos (obviamente dentro de los parámetros de seguridad necesarios). En general son excelentes autodidactas. Como los niños y niñas de hoy tienen tendencias a la autorrealización y son autodidactas, conviene que les demos la oportunidad de que hagan las cosas por sí mismos desde temprana edad. Evitemos tanto los castigos como las recompensas. Nunca recurramos a los castigos físicos ni a los gritos. Exijamos a la escuela de nuestros hijos que no se utilicen castigos físicos y/o emocionales (además es ilegal).

 

Los castigos y humillaciones pueden desencadenar graves bloqueos de aprendizaje, traumas emocionales, pérdida de autoestima, síndrome de descalificación parental, trastorno de ansiedad generalizada, depresión infantil e intento de suicidio en jóvenes. Dejemos que vean por ellos mismos las consecuencias naturales de sus actos (nuevamente dentro de los parámetros de seguridad necesarios). Hay que entender que el castigo simplemente no funciona con ellos y ellas. Busquemos alternativas, sin dejar de ser firmes respecto a las reglas tanto del jardín infantil y de la escuela como del hogar, pero sin gritos y con naturalidad. Seamos firmes, pero no dominantes ni autoritarios. Construyamos con ellos una relación de amigos y acompañantes en el camino de la vida, no actuando.

 

Darles tareas lúdicas. Incentivar la actividad física y permitir que aprendan con movimientos, especialmente cuando son pequeños. Proveer un contacto diario con la naturaleza. Ofrecerles la posibilidad de escoger, y/o dejar que el mismo niño encuentre su propia solución (y aceptarla).

 

Darles responsabilidades. Explicarles todo, con mucha honestidad. Brindarles siempre cortesía y respeto. De ser así, nosotros recibiremos cortesía y respeto; ellos lo entenderán y lo aprobarán.

 

Proporcionarles ambientes que tengan centros de actividades (por ejemplo el rincón de la pintura, donde puedan pintar libremente y sin temor de ensuciarse), donde puedan tocar, armar, dibujar, coleccionar. Es decir, crear espacios que ayuden al orden (interior y exterior) y a la autodisciplina. La cuestión está en el ambiente, en el abordaje de las relaciones y en nosotros mismos, los adultos. Recordar que el cambio siempre comienza con uno mismo.

 

¿En qué consiste el método Montessori?

Según María Montessori, los niños absorben como “esponjas” todasc las informaciones que reciben y que necesitan para su actuación en la vida diaria. El niño aprende a hablar, escribir y leer de la misma manera que aprende a gatear, caminar o correr; es decir, de forma espontánea. La Dra. Montessori no estaba de acuerdo con las técnicas rígidas y, frecuentemente, crueles que se utilizaban en Europa. Basó sus ideas en el respeto hacia el niño y hacia su capacidad de aprender partiendo por no moldear a los niños como reproducciones de los padres y profesores. Concibió a los niños como la esperanza de la humanidad, dándoles la oportunidad de aprender y utilizar la libertad a partir de los primeros años de desarrollo, en donde el niño llegaría a adulto con la capacidad de hacer frente a los problemas del diario vivir, incluyendo los más grandes de todos, la guerra y la paz. Los niños más grandes ayudan a los pequeños, los cuales a su vez retroalimentan a los mayores con conceptos ya olvidados.

 

CUADRO COMPARATIVO ENTRE LOS LÍMITES DEL SIGLO PASADO Y LOS DEL SIGLO XXI

 

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo