LA ALMENDRA, UN ALIMENTO CURATIVO

Nutrición
Dr. José Luis Pérez-Albela
Médico cirujano
Médico naturista

 

 

La Biblia cuenta que durante el éxodo, los israelitas se desanimaban a menudo y cuestionaban la autoridad de Aarón, hermano de Moisés. Fue entonces que Moisés oró y Dios le pidió que cada familia trajera una vara con el nombre del jefe de cada familia y fueran presentadas en el tabernáculo. Al día siguiente, la vara de Aarón había germinado, florecía y tenía almendras maduras.

 

La palabra almendra en hebreo significa “regalo de Dios”. Este milagro aún se puede reproducir ya que colocando la punta de una rama de almendro en agua o envolviéndola en un paño mojado producirá flores de la noche a la mañana.

 

El almendro es el primer árbol en florecer en tierra Santa, es el primer signo de la llegada de la primavera, y se utiliza en las sinagogas judías durante sus festividades.

 

Las almendras reducen el colesterol debido a su grasa mono insaturada que es un efectivo protector cardiovascular. La almendra amarga contiene un glucósido llamado amigdalina el cual se ha usado en las quimioterapias desde 1845. Su otro nombre es laetrile. El laetrile, según afirman las investigaciones, descarga ácido cianhídrico que destruye las células cancerosas dejando intactas las células sanas. A pesar de la controversia sobre esta afirmación, existe un ejemplo muy claro, la ciudad de Hunza en Pakistán es un lugar casi libre de cáncer porque las almendras son parte importante de la dieta de sus pobladores.

 

Las almendras también tienen elevadas concentraciones de magnesio, mineral de comprobado efecto antitumoral y que forma parte de la elaboración química del laetrile, conocido químicamente como nitriloside.

 

La leche de almendras es excelente para la indigestión y dolores estomacales; además, es eficaz en el tratamiento de cálculos renales y trastornos biliares.

 

Una manera muy nutritiva de aprovechar las almendras es comerlas combinándolas en una ensalada con rodajas de toronja, dátiles picados, pimientos verdes y palta. La toronja se puede sustituir con naranja o mandarina.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo