DIETA ASIÁTICA: SALUDABLE Y NUTRITIVA

Nutrición

 

 

 

La gran mayoría de los asiáticos son longevos, es decir, viven hasta edades bastante avanzadas, y esa longevidad se atribuye a la forma en que se alimentan.

 

Además de proporcionarles en promedio una vida más larga, esta dieta los ayuda a mantenerse en un peso adecuado (la tasa de obesidad en Japón es muy baja), lo que repercute en forma positiva para evitar el riesgo de padecer enfermedades crónicas.

 

La dieta asiática está basada en una alimentación equilibrada. Sus porciones son reducidas y consumen alimentos básicamente de origen vegetal, incluyendo cereales como el arroz (el que más consumen), fideos de harina de arroz y frutas. 

 

También consumen frutos secos, semillas, derivados de la soya como el tofu (una especie de queso de soya rico en proteínas, hierro, calcio y vitamina B), mijo (contiene fósforo, hierro y vitamina A), algas marinas (parte importante de la dieta asiática y que son ricas en minerales como el calcio), germinados y, sobre todo especias; pero descartan las carnes y los lácteos.

 

Los ácidos grasos saturados casi no están presentes en este tipo de alimentación, pero sí consumen fuentes de omega 3 como las semillas.

 

Todas estas características de la dieta asiática hacen que tengan bajos índices de trastornos cardiovasculares.

 

Por otro lado, un gran punto a su favor es que sus platos son fáciles y rápidos de preparar.

 

PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA DIETA ASIÁTICA

  • Cocinar los alimentos al vapor y no en exceso. Las verduras siempre deben estar un poco duras, lo que hace que aprovechemos mejor todos los nutrientes que contienen. 
  • Evitar los lácteos, los cuales se pueden reemplazar con leches vegetales como las de coco, soya, almendras o arroz.
  • La comida se sirve en platos pequeños para asegurarse de tomar raciones reducidas.
  • Evitar las bebidas frías durante la comida para no cortar la digestión. En lugar de ello, toman té verde, una bebida muy conocida y beneficiosa para la salud.
  • Tomar de manera regular sopas con ingredientes nutritivos y saludables.
  • Su gran consumo de soya aporta proteínas vegetales de fácil digestión e isoflavonas, sustancias vegetales que actúan como estrógenos en el cuerpo y tienen funciones protectoras esenciales para la mujer en la menopausia, para evitar los síndromes premenstruales y, además, varios estudios afirman que evita el riesgo de padecer cáncer de mama y próstata.
  • Comer varias raciones de verduras al día.
  • No consumir postres con regularidad.
  • Evitar alimentos que contengan harinas refinadas como el pan y los dulces.

  

EJEMPLO DE DIETA ASIÁTICA

Desayuno: Una taza de té verde y un bol de arroz blanco.

Media mañana: Una fruta de temporada o un puñado de frutos secos: nueces, almendras, etc.

Almuerzo: Cualquier plato asiático de nuestro recetario acompañado de té verde.

Media tarde: Un Dorayaki vegano (dulce japonés) y una taza de té verde.

Cena: Arroz con curry y verduras saltadas o, una sopa de miso.

BENEFICIOS

  • Previene las enfermedades crónicas.
  • Asegura el consumo de omega 3 por su consumo regular de semillas como la linaza.
  • Ayuda a perder peso.
  • Fortalece el sistema inmunitario.
  • Facilita el tránsito intestinal por su alto contenido en fibra.
  • Ayuda a mantener el colesterol bajo.

 

Además de saludable, la dieta asiática es sabrosa y fácil de preparar por lo que no es difícil seguirla. En nuestro Portal pueden encontrar deliciosos platos veganos asiáticos en la sección RECETAS.

 

 

Fuentes de información:

umaicha.com 

dietas.net

cmed.es

 

23/03/2021

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo