DIETA PARA LA ENFERMEDAD CARDIACA

Nutrición

Una buena dieta para los que padecen problemas cardiacos está basada en granos enteros, legumbres, frutas y vegetales. También se deberían incluir alimentos terapéuticos ricos en magnesio tales como: ajo, cebollas, nueces, semillas y germen de trigo.

 

No caigan en la trampa de culpar al colesterol por todo. Usar margarina no es la respuesta para aliviar las dolencias cardiacas. Las grasas adecuadas para el consumo humano son: aceite de oliva, aceite de linaza y aceite de coco.

 

La dieta para todas las formas de enfermedad cardiaca deberían excluir: alcohol, café, azúcar blanca, harina blanca, frituras y ácidos grasos trans (que se encuentran en la margarina, alimentos horneados, fritos y procesados).

 

Suplementos PARA LA ENFERMEDAD cardiacA

 

Magnesio: 2000mg dos veces al día.

Coenzima Q10: 30mg tres veces al día.

Bromelaína: 500mg tres veces al día entre comidas.

Vitamina E como tocoferoles mezclados: 400 IU dos veces al día.

Tintura Crategus: 20 gotas dos a tres veces al día.

Rutin bioflavonoides o quercetin: 500mg diarios.

Biotin: 5mg diarios.

 

Para la ateroesclerosis agregar:

 

Niacina (vitamina B3): 100mg tres veces al día, llegando hacia 6g al día.  No use niacina de liberación gradual, que ha sido asociada con daño hepático. La niacinamida (que no ocasiona bochornos) no es efectiva para bajar el colesterol.

Ácido fólico: 800mg al día.

Vitamina B6: 50mg diarios.

Complejo Vitamina B: 50mg al día.

Vitamina C: 1000mg tres veces al día.

Calcio: 1000mg diarios (ayuda especialmente en los casos de hipertensión).

25/11/2020

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo