CÓMO EVITAR EL ABUSO DE LA COMIDA

Nutrición

 

 

El abuso de la comida tiene mucho que ver con el ego porque a él le gusta vivir en un constante estado de desear más. Siempre busca llenarse con algo y quiere identificarse con cosas. Pero sobre todo es ese deseo de querer siempre más el que es inherente al ego.

 

A veces, ese deseo se transmite al cuerpo y entonces experimentas un deseo de comer mucho más de lo que el cuerpo realmente necesita. Así que comer conscientemente es el antídoto.

 

Por ejemplo, te aconsejaría que cuando te comas papas fritas, lo hagas de manera consciente y eliminando esa voz en la cabeza que te dice que no deberías estar comiéndotelas, y sentirás un cambio en tu cuerpo al comerlas y después de haberlo hecho. Probablemente algún día te des cuenta de que tu cuerpo no quería comerlas, era la mente quien te obligaba a hacerlo.

 

Intenta comer de manera consciente. Muchas veces la gente se levanta a mitad de la noche para ir directamente al refrigerador, sin pensar. Abren la puerta y cogen lo primero que ven porque sienten una necesidad de comer. Pero el cuerpo no lo necesita.

 

Oprah Winfrey: Estás intentado alimentar otra cosa.

 

Eckhart Tolle: Exacto. Cuando tenía 20 años solía emborracharme como la gente a esa edad. Hoy en día, puedo disfrutar de una sola copa de vino. Es un placer. Y después de haberme tomado una copa de vino, le pregunto a mi cuerpo si quiere otra copa más y es muy raro que me beba dos. Porque mi cuerpo dice no. Puedes sentirlo en tu cuerpo. Si eres consciente de él, te dirá si de verdad quiere beber o comer algo.

 

Oprah Winfrey: Vaya, acabo de tener un momento de comprensión… no te conviertes en una persona con sobrepeso, o en un borracho si siempre actúas de manera consciente. Cuando actúas de manera

inconsciente, entonces pierdes el control y comes o bebes demasiado. La inconsciencia te lleva a una indulgencia desmesurada.

 

Eckhart Tolle: Sí. Todas estas adicciones son inconsciencia.

 

 

 

Nuestro Portal les aconseja tratar de ser conscientes en todo momento, tanto a la hora de ingerir alimentos como cuando pensamos o hablamos, solo así tendremos un verdadero control sobre nuestras vidas.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo