RAMANA MAHARSHI, UNO DE LOS GRANDES MAESTROS

Mente

 

 

Ramana Maharshi fue un Muni (sabio que impartía la enseñanza del silencio), perteneciente al Sanatana Dharma, la Sabiduría Perenne, llamada hinduismo.

 

Es considerado como uno de los más grandes sabios del hinduismo del siglo XX junto a Paramahamsa Yogananda y Sri Aurobindo. Su pensamiento se inscribe dentro de la corriente Vedanta advaita, o Vedanta no dual.

 

Ramana Maharshi, el gran sabio bondadoso, nació en Tiruchuzhi, una aldea cercana a Madurai, en el sur de la India. Cuando nació se le llamó Venkataraman. A consecuencia de la muerte de su padre, cuando él tenía doce años, se fue a vivir con su tío, a Madurai, donde asistió brevemente al instituto American Mission (Misión estadounidense). A los dieciséis años, oyó mencionar de Arunachala, y aunque él no sabía el significado de la palabra (es el nombre de una colina sagrada asociada a la divinidad hindú Shiva), se dice que escuchar el nombre de la colina causó un gran impacto en él. Por aquel entonces consiguió un ejemplar del Periyapuranam de Sekkilar, un libro que describe las vidas de los santos shaivitas (adoradores del dios Shiva). Fue la única obra religiosa que Ramana confiesa haber leído hasta ese momento y que despertó en él cierta curiosidad por el fenómeno religioso que desconocía en absoluto.

 

A los 17 años, súbitamente fue abordado por el sentimiento de que iba a morir. Se tumbó en el suelo, convencido de su muerte, retuvo la respiración y se dijo: «Mi cuerpo está muerto, pero yo aún vivo». En este estado supra consciente, pudo experimentar que él no era el cuerpo, sino el Ser. Maharshi alcanzó un espontáneo Atma Jñana o conocimiento del Ser o Sahaja Samadhi, una completa y sostenida absorción en el Atman, el Sí mismo. Algunos autores dicen que el Samadhi lo alcanzó tras severas penitencias, pero Ramana negó siempre este extremo: "No tuve período preparatorio o purgativo de ningún tipo... no tenía idea lo que era la meditación... el Ser no se realiza por la acción de nadie, sino precisamente cuando contenemos nuestro deseo de actuar, nos quedamos quietos y silenciosos y somos lo que realmente somos", refirió.

 

Sus enseñanzas

Ramana enseñó un método llamado "Atma vichara" autoindagación o investigación del atma (Ser), en el que el buscador focaliza su atención continuamente en el "pensamiento yo" (la base de la actividad mental), con el fin de encontrar su origen. Al principio, esto requiere esfuerzo, pero finalmente algo más profundo que el ego surge, y la mente se disuelve en el AtmanBrahman, el Absoluto.

 

Sri Ramana Maharshi es reconocido como un maestro hindú de la corriente de pensamiento védico advaita vedanta, y tuvo muchos seguidores en la India y en el exterior. El pensamiento de Ramana se basa en la visión directa del «ser verdadero», Atman, el sí mismo, en el que cada ser humano es la realidad última y suprema, el propio Brahman. Lo que impediría al ser humano darse cuenta de esto es el ahankara (el sentido del «yo») o la convicción de que uno realmente es solo el cuerpo y la mente, y por extensión, "yo" soy un individuo separado del mundo, y creo la imagen de un Dios para asumir el doloroso desdoblamiento del Ser en el mundo y el yo. Por tanto, este ego-mente debe ser destruido para develar la verdad; ello equivale a salir del perverso triángulo ego/mundo/Dios y experimentar la realidad o el Brahman Nirguna, el Absoluto, más allá de las gunas o cualidades de la naturaleza-materia, prakriti. De manera sencilla y natural, nos pide retroceder a la fuente de donde surge todo pensamiento para preguntarnos a nosotros mismos: “¿A quién sobreviene este pensamiento?”. La respuesta debería ser obvia: “A mí"; luego, la pregunta es “¿Y quién soy Yo?”

 

"¿Quién soy yo?"

Esto solo puede ser contestado a través de la vía negativa o el Neti neti (ni esto, ni aquello): Como no soy el cuerpo, no soy la comida que como, no soy el cerebro... De esta manera uno devuelve el "pensamiento yo" a su origen.

 

La fuente es el "hridayam" o centro del yo. Una vez captado este centro debemos concentrar en él nuestra atención recogiendo el continuo flujo del yo, que es la manifestación de Atman, o el mismo Atman; que finalmente es igual a Brahman, el Absoluto.

 

Muchos autores occidentales, incluido el filósofo estadounidense Ken Wilber, han sido influenciados por el pensamiento no dual de Ramana Maharshi.

 

Paul Brunton fue otro autor occidental impresionado por Ramana Maharshi. Escribió sus experiencias en Arunachala en un libro llamado A Search in Secret India (Una búsqueda en la India Oculta). Este fue uno de los primeros libros que llevó a Ramana Maharshi a ser conocido en el mundo occidental. Brunton escribió: «Nunca fracaso al enterarme de la misteriosa atmósfera del lugar. Disfruto de una tranquilidad inefable solo por sentarme un rato en las cercanías de Maharshi».

 

Varios eminentes profesores de filosofía de la Universidad Complutense de Madrid han sido muy influenciados e inspirados por el pensamiento de Ramana Maharshi y el Vedanta advaita, especial-mente el profesor Ernesto Ballesteros Arranz, también Roberto Pla, Consuelo Martín, Mónica Cavallé, etc.

 

Bibliografía

La cantidad de libros escritos por este gran maestro es extensa y muchas de sus obras han sido traducidas a diferentes idiomas. Entre las principales se encuentran:

 

Grandes poemas devoc Tonales (bhakta)

· Sri Arunachala Atchra-mana-malai (Guirnalda de letras para Sri Arunachala)

· Sri arunachala Nava-mani-malai (Collar de gemas para Sri Arunachala)

· Sri Arunachala Pathigam (Once estrofas a Arunachala)

· Sri Arunachala Ashtakam (Ocho estrofas a Aunachala)

· Poemas filosóficos (Jñana)

· Ulladu Narpadu (Conocimiento del Ser)

· Anubandham (Suplemento del anterior)

· Ekatmapanchakam (Cinco estrofas sobre el Atman)

 

 

Poemas menores: El canto de "popadum".

· El conocimiento de Atman.

· A propósito de su aniversario.

· Reproches al estómago.

· Excusas a las avispas.

· Respuestas a su madre.

· Por la curación de su madre.

· Arunachala Ramana.

· El Ser en el interior del corazón.

· Soñar despierto.

· Nueve estrofas sueltas.

 

Realizó varias traducciones de los clásicos siendo muy destacadas las de las obras de Shankara como el Vivekachudamani, el Drig Drisya Viveka, Dakshinamurti Stotra, Atma Bodha, etc. En español podemos leer la excelente introducción a Ramana en: "Las Enseñanzas de Ramana Maharshi" y "Día a día con Bhagavan".

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo