10 BENEFICIOS PARA LA SALUD DE CONSUMIR SEMILLAS DE AJONJOLÍ NEGRO

Nutrición
Dr. Oscar Vilca
DR. VEGAN

Dr. Oscar I. Vilca-Romero (Juliaqueño)

Médico Integrativo

CMP 38173

PERÚ

 

1. Tienen propiedades anti-envejecimiento. La medicina china a base de hierbas, recomienda el uso de estas semillas para retrasar, e incluso revertir, los signos comunes de envejecimiento como pérdida auditiva, mala memoria, cabello gris y mala vista. El hierro y las vitaminas B en dichas semillas, ayudan a combatir estos síntomas relacionados con la edad. Asimismo, ayudan a prevenir la formación de pigmentos y arrugas antiestéticos y protegen la piel de los efectos dañinos de los rayos ultravioleta del sol.

 

2. Se recomiendan para la piel sana y los huesos fuertes. El calcio y el zinc contenido en estas semillas, ayudan a mantener los huesos fuertes y a fortalecerlos, aumentando su densidad ósea. Son especialmente recomendadas para hombres mayores y mujeres posmenopáusicas, puesto que son candidatos de alto riesgo para la osteoporosis.

 

Asimismo, al ser ricas en vitamina E, las semillas de sésamo negro también mantienen la piel vibrante y saludable. Masajear la piel suavemente con cremas hidratantes a las que se les ha añadido aceite de sésamo, ha sido útil para promover la piel flexible juvenil. Incluso el aceite de sésamo también se recomienda para el uso en bebés, pues un suave masaje con el aceite, ayuda a los bebés a dormir mejor. Siendo útil también para proteger la piel delicada contra las erupciones cutáneas.

 

3. Son buenas para el corazón. Las semillas son ricas en sesamolina y sesamina, sustancias reconocidas por su capacidad para bajar los niveles de colesterol. También contienen magnesio que ayuda a controlar el aumento de la presión arterial.

 

Las investigaciones muestran que de todas las semillas y nueces comúnmente consumidas en los Estados Unidos, las semillas de sésamo contienen la mayor cantidad de filosteroles (Phylosterols), los cuales bajan los niveles de colesterol. Los filosteroles de las plantas y el colesterol de los animales tienen una estructura química similar. Ambos pasan por el cuerpo a través de los mismos mecanismos -pero el cuerpo sólo no puede absorber tanto. Si usted come alimentos densos en los phylosterols, éstos tienden a absorber una menor cantidad de colesterol. Usted disminuye los niveles de colesterol LDL o "colesterol malo"- y se reduce el riesgo de enfermedades del corazón.

 

4. Protegen contra el cáncer. Los antioxidantes (fibra y lignanos) y fitoquímicos (phylosterols) en las semillas, proporcionan protección contra ciertos tipos de cáncer como el cáncer de colon. Las semillas también contienen sesamina que protege el hígado de los efectos perjudiciales de los radicales libres. Tener un hígado saludable permite al cuerpo desintoxicar y combatir enfermedades como el cáncer.

 

Los Phylosterols ayudan a reducir aún más el riesgo de cáncer mediante el fortalecimiento del sistema inmunológico.

 

5. Promueven la salud digestiva. Las semillas alivian la indigestión y el estreñimiento. Contienen aceites saludables que ayudan a lubricar los intestinos. También proporcionan la fibra dietética necesaria para una digestión saludable.

 

6. Ayudan en la lactancia. Las semillas son una gran ayuda para las madres lactantes, aumentando el suministro de leche materna. El calcio, el zinc, el hierro, el magnesio, el cobre, las vitaminas B, las grasas no saturadas y las proteínas de las semillas son beneficiosos, sobre todo para las mujeres que están lactando.

 

7. Reducen la ansiedad. El magnesio y el calcio en las semillas de sésamo alivian el estrés. El triptófano y la tiamina en las semillas ayudan en la producción de serotonina, un compuesto presente en el cuerpo humano que ayuda a reducir el dolor, equilibrar estados de ánimo y hacer que el sueño profundo sea posible.

 

8. Ayudan a aliviar el dolor y la inflamación asociada con la artritis reumatoide. Las semillas son ricas en cobre que tiene propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes para contrarrestar las dificultades presentadas por la enfermedad. El mineral también ayuda a la enzima lisil-oxidasa a reticular la elastina y colágeno, sustancias que proporcionan elasticidad, fuerza y ​​estructura a las articulaciones, huesos y vasos sanguíneos.

 

9. Aumentan la salud respiratoria y vascular. El magnesio en las semillas impide el espasmo de la vía aérea en pacientes asmáticos. Reduce la presión arterial, lo que ayuda a proteger contra la enfermedad cardíaca diabética, accidente cerebrovascular y ataque al corazón. Previene el espasmo trigeminal de los vasos sanguíneos que inicia los episodios de migraña. Ayuda a restaurar los patrones de sueño a la normalidad, lo que ayuda a las mujeres menopáusicas a obtener el descanso y el sueño que a menudo los eluden debido a su condición.

 

10. Ayudan a prevenir una variedad de problemas, incluyendo síndrome premenstrual y migraña.

 

Hay muchas maneras de incluir semillas de sésamo negro en tu dieta para que puedas disfrutar de sus beneficios para la salud. Puedes hornearlos rociados encima de panes y disfrutar de su sabor a nuez y su delicado crujido. También puedes espolvorearlos sobre tus cereales o ensaladas o incluso sobre postres como pasteles y helados. Puedes mezclarlos en tus batidos o comerlos con yogur.

 

Cada vez más personas están reconociendo los beneficios nutricionales y de salud que provienen del uso de semillas de sésamo negro. Estas semillas se consideran uno de los alimentos más populares de la salud de hoy, junto con la cúrcuma, miel, ajo, limón y té verde.

 

 

BENEFICIOS ADICIONALES DE LAS SEMILLAS DE SÉSAMO NEGRO:

 

La planta de sésamo es originaria de India y África. Existen distintas variedades de dicha planta, por lo que dependiendo de ello, se obtienen semillas de color blanco, rojo, marrón y negro. Estas aportan importantes propiedades nutricionales y son una fuente natural de minerales, ácidos insaturados y proteínas vegetales. De todas las variedades, las semillas negras son las más ricas en hierro. Dentro de los beneficios adicionales de estas semillas, tenemos:

 

• Aportan más fibras que las blancas y menos cantidad de aceite, por lo que son más agradables al paladar.

• Poseen un alto porcentaje de hierro y calcio y por su riqueza en ácidos insaturados, ayudan a regular el colesterol en la sangre.

• El sésamo negro al ofrecer altas dosis de hierro, es muy importante para las personas con anemia y también durante el embarazo y la lactancia.

· La Medicina Oriental recomienda consumirlas regularmente, puesto que actuarían en la recuperación del color original del cabello de las personas canosas.

• Por su riqueza en calcio, es muy recomendable incorporar a la dieta el sésamo en semillas o como leche, en especial para aquellas personas que no toleran la leche animal. Además, gracias a la presencia de este mineral, ayudan a fortificar la masa ósea y a prevenir la osteoporosis.

• Favorecen la oxigenación del cerebro y a su vez, al fluidificar la sangre. También actúan previniendo la aterosclerosis.

• Mejoran la función intestinal. Para optimizar su valor proteico, es necesario combinarlas con cereales u otras legumbres (soya, por ejemplo) ricas en aminoácidos esenciales.

 

Información Nutricional

El sésamo aporta aproximadamente un 60% de los denominados "aceites puros", es decir, los ácidos mono-insaturados y poliinsaturados. Además, contiene un 22% de proteínas vegetales y entre un 5 y 8 % de sales minerales, entre las que se destaca la presencia de hierro y de calcio (el valor más alto que se pueda encontrar en la naturaleza -alrededor de 780 milígramos cada cien gramos- y de excelente absorción para el organismo), además de contener fósforo, magnesio, sodio, potasio y zinc.

 

Esta semilla oleaginosa también contiene vitaminas del grupo B (B1, B2, B3) y E (por lo que es un poderoso antioxidante). Asimismo contiene lecitina, carbohidratos, fibras y dos sustancias llamadas "sesamol" y "sesamolina", que lo protegen de añejarse con facilidad.

 

Cómo Consumirlas

Estas oleaginosas pueden emplearse como condimento de pastas o bien, ser espolvoreadas sobre ensaladas de verduras y frutas, a excepción de los cítricos. Del mismo modo, pueden añadirse enteras al pan o a las galletas.

 

Molidas y crudas. Lo más conveniente es consumir las semillas de sésamo crudas y molidas o levemente tostadas, ya que las temperaturas muy altas pueden alterar la calidad de las grasas. Además, el molido optimiza su absorción y asimilación

 

Cómo se Conservan

Una vez trituradas, las semillas de sésamo pueden conservarse hasta dos o tres días, puesto que son de rápida oxidación

 

¿Cuánto sésamo se debe consumir al día?

Se aconseja consumir dos cucharadas de semillas de sésamo por día.

 

Dr. Vegan

Correo: oscarvilca@hotmail.com

Celular: +51-951 683 337

 

11/11/2020

 


Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo