LOS ALIMENTOS Y LA ESTABILIDAD EMOCIONAL

Nutrición

 

 

 

Todos sabemos que el objetivo de alimentarnos es nutrir nuestro cuerpo para estar saludables y con la energía necesaria para realizar nuestras actividades diarias; sin embargo, quizás pocos saben que los alimentos también influyen directamente en el estado de ánimo de quien los consume, ya que por su contenido de vitaminas, minerales y nutrientes estimulan la secreción de las hormonas encargadas del bienestar emocional.

 

Entonces, la pregunta clave es: ¿qué alimentos tienen un efecto positivo sobre nuestro bienestar emocional y cuáles son los que nos afectan de manera negativa? Aquí se los contamos.

 

 

 

LOS PELIGROS EMOCIONALES

 

El ciclo ansioso

 

Al exponer el tema de los alimentos y el bienestar emocional no podemos dejar de lado el conflicto de la ansiedad.

 

En incontables ocasiones todo aquello que ingerimos no es por la necesidad que tiene nuestro cuerpo de grasas, carbohidratos o proteínas. Por el contrario, nuestro consumo constante se debe a un vacío emocional. Este último genera un sentimiento de soledad y abandono en la persona, y una forma de “recompensarse” y “quererse más” es alimentándose de manera extra. Este sentimiento, disfrazado de intenciones positivas, termina desencadenando un ciclo de ansiedad donde no podemos evitar consumir alimentos de manera constante y exagerada.

 

La mayoría de alimentos que consumimos en estos casos son las grasas y los carbohidratos.

 

 

Los castigos por comer demasiado

Otro punto importante a considerar es la ansiedad provocada por haber comido demasiado.

 

En este último caso, la persona se culpa a sí misma por su debilidad y falta de control. En ese momento se genera un cuadro compulsivo y ansioso, donde privarse de alimento es un castigo ejemplar por la debilidad que ha mostrado al comer de más.

 

Algunos de los peligros que este pensamiento ocasiona son la bulimia y la anorexia nerviosa.

 

 

A MANTENERSE ESTABLE

No es el acto de comer sino qué se come

Los peligros que acabamos de exponer muestran el desequilibrio emocional que se tiene al momento de comer. Pero lo importante es la decisión que tomamos antes de ingerir los alimentos: elegir qué comer.

 

 

¿Puede verdaderamente la comida afectar mental y emocionalmente?

Ciertamente, durante los últimos años se ha considerado que la comida puede tener un efecto determinante sobre nuestro humor. A este tipo de investigaciones se les ha llamado la “conexión comida-estado de ánimo”.

 

Si bien la iniciativa de vincular a la comida con el estado de ánimo ha recibido comentarios polarizados, lo cierto es que existe un grupo de nutrientes que pueden favorecer nuestro estado mental.

 

 

Alimentos que afectan de manera negativa:

 

- Gluten: se encuentra en productos derivados del trigo y, tomarlos en exceso, nos puede inducir a estados de aflicción y depresión. El cuerpo humano tiene dificultad para asimilar niveles elevados de gluten (si bien es cierto que algunas personas tienen mayor tolerancia que otras a este producto).

 

- Azúcar: un elevado nivel de azúcar en la sangre también puede generar irritabilidad, fastidio y agotamiento. Por el contrario, los niveles bajos de azúcar provocan letargo y abatimiento.

 

- Grasas: principalmente las que se encuentran en productos de consumo rápido generan una digestión lenta que provoca pesadez.

 

ES MUY IMPORTANTE QUE LA COMIDA NO NOS AGOTE. LAS DOSIS DE COMIDA QUE CONSUMIMOS CON SU CONTENIDO DE CALORÍAS, GRASAS, ETC. NO DEBEN CONVERTIRSE EN UNA CARGA EXTRA DE ENERGÍA. RECUERDEN QUE LA FINALIDAD DE LA ALIMENTACIÓN ES RECARGAR ENERGÍAS Y NO SOBRECARGAR AL ORGANISMO.

 

Alimentos que generan bienestar:

 

 

Nutrientes:

 

- Omega 3: ayuda en la reducción del colesterol malo e incrementa los niveles de colesterol bueno. También es un nutriente fundamental para las funciones neuronales dentro del cerebro. El Omega 3 lo podemos encontrar en las algas marinas, las nueces y el conocido Chía.

 

- Magnesio: produce altos niveles de energía en las células del cuerpo. Lo importante de este nutriente es que en dosis adecuadas no tiene contraindicaciones para el organismo humano. El Magnesio abunda en vegetales, palta y nueces. Es importante consumir una pequeña dosis de pecanas diariamente en la noche.

 

 

Alimentos:

- Frutas: plátano, papaya, fresas, cerezas, coco, piña, etc.

- Vegetales: zanahoria, la espinaca, el rábano, el tomate, el pepino, etc.

- Frutos secos: nueces, pecanas, maní, etc. En la medida de lo posible, se recomienda no consumir el maní acompañado de sal.

- Muesli: también se recomienda, aunque no de manera diaria. Dos veces a la semana es una dosis bastante óptima.

 

CUIDA TU SALUD…

Es importante tener una alimentación variada para nutrirnos de la manera más adecuada. Algo tan simple como un alimento que ingresa a nuestro organismo puede originar efectos emocionales negativos, pero si elegimos los alimentos adecuados, nos brindarán el bienestar físico y mental que necesitamos. Recuerden que nunca es tarde para cuidarnos alimentándonos sanamente.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo