ELIGE LOS ALIMENTOS MÁS SALUDABLES

Nutrición

 

 

 

En lugar de privarnos de nuestras comidas favoritas que muchas veces no son “saludables” podemos reemplazarlas por otras opciones casi tan sabrosas como ellas. Además, a veces estamos acostumbrados a tomar algunos tipos de alimentos naturales, pero podemos ingerir otros aún más potentes para que nos brinden más protección y salud. Aquí les damos algunas ideas:

 

Cambiar las papas fritas y otros bocaditos salados procesados con pistachos. Los alimentos procesados no suman vitaminas, minerales ni calorías a nuestro organismo. Sin embargo, según los estudios, si se consume diariamente unos 40 gramos de pistachos podemos reducir el riesgo de ataques cardiacos, fortalecer el sistema inmunitario, ayuda a los diabéticos y promueve una piel sana debido a su alto contenido de vitamina E.

 

Cambiar las bebidas gaseosas por una infusión o un té helado. Todos sabemos de los daños para nuestra salud de las bebidas carbonatadas aunque sean ligeras. Nada nos cuesta reemplaza el consumo de estas bebidas por infusiones de hierbas o por un té verde helado. Las hierbas tienen muchas y diferentes propiedades para la salud. El té verde, por ejemplo, contiene antioxidantes que nos mantiene jóvenes, y según varios estudios, contiene varios compuestos para prevenir el cáncer.

 

Elegir la col rizada en lugar de las espinacas o lechuga. Si tratamos de fortalecer nuestro sistema óseo, la col rizada es idónea para ello. Aunque la espinaca es bien conocida por sus beneficios para la salud, la col rizada los aumenta aún más. Contiene muchos más antioxidantes y mucha más vitamina K que otras hojas verdes. También contiene fitoquímicos que ayudan a combatir el cáncer intestinal, de mama y de cuello uterino.

 

 

Los pimientos rojos son mejores que los verdes o anaranjados. Los primeros tienen 3 veces más fibra, 8 veces más vitamina A y 60% más de vitamina C que la que se puede encontrar en los pimientos amarillos y verdes. También contiene ciertos carotenoides. Algunos estudios afirman que el consumo regular de estos caroteniodes reduce el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón hasta en un 27%.

 

Reemplazar la mayonesa por la palta. La palta tiene una textura muy parecida a la mayonesa, pero la gran diferencia es que la primera es rica en ácidos grasos omega-3, lo que ayuda al buen funcionamiento del cerebro, reduje el colesterol malo y previene las enfermedades del corazón.

 

Elegir la quinua antes que cualquier otro grano. Media taza de quinua contiene 8 gramos de hierro, es decir, más que cualquier otro grano. También contiene magnesio y fibra. Según varios estudios, una dieta alta en fibra reduce el exceso de estrógeno en las mujeres y el riesgo de cáncer de seno.

 

Masticar perejil en lugar de chicle. En lugar de mascar chicle después de comer, lo ideal es masticar perejil. No solo refresca el aliento, también refresca el resto del cuerpo, ya que según un estudio el perejil tiene la capacidad de detener el crecimiento y multiplicación anormal de las células.

 

Consumir miel de maple orgánico en lugar de azúcares procesados. La miel de maple pura contiene 20 compuestos antioxidantes y ayuda a reducir el riesgo de contraer diabetes. Sin embargo, la procesada contiene demasiados ingredientes químicos e industriales además de un agregado bastante alto de azúcar procesada.

 

 

Fuentes de consulta:

TodoMail luca_alex87, Rainer Zenz, Nillerdk, pixbay, madlyinlovewithlife, Matthew Mendoza, Candy Beauchamp, alexisbellido

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo