HÁBITOS SALUDABLES VS DIETAS

Nutrición

 

 

Carolina Navarro

Lic. en Nutrición

C.N.P. 6538

ARGENTINA

 

 

Miles de personas se han sometido a infinitas dietas de hambre que solo los han llevado a la frustración y al fracaso. La pregunta es: ¿Por qué no consiguieron el resultado que tanto esperaban? Y la respuesta es simple: ¡Porque las dietas no funcionan!

 

Las dietas restrictivas lo único que logran es bajar de peso de manera rápida, pero a expensas de una pérdida de masa muscular y de agua, pero no de grasa corporal; lo que genera una disminución en el metabolismo. El problema viene después, porque luego de la restricción de ciertos alimentos aumenta el deseo de comer un exceso de los mismos, el famoso “atracón”, cuyas consecuencias es aumentar el peso perdido. Esto ocurre porque las dietas no son sostenibles en el tiempo.

 

Debido a esta razón, considero que para tener una buena calidad de vida y sentirnos cómodos con nuestro cuerpo y sobre todo sanos, ningún alimento debería estar prohibido, simplemente hay que enfocarse en la cantidad y en la calidad de lo que ingerimos controlando las porciones y la frecuencia de lo que comemos.

 

Si se animan a cambiar sus hábitos les propongo que tengan en cuenta estos tres pilares:

 

1. ALIMENTACIÓN: Llevar una alimentación saludable como les comentaré más adelante.

 

2. ACTIVIDAD FÍSICA: Practicar algún un deporte, ir al gimnasio, caminar, andar en bici, subir escaleras; todo lo que implique mover el cuerpo.

 

3. EMOCIONES: Diferenciar el hambre real del hambre emocional y aprender a manejarlo.

 

¿Qué significa llevar una alimentación saludable?

Una alimentación saludable es aquella que aporta todos los nutrientes esenciales y la energía que cada uno necesita para mantenerse sano, teniendo en cuenta los gustos y hábitos de cada persona. La Doctora Mónica Katz, experta en nutrición y autora de varios libros, afirma que la alimentación debe ser:

 

* COMPLETA: Incluir todos los alimentos.

 

* VARIADA: Consumir diferentes alimentos de cada grupo (cereales, legumbres, frutas, verduras, proteínas, aceites, semillas y dulces).

 

* SUFICIENTE: Aportar las calorías adecuadas para la edad, el sexo, las labores que se realizan, la actividad física y la patología de cada persona.

 

* ADECUADA: Al nivel económico, la cultura, la religión, los hábitos y las costumbres de cada persona.

 

* PLACENTERA: Debe aportar una dosis de placer cada día.

 

* COMPARTIDA: Comer acompañado, en familia o con amigos, y compartir el mismo menú para controlar nuestro plato y no excedernos en la cantidad.

 

* SOSTENIBLE: Debe ser sostenible como estilo de vida para que tenga efectos sobre la salud y la calidad de vida.

 

Como siempre les explico a mis pacientes, la cantidad que debemos comer depende de cada persona y de muchos factores como la edad, el sexo, la contextura física, la actividad o deporte que realizan, las horas de sueño, el objetivo que desean alcanzar, entre otros. Lo importante es realizar las 4 comidas principales diarias: Desayuno, almuerzo, media tarde y cena. Teniendo en cuenta que el día tiene 24 horas, y si calculan que duermen 8 horas diarias, les quedan 16 horas para hacer cada comida principal y en horario flexible. Es decir, comer cada 4 horas aproximadamente.

 

Legalizar el placer disminuye el deseo

Considerando que no hay alimentos prohibidos y que la clave está en controlar la cantidad que se come, no es aconsejable dejar de lado aquellos alimentos que les generen placer, ya sean dulces o salados, y pueden incluirlos en su alimentación diaria. Está comprobado que “el que come lo que debe, también come lo que debe y lo que quiere”.

 

Por lo tanto, si comen el alimento que les gusta (dulce o salado, que antes consideraban prohibido porque estaban a dieta) todos los días, esa sensación voraz de comer en exceso disminuirá, y así podrán controlar la cantidad y la frecuencia de lo que consumen.

 

No tengan miedo de legalizar lo deseado, les ayudará a mejorar el control y a entender que no tienen que “comer todo junto” porque mañana pueden volverlo a comer.

 

¡Anímense al cambio!

 

Buenos Hábitos Nutrición Nutricionista

CNP 6538 Correo: mcarolanavarro@gmail.com

Facebook: https://www.facebook.com/buenoshabitosnutricion

Instagram:@buenoshabitosnutricion

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo