JUGOS CURATIVOS DE FRUTAS Y VEGETALES

Nutrición

 

 

Si es necesario calentar los jugos para fines curativos, hay que observar que no deben ponerse en contacto con el fuego directamente. Viértanlos en una vasija refractaria, la cual se debe colocar en una cacerola con agua y calentar gradualmente.

 

Para extraer el jugo de piña fresca, peras, melones, etc., hay que rallar las frutas sobre un rallador fino o en una licuadora. Después se colocan en una bolsa de muselina y se extrae el jugo por medio de un exprimidor para papas. Frutas como la granada roja se deben cortar en la mitad y poner en un exprimidor como el que se usa para las naranjas.

 

Los jugos puros de raíces de vegetales se pueden extraer de una manera similar, usando un rallador fino y la bolsa de muselina o tela de algodón fino, a menos de que tengan en casa un extractor eléctrico.

 

En caso de vegetales de hojas verdes, hay que desinfectarlos muy bien en una solución de agua de permanganato de potasio y luego enjuagarlos con agua fría y pura. Luego se pasan a través de un desmenuzador o una licuadora, tratándolos similarmente. Los jugos puros no diluidos de vegetales tienen muchas propiedades curativas.

 

Leche limonizada. El jugo de algunos limones asados al horno y batidos en un vaso de leche vegetal es una bebida refrescante y nutritiva; al mismo tiempo ayuda a eliminar las sustancias ácidas del organismo. También se puede usar jugo de naranja en reemplazo del limón.

 

Jugo de naranja o limón con ajo. Este jugo combinado con una pizca de ajo en polvo, es muy efectivo para evitar el reumatismo, la gota y la neuritis.

 

Jugo de uvas blancas. Calentado hasta 38°C es un excelente remedio para reducir los tumores, las úlceras y las excreciones anormales.

 

Por otro lado, también se pueden preparar bebidas muy saludables añadiendo agua purificada a higos, ciruelas pasas o uvas pasas finamente picadas, las cuales se deben calentar y desarrollar lentamente sobre fuego bajo por varias horas. Estas preparaciones también son muy curativas.

 

En cuanto a las bebidas calientes. Especialmente para fines curativos, no hay que beberlas rápidamente. Comiencen a inhalar profundamente y después tomen un sorbo a un tiempo, reteniéndolo en la boca varias veces, tratando de masticarlos, acompañando este proceso con pensamientos positivos para que cada gota cumpla con su propósito curativo. Después hay que exhalar lentamente y profundamente antes de tomar otra inhalación y con ella otro sorbo.

 

 

Fuente:

Libro Mazdaznan. Esta doctrina brinda los ejercicios, posturas y hábitos alimenticios que se deben seguir para tener una buena salud física y mental. El régimen y reglas que se enseñan en la filosofía del Mazdaznan son muy eficaces y han sido ensayados y experimentados en todas las épocas por muchos pueblos en diferentes lugares y condiciones con resultados que han probado la excelencia y eficacia del sistema.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo