DEPRESIÓN Y SU RELACIÓN CON EL CONSUMO DE COMIDA ULTRA PROCESADA

Nutrición
Lic. Carmen Henderson
Nutricionista y Dietista C.N.P. 5381 PERÚ

Lic. Carmen Henderson

Nutricionista y Dietista

C.N.P. 5381

PERÚ

 

Es conocido que el consumo excesivo de alimentos ultra procesados; es decir, altos en grasas saturadas, harinas refinadas y azúcares refinados, producen efectos negativos para la salud; sin embargo, en la actualidad se continúa estudiando sobre la relación del consumo de este tipo de alimentos con la salud mental y la posibilidad de sufrir depresión. 

Estudios realizados en la Universidad de Columbia, Estados Unidos, demostraron que seguir una dieta con alimentos de alto índice glucémico se asociaba a mayores posibilidades de depresión. Los investigadores sugirieron que esto podría suceder debido a que un consumo excesivo de azúcares y harinas refinadas son factores de riesgo para enfermedades inflamatorias y cardiovasculares, ambas patologías relacionadas con el desarrollo de la depresión. Asimismo, este tipo de dietas desencadenan la aparición de resistencia a la insulina, la misma que ha sido relacionada con alteraciones cognitivas.

Sin embargo, también se demostró que seguir una dieta rica en fibra, cereales integrales, frutas y verduras frescas, es decir, alimentos de bajo índice glucémico, contribuyen a prevenir el desarrollo de depresión, pues son alimentos con carácter antiinflamatorio a nivel celular.

Otra investigación realizada en la Universidad de Las Palmas, España, donde se estudió a un grupo de 9000 personas a lo largo de 6 años, concluyó que las personas que consumieron frecuentemente alimentos ultra procesados como hamburguesas, pizzas, embutidos y pastelería industrial, aumentaron en un 37% la posibilidad de desarrollar depresión a diferencia de las que no los consumieron nunca o casi nunca. Además, demostraron que cuánto más deprimida estaba la persona era más probable que consuma grandes cantidades de este tipo de comida.

Los investigadores mencionaron que existen otros factores que causan que las personas aumenten su frecuencia en el consumo de estos alimentos, como ser solteros o vivir solos, ser menos activos, tener malos hábitos alimenticios desde temprana edad, escaso consumo de frutas, verduras y grasas saludables, así como fumar, no dormir lo suficiente y mantenerse en constante estrés.

A pesar de que aún queda mucho por investigar sobre esta relación, estos estudios son un indicador de que no solo se debe evitar el consumo excesivo de este tipo de alimentos para mantener una composición corporal saludable, sino también para cuidar la salud mental.

 

 

Lic. Carmen Henderson

Nutricionista y Dietista

C.N.P. 5381

Telf. (01)242 3590

Cel.: 999 378 916

Correo: chenderson@libera.pe

Dirección: Calle Piura 411, Miraflores

 

04/11/2020

 

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo