PRINCIPIOS DIVINOS

Mente

 

 

Una misión de tu propia misión es servir para vivir tu auténtica verdad.

 

La creación está en ti

Eres el creador y lo creado. Eres quien llama y eres el llamado, el que ama y lo amado. El Eco de la creación resuena tanto en ti como en el universo.

 

La paz vibra en ti

No hay batallas que librar, ofensas que perdonar, ni vencedores ni vencidos. El sentido de lo opuesto se integra sabiamente. Aquello que rechaza tu mente es ahora lo que acepta tu corazón.

 

Renuncia a las metas para el propósito divino

Al final de una meta buscas ser recompensado. Ganar es un aspecto del ego. Crecer en espíritu es ser la esencia que no persigue fines, ni busca caminos, ni recorre distancias, ni experimenta tiempos.

 

Cree

La fuerza que mueve cada átomo de tu cuerpo está basada en la fe y en la elección. Eres el resultado de lo que crees. Por encima de lo que eres y del resultado creado. Siempre tienes el poder de volver a elegir.

 

La Conciencia Crística

Está más allá de la luz y la oscuridad, del bien y del mal, del placer y del dolor, de lo simple y lo complejo, de la vida y la muerte. El sentido de la Conciencia Crística va de la dualidad a la unidad. Si vibras en ella, te conducirá hacía donde quieras ir.

 

La sabiduría afecta la razón

Todo lo que sucede viene de tu ser divino y pase lo que pase tiene un propósito. Tu ser es íntegro, no excluye nada ni cambia quien eres. Lees en las estrellas como en los granos de arena lo que está en el cielo de los justos.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo