Terapia de Vara Atlante

Mente

 

 

Milagros Vinces Waltersdorfer

Terapista Holística

 

 

El instrumento consiste en una vara que mide aproximadamente de 25 a 30 centímetros y que puede estar hecha de cristal, madera o cobre. En cada extremo tiene un cuarzo transparente; uno de ellos con forma de punta, que es el que transmite la energía, y el otro (que va en el lado opuesto) se coloca en la palma de la mano para que conecte con la energía que canaliza el terapista. Casi siempre la parte de cobre o madera está cubierta con cuero. Todos estos materiales son buenos conductores de energía.

 

La Vara Atlante tiene múltiples usos, puede ayudarnos a empoderar un decreto que proyectamos al universo para que se realice, para hacer cromoterapia o para limpiar energías en algún lugar determinado. Pero su uso más difundido es el de la sanación y curación del aura y los chakras.

 

El aura es un escudo energético que se encuentra alrededor de nuestro cuerpo y mide aproximadamente un metro cuadrado en una persona promedio. Es una especie de escudo que proyecta nuestra propia energía y nos aísla y protege del exterior brindándonos un espacio seguro.

 

El aura brilla en diferentes colores de acuerdo a nuestro avance espiritual y también según el estado emocional que estamos viviendo en un momento determinado.

 

Los chakras son centros energéticos de nuestro cuerpo. Tenemos muchísimos centros de energía, pero los principales son siete:

 

1. Chakra Raíz que se ubica en la base de la columna vertebral.

 

2. Chakra del sacro, ubicado debajo del ombligo.

 

3. El Plexo Solar, ubicado en la boca del estómago.

 

4. Chakra del corazón, ubicado en el centro del pecho.

 

5. Chakra de la garganta.

 

6. Chakra del tercer ojo, ubicado un poco más arriba del entrecejo.

 

7. Chakra corona, ubicado en el centro superior de la cabeza.

Cada uno de los órganos y glándulas de nuestro cuerpo están relacionados con un chakra específico, por esta razón, cualquier situación extrema puede afectar la salud del aura y, como consecuencia, de nuestros chakras.

 

Las enfermedades en el aura pueden agruparse en dos grupos:

 

1. Huecos o escapes de energía. En este grupo se encuentran los daños en la salud del aura tales como fugas, fisuras, desgarros o huecos por donde perdemos energía y como consecuencia abrimos la puerta para que entre la enfermedad, la energía nociva, etc.

 

 

2. Implantes de energías nocivas. Son energías que llegan del exterior o que hemos creado nosotros mismos como consecuencia de la complejidad de nuestras emociones y que producen un desequilibrio en nuestros chakras. En este grupo también se encuentran los implantes de energías nocivas como bloqueos energéticos, estancamientos, o energía de baja vibración en la forma de hechicería, almas desencarnadas que aún no han pasado al lugar que les corresponde, parásitos astrales, energías del bajo astral, larvas astrales, contaminación energética, energía nociva psíquica, emocional, cosmotelúrica, electromagnética, corrientes de agua dañinas, etc.

 

En una sesión terapéutica, el sanador pasa la vara por el campo electromagnético del paciente con la finalidad de leer la información por medio de una serie de protocolos en los que se llega a un diagnostico que incluye datos como el nivel de energía según el biometro de Bovis*, características principales de la personalidad del paciente y de la sensación emocional que vive en el momento, colores predominantes del aura, vibración de colores necesarias, estado de los chakras y de la salud del aura. Luego de compartir los resultados con el paciente, el sanador procede a la sanación, alineación y armonización energética.

 

 

En resumen, la Terapia de Vara Atlante es una terapia de naturaleza sanadora donde se utilizan los cristales transparentes como conductores de la curación. Se complementa perfectamente con la Cristaloterapia y el Reiki, terapias que reafirman la sanación y la armonía ya lograda.

 

* En el siglo pasado A. Bovis investigó el nivel vibracional del cuerpo humano en distintas fases y la radiación que emana de la tierra en lugares con alteraciones energéticas, creando así una escala que después fue perfeccionada por el ingeniero A. Simoneton, enfermo de tuberculosis. Éste último consiguió superar su dolencia haciendo un test a todos los alimentos que consumía y solo tomando aquellos que tuviesen una vibración alta. El verdadero artífice de la escala que actualmente conocemos fue el ingeniero Simoneton, que la utilizó para medir el nivel vibratorio de lugares, personas, animales y materia.

 

Para medir el nivel vibracional se creó el Biómetro, que es una escala de 0 a 10000, creando una nueva medida que se denominó unidad Bovis (UB).

 

Después de estudiar a muchas personas, A. Bovis determinó que un cuerpo está sano cuando vibra en el rango de 6500 a 8000 UB; una persona enferma de cáncer vibra entre 4000 y 4500 UB, y una persona próxima a la muerte vibra sobre las 1000 UB.

 

A partir del Biómetro Bovis se diseñó el Biómetro ampliado, que cubre el rango de frecuencias de 10000 a 20000 UB. Con él se cubre el campo de los “niveles vibracionales etéricos” de 11000 y 13500 UB, y el de los “niveles vibracionales espirituales” de 13000 a 19500 UB. La Maison de la Radiesthésie de París ha puesto en el mercado un Biómetro que cubre el rango de 0 a 30000 UB. La mayoría no es consciente del gran legado de Bovis y Simoneton al crear esta escala, que es uno de los grandes logros de la Radiestesia. Resulta muy práctico para poder evaluar cada alteración telúrica y para poder comprender y encajar correctamente cada una de las piezas que conforman el gran entramado energético.

 

Es necesario aclarar que el Biómetro de Bovis no es ningún instrumento, es simplemente un dibujo, una escala milimetrada, y para su utilización es necesario tener una especial sensibilidad radiestésica. La medición se efectúa con un péndulo que termina en punta.

 

 

Si desean saber más sobre Vara Atlante, Cristaloterapia, Reiki, Bioenergética, Registros Akáshicos, y les interesa realizar una sesión de sanación, pueden comunicarse con Milagros Vinces por medio de:

 

www.sacredyouperu.com 

Facebook: Sacred You

Email: milagros@sacredyouperu.com

Celular: 936 018 127

 

 

 

 

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo