LA MORINGA, UN GRAN ALIMENTO

Nutrición

 

La moringa es un árbol originario de la India. Hoy en día se cultiva en casi todo el mundo.

Se pueden utilizar varias partes del árbol: las semillas, hojas, raíces, frutos y flores.

Fruta: la moringa se puede consumir como alimento, de manera cocida.

Semillas: se pueden ingerir tostadas, constituyendo un snack perfecto y saludable para picar entre horas, y como aderezo para diversos platos.

Hojas: son ricas en vitamina C y en hierro. Se pueden utilizar como aliño para algunos platos; son un excelente complemento para las preparaciones frías y ensaladas. También se pueden tomar en infusión.

Polvo: (normalmente de la hoja) es muy popular gracias a la facilidad de su uso y a sus grandes propiedades, lo que la hace ideal para ser incluida como suplemento en jugos, zumos, cremas o salsas.

Aceite de moringa: es nutritivo y de gran poder hidratante, una opción ideal para cuidar el cabello y la piel.

 

VALOR NUTRICIONAL

Contiene:

  • 9 veces más proteína que el yogurt.
  • 10 veces más vitamina A que las zanahorias.
  • 12 veces más vitamina C que las naranjas.
  • 15 veces más potasio que un plátano.
  • 17 veces más calcio que la leche.
  • 25 veces más hierro que la espinaca.

Es rica en antioxidantes, especialmente en:

  • Vitamina C.
  • Betacaroteno.
  • Quercetina.
  • Ácido Clorogénico.

 

PROPIEDADES

  • Ayuda al tránsito intestinal por su gran cantidad de fibra. Evita el estreñimiento.
  • Podría ayudar a bajar los niveles de azúcar en sangre.
  • Reduce la inflamación.
  • Contribuye a mantener un nivel óptimo de colesterol.
  • Protege contra los agentes tóxicos como el arsénico.
  • Posee cualidades cicatrizantes.
  • Alivia las alteraciones endocrinas, especialmente la de la glándula tiroides.
  • Combate la anemia.
  • Tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias, ideal para mejorar los dolores artríticos.
  • Alivia las dolencias estomacales, calma el ardor del estómago y la gastritis.

 

PRECAUCIONES

Embarazo. La ingesta excesiva de la moringa está contraindicada durante el embarazo, debido a sus altos índices de vitamina A, cuyo uso en grandes cantidades podría llegar a causar abortos.

Diarrea. El consumo excesivo de moringa, especialmente si se toma en ayunas, puede producir diarrea o náuseas debido a su poder laxante.

Aumento de glóbulos rojos. El consumo de moringa favorece el aumento de los glóbulos rojos de la sangre, lo que podría provocar una enfermedad contraria a la anemia, la policitemia.

Insomnio. Debido a su poder energético, se recomienda tomar la moringa por las mañanas ya que de lo contrario podría causar pérdida de sueño.

 

20/01/2021

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo