POR QUÉ ES NECESARIO EQUILIBRAR LOS CHAKRAS

Mente

 

 

Para poder entender qué son los Chakras y para qué sirven, primero debemos saber que somos seres que estamos conformados por varios cuerpos, como lo son el cuerpo físico, el cuerpo etérico, el cuerpo emocional, el cuerpo mental y el cuerpo espiritual; es decir, que no solo somos un cuerpo físico, sino que también somos un cuerpo energético.

 

Al ser también energía, debemos procurar que esa energía que somos, esté sintonizada con el universo, el cual a su vez, es un gigantesco campo energético que se mueve en perfecto equilibrio y armonía. Para que se dé esa sintonización energética de nuestro propio campo energético dentro el universo, debemos producir una vibración de alta frecuencia, lo cual permitirá una correcta circulación del flujo de energía, que traerá vitalidad, bienestar, armonía, salud y equilibrio en todos los cuerpos energéticos que tenemos, y que posteriormente se reflejarán en nuestro cuerpo físico; es decir, manifestando un equilibrio perfecto.

 

Para poder conseguir ese correcto flujo de energía que nos traerá equilibrio, debemos activar nuestra energía vital, y elevar su frecuencia. Una de las formas de hacerlo, es activando lo que se conoce como Chakras.

 

Los Chakras, son centros o esferas de energía situadas en nuestro cuerpo energético, que dan entrada y salida a la energía que fluye en el cuerpo, por lo que deben estar todos abiertos y funcionando armónicamente, para que ese flujo circule. Se conocen muchos, aunque los más populares y por decirlo, importantes, son los 7 chakras mayores, que se encuentran situados a lo largo de la columna vertebral hasta la cabeza, cada uno en un lugar específico.

Los nombres en sánscrito de esos 7 Chakras mayores son los siguientes:

 

Chakra 1: Muladhara (Chakra raíz), el cual se encuentra en la base de la columna, y permite el flujo de la energía de la estabilidad psíquica, la vitalidad y la supervivencia. Representado por el color rojo.

Chakra 2: Swadisthana (Chakra sacral), el cual se encuentra por debajo del ombligo, y permite el flujo de la energía mental, emocional, sexual, de placer, de creatividad y de la parte sociable del ser humano. Representado por el color naranja

Chakra 3: Manipura (Chakra del plexo solar), el cual se encuentra ubicado sobre el estómago encima del ombligo, y permite el flujo de la energía intelectual, la voluntad, la autodisciplina, autoestima y motivación. Representado por el color amarillo.

Chakra 4: Anahata (Chakra del corazón), el cual se encuentra ubicado a nivel del corazón, y es el que permite el flujo de la energía del amor, el perdón, la compasión y la aceptación de uno mismo. Representado por el color verde.

Chakra 5: Vishuddha (Chakra de la garganta), el cual se encuentra ubicado a la altura de la garganta, y es el que permite el flujo de la energía de la sabiduría, la creatividad, la comunicación, la estética, la planificación y la organización. Representado por el color azul.

Chakra 6: Agña-akhia (Chakra del tercer ojo), el cual se encuentra ubicado a la altura del entrecejo, y es el que permite el flujo de la energía de la intuición, autorrealización y del desarrollo de las actividades físicas. Representado por el color índigo.

Chakra 7: Sahasrara (Chakra corona), el cual se encuentra ubicado en la coronilla de la cabeza, y es el que permite el flujo de la energía de la conexión espiritual, conectando la parte física con la parte emocional, mental y espiritual. Representado por el color morado o blanco.

 

Dado que la vida es muy cambiante, y en el transitar de la misma podemos sufrir altibajos y emociones negativas, es posible que estos círculos de energía se bloqueen en algún momento, provocando un desequilibrio energético cuando la energía no fluye correctamente; lo que puede ocasionar una desarmonía e incluso producir enfermedades en el cuerpo físico.

 

Es por eso, que vemos la importancia de mantener los Chakras abiertos y equilibrados, para poder vibrar en armonía, con emociones positivas, con claridad mental, rodeados de salud, bienestar, prosperidad, amor, y con una visión más amplia de la conciencia.

 

Su apertura y equilibrio se puede lograr a través de distintas técnicas, como la meditación, el yoga, las visualizaciones, los decretos, o incluso hasta dibujando mandalas, entre otras. Sin embargo, independientemente de la técnica a la que se recurra para activarlos, lo importante, es enfocar la atención y la intención en el propósito de equilibrarlos, siempre con el objetivo claro del bienestar y el amor universal, no el individual, ya que se puede caer en las garras del ego.

 

Cuando adquirimos una plena conciencia de la creación y del sentido de la existencia, y obramos en amor y armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno, nuestros cuerpos energéticos empezarán a vibrar naturalmente en una frecuencia más elevada y por ende, los chakras irán en la misma resonancia abriendo sus canales, y fluyendo armónicamente. 

 

 

 

Fuentes de información:

energiaparaelequilibrio.com

beaire.com

 

20/01/2021

 

 

 

Califícalo

/ 3
Compártelo

Compártelo