NUTRICIÓN PARA LAS GESTANTES

Nutrición
Dr. José Luis Pérez-Albela
Médico cirujano
Médico naturista

 

 

Durante la gestación aumenta la demanda de todo tipo de nutrientes especiales. La madre abastece la demanda nutricional de su hijo en la medida que ella consume las proteínas, los carbohidratos, las verduras y las frutas que aporten las vitaminas y los minerales que necesita.

 

Hay que tener en cuenta la estación del año en que se está gestando. Si es en invierno, pueden tomar más sopas de verduras; en cambio, si es verano, se puede comer más verduras crudas y frutas. La recomendación es que las frutas sean parte de la alimentación por la mañana, y que las verduras cocidas de la alimentación de la tarde y la noche.

 

Otra recomendación es que las proteínas se consuman en el desayuno y el almuerzo para que tengan una digestión más fácil y ligera. También aconsejamos consumir comidas realmente nutritivas, seleccionando bien las fuentes calóricas, además de limitar el consumo de azúcar, para lo cual puede usarse la miel de agave o de algarrobo como sustituto. También es importante elegir alimentos frescos en lugar de procesados.

 

Aunque los carbohidratos engordan, se deben consumir los necesarios para la dieta diaria, ya que son una fuente calórica indispensable que ayudan al bebé y a conciliar el sueño si se toman antes de dormir. Asimismo, se recomienda no ayunar durante la gestación, no saltarse comidas y preferir los alimentos bajos en grasas.

 

Por otro lado, es importante tener una dieta variada. Por ejemplo, si se come grandes cantidades de un solo tipo de fruta, esto puede aumentar el volumen de agua dentro del útero, de tal manera que puede verse una barriga muy grande pero al nacer aparece una criatura pequeña.

 

Se espera una ubicación correcta del bebé a los 5 o 6 meses, pero a veces se retrasa y se genera una desproporción entre el tamaño del bebé y la cantidad de líquido uterino, ya que, en realidad, a los 5 o 6 meses el bebé ya va encajando en la cavidad pélvica, encontrando su ubicación final para concluir en un parto natural.

 

Así que madres gestantes, a alimentarse bien, dándole mayor importancia a la calidad de los alimentos que a la cantidad; y sobre todo, traten de estar en armonía y serenas durante esta etapa tan importante para el desarrollo del bebé y para la tranquilidad y recuperación de la madre.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo