SANACIÓN EMOCIONAL CONTENTAMIENTO O SATISFACCIÓN

Mente

 

 

 

Por Diego Gesualdi (*)

Instructor de Salud y Bienestar

Graduado en el Centro Chopra como educador Védico en Meditación, Yoga y Ayurveda

ARGENTINA

 

Debbie Wacks (**)

Escritora, editora, y canalizadora en Reiki

ESTADOS UNIDOS

 

 

 

En todas las tradiciones del mundo, celebramos el final de cada año y el comienzo de uno nuevo: desde la observación judía de Rosh Hashaná hasta la víspera del Año Nuevo secular, o desde el Festival Lunar para el Año Nuevo Chino hasta el feriado del Nowruz en Persia; sin lugar a dudas, estas fiestas son un punto culminante del año, son un momento de renovación y alegría, pero también invocan un espíritu de autoevaluación. Me gustaría entonces comentar en estas líneas, las formas en que nos embrollamos en un «modo de evaluación”, en un modo de análisis de nuestro desempeño durante el año que ha pasado. Esta forma de evaluación ha sido creada por nuestro apego a las métricas del calendario. Estas métricas generalmente nos ayudan a hacer nuestras vidas más fáciles y organizadas, pero nuestro apego a ellas puede provocar emociones contradictorias y elevar nuestro nivel de ansiedad. Incluso bromeamos sarcásticamente sobre cómo sobrevivir estas temporadas de celebraciones de fin de año.

 

Pero la verdad es que la mayoría de nosotros, en un nuevo año, nos sumergimos en sentimientos encontrados relacionados con nuestras percepciones del «éxito» y el paso del tiempo. Si bien nada será particularmente diferente de una temporada a la otra, terminamos evaluándonos críticamente en estos momentos: nos preguntamos si hemos hecho todo correctamente, si hemos prosperado durante el año pasado, si hemos sido lo suficientemente buenos. En mi manera de ver, hay dos fuerzas que juegan detrás de estas indagaciones: la fuerza de Ahankara, o nuestro ego, y la fuerza de Atman, o nuestra presencia interior, más comúnmente conocida como el alma.

 

La fuerza del ego dice: «Quiero ser mejor… que tú, que eso, que ellos, que cualquier otra cosa». Estas afirmaciones se basan en la comparación y por lo tanto inevitablemente generan decepción. De esta manera, nunca podemos estar completamente satisfechos, sin importar cuán exitosos seamos.

 

Al mismo tiempo, la fuerza de Atman, o el alma, susurra: «Quiero ser mejor»… solo eso. Diferencia sutil, pero que es muy significativa. Dentro de todos nosotros, es intrínseco ser y hacer lo mejor. Mejores padres, mejores hijos, mejores hijas, mejores hermanos, mejores amantes, mejores amigos, mejores trabajadores, mejores seres humanos. Esta es la fuerza de Atman, en la cual, según el Yoga, las semillas de la memoria y el deseo dormitan en reposo sagrado. Pero aquí también sentimos algo de decepción, porque todos tenemos esta necesidad interna de refinarnos y ser mejores y en esa incesante evolución, fallamos una y otra vez. Hay un remedio para este dilema, y se llama «Santosha», el segundo de los cinco Niyamas o reglas de comportamiento personal. Santosha significa contentamiento, satisfacción. Alistair Shearer lo describió como: «La ecuanimidad que ve las cosas como son, sin distorsiones por expectativas, necesidad o temor». Cultivar Santosha traerá entonces un gran énfasis hacia la ecuanimidad, una mejor manera de desarrollar la observación en lugar de la evaluación. Porque cuando observamos, nos apartamos de los juicios intelectuales que son, finalmente, una construcción de nuestra mente. El espíritu de satisfacción también refresca la expansión radiante de nuestra alma en su hermoso viaje hacia la luz. El mantra «Ecuanimidad» y la pregunta: ¿Cómo puedo hacer de hoy un día hermoso? nos pueden ayudar a profundizar la conciencia del estado de nuestro ser, observarlo y aportar algo de satisfacción. Te animo a que esta sea una práctica cotidiana. Hazte esta pregunta todos los días ¿Cómo puedo hacer de hoy un día hermoso? y repite el mantra: Ecuanimidad. Ecuanimidad. Ecuanimidad. Estas prácticas centrarán tu corazón.

 

Además, te animo a que repitas regularmente las siguientes afirmaciones:

 

· Abrazo la satisfacción con mi corazón como un estado puro e ilimitado.

 

· Cultivo Santosha dejando ir todas mis expectativas.

 

· Abrazo la alegría cuando enfrento mis miedos y los libero.

 

· Cultivo Santosha aceptando este momento tal como es.

 

· Abrazo la satisfacción como mi fuerza vital.

 

Cada mañana, a medida que nos despertamos, tenemos la oportunidad de elegir entre Santosha o Desencanto. Al igual que con todos los Yamas y Niyamas, la satisfacción debe cultivarse con paciencia, humildad, disciplina y alegría. Acepta este momento tal como es y sueña con un futuro fundado en Santosha.

 

 

Te dejo con un hermoso poema del poeta Rumi:

El amigo es tu ojo, mantenlo puro.

No remuevas el polvo con la escoba de tu lengua.

Retírate de los extraños, no de los amigos.

Un abrigo de piel es para el invierno no para el verano.

Cuando el ego se une a otro ego,

la oscuridad aumenta y el camino se pierde.

Cuando la inteligencia se une con otra inteligencia,

la luz aumenta y el camino se vuelve claro.

Rumi

 

 

(*) Diego Gesualdi es Instructor de Salud y Bienestar graduado en el Centro Chopra (Carisbad, CA) como educador Védico con énfasis en Meditación, Yoga y Ayurveda. Estudió con decentes y sanadores destacados en el campo, como Deepak Chopra, David Simon, DavidJi, Claire Diab. Victoria Nichols, Teresa Long, Vamadeva Shastri, La Dra. Suhas Kshirsaga, y últimamente, con Maryam Naghibi, instructora certificada Junior Inyegar.

En 1983, Diego fue iniciado en Meditación Trascendental por Francisco Casas, director de TM en Buenos Aires, Argentina. Diego ha continuado esta exploración de vida introduciendo la Meditación, el Yoga y el Ayurveda en diversos lugares como Prisiones, Programas de Rehabilitación, Organizaciones de Salud, Centros Comunitarios y Escuelas.

Asimismo, como fundador de “MYA”, Diego ha llevado a miles de novicios a la meditación MYA (Meditativo, Yoga, Ayurveda) fundado en el año 2011 como una organización para difundir estas disciplinas dentro de la comunidad. Hoy produce un boletín mensual de noticias, talleres, clases de yoga, clases de meditación, consultas ayurvédicas, etc., que se ofrecen principalmente en el área de Los Ángeles.

Debido a que Diego, como ex jugador, tiene una conexión de por vida con el Rugby, a menudo personaliza sus enseñanzas para los atletas. Pero Diego está principalmente dedicado a instruir meditación y yoga para todos. Por ejemplo, dirige clases de YogaLoft Yoga Studio en San Fernando Valley, y en Passages Malibu-Ventura (el prestigioso centro de rehabilitación en Oxnard, CA) donde guía a los pacientes a usar la meditación como una forma de contrarrestar sus adicciones autodestructivas.

Todos los años, Diego es invitado a regresar al Centro Chopra como maestro en talleres, como “Viaje a la sanación” y “Seducción del espíritu”. También participa en los seminarios de capacitación de docentes para las certificaciones del Centro Chopra. Además, ha impartido charlas educativas en lugares como: Procter and Gamble, el Correccional del Condado Norte, Cancer Community Center en Redondo Beach, Taft High School, Carlo Inc., Univision TV y varias bibliotecas públicas en el área de Los Ángeles.

Diego empleó sus habilidades como orador bilingüe cuando viajó de regreso a Argentina en 2014, 2015 y 2016 para impartir talleres tanto en Buenos Aires como en Rosario. Mientras estuvo allí, dio conferencias en la Universidad Del Salvador y el Colegio Inglés Horacio Watson, entro otros lugares. Planea hacer de estas incursiones en América del Sur una constante anual.

En el año 2016 fue el orador principal e instructor de yoga en Lima Medita 2016, realizado en el distrito de Miraflores de Lima, Perú, evento en el que participó con Roger Gabriel (Raghavanand) maestro de meditación de renombre internacional.

Por su gran compromiso con el estudio del yoga continúa con seminarios, conferencias y capacitación con maestros senior en las áreas de Los Ángeles y San Diego.

 

Diego siempre busca conectarse con nuevos estudiantes y organizaciones. Pueden contactarse con él a través de:

 

www.myaorg.com diego@myaorg.com

Teléfono 310.729.4631

 

(**)Debbie Wacks pasó sus primeros años en Los Ángeles. Luego se instaló en la ciudad de New York City para lograr su Ph.D. en Historia del Arte y luego se fue a residir a Hong Kong, donde ella transitó por varias universidades. Mientras estuvo en Nueva York, Debbie, escribió y editó el catálogo de exhibición de multi-media: “SMIRK: women, art, and humor” (2001). También publicó un trabajo que incluye muchos hechos y recuerdos de los años 70, Carnival Unruliness, and Performance Art. Concomitantly. Debbie se interiorizó en el life-altering study of Enneagram (un sistema de análisis profundo de tipos de personalidad) y completó su entrenamiento sirviendo como canal de Reiki (dando energía y salud). Actualmente ha terminado su libro: Subversive Humor: The Performance Art of Hannah Wilke, Eleanor Antin, and Adrian Piper, y está preparando su regreso a California.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo