EL JUGO DE UVA Y SUS EXTRAORDINARIOS BENEFICIOS

Nutrición

 

Tanto el jugo de uva como el vino contienen poderosos compuestos que ayudan a bajar el colesterol, previenen el endurecimiento de las arterias y combaten las enfermedades cardiacas, pero algunos prefieren el jugo para evitar los efectos del alcohol que contiene el vino.

 

 

A continuación detallamos todos los beneficios de esta extraordinaria bebida:

 

Evita los radicales libres. Al ser una fuente de resveratrol y polifenoles, dos poderosos antioxidantes, reducen el estrés oxidativo evitando el riesgo de enfermedades crónicas.

 

Propiedades diuréticas, depurativas y antiinflamatorias. Esto se debe a sus compuestos bioactivos que junto con sus vitaminas y minerales activa estas propiedades.

 

Baja los niveles de colesterol. Gracias a su aporte de fibras naturales, agua y polifenoles, promoviendo además la salud cardiovascular. El alto nivel de resveratrol que contiene evita la oxidación del colesterol malo en las arterias, previniendo la formación de placa. Esta sustancia también minimiza la absorción de lípidos en el intestino, descomponiéndolos antes de que lleguen al torrente sanguíneo.

 

Protege el hígado y la vesícula. Ya que estos órganos intervienen en la producción y síntesis del colesterol de todo el cuerpo.

 

Purifica la sangre. Porque contiene un nivel elevado de vitamina C, potasio y polifenoles, todos ellos necesarios para estimular la desintoxicación de la sangre.

 

Protege el estómago. Calma la irritación de la mucosa estomacal.

 

Combate y protege de las infecciones urinarias. Por sus efectos alcalinos, esta maravillosa bebida es un complemento para neutralizar la acción de los virus y bacterias que provocan infecciones urinarias. Su consumo altera el ambiente que necesitan estos microorganismos para proliferarse, lo que facilita el control de la infección. Tiene compuestos antiinflamatorios que restablecen la salud de los tejidos infectados, minimizando síntomas como el dolor y ardor al orinar.

 

Gracias a sus propiedades diuréticas ayuda a promover la producción de orina, facilitando la eliminación de los gérmenes.

 

Su resveratrol actúa como antibacteriano natural, luchando de forma eficaz contra la adhesión de bacterias.

 

Conserva la actividad cerebral. En estudios realizados por la Universidad de Leeds (Reino Unido), se determinó que esta bebida beneficia la actividad cerebral, en especial en personas mayores de 50 años. Sus antioxidantes mejoran la salud del sistema nervioso y, gracias a esto, optimiza la conducción entre las células nerviosas. Ayuda a mejorar la circulación sanguínea, lo cual es clave para transportar el oxígeno y los nutrientes hacia el cerebro. Mejora la concentración y ayuda a disminuir la pérdida de la memoria causada por el deterioro producto de la edad avanzada.

 

Calma la migraña. Por su efecto antiinflamatorio, el jugo de uva se considera una solución natural contra la migraña. Sus aportes de vitamina B2, además de magnesio y aminoácidos, reducen la tensión en músculos y ayudan a mantener un correcto proceso de oxigenación. A diferencia del vino tinto, no contiene alcohol, lo que facilita el control de este síntoma. Se recomienda el consumo de jugo de uva matinal como método preventivo de esta dolencia.

 

Aumenta la energía. Aunque es ligero en calorías, sus aportes de azúcares naturales como la glucosa y fructosa, ayudan a aumentar el rendimiento físico y mental. Al mejorar la circulación, ayuda a transportar más oxígeno a las células, lo que resulta determinante para mantener un buen nivel de energía.

 

 

EL MOSTO

Si bien es cierto que el jugo de uva contiene poderosos compuestos, no están presentes en grandes cantidades. Hay que tomar tres veces más jugo de uva que vino para recibir los mismos efectos de protección.

 

Pero todos los flavonoides protectores de la uva se encuentran en el mosto, una mezcla de la piel, la pulpa y la semilla de la fruta. El mosto es la materia prima tanto del jugo de uva como del vino. Cuando se fermenta para preparar vino, gran parte de los flavonoides se pasan a este líquido. Pero como el jugo de uva no se fermenta, solo se obtienen los flavonoides que se pasan al jugo durante las fases de calentamiento y procesamiento. Aunque los compuestos del jugo son muy fuertes, hay que tomar más para aprovecharlos.

 

Fuentes de información:

selecciones.com

mejorconsalud.com

cuartaedad.com

La guía médica de remedios alimenticios por Selene Yeager

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo