SUPERNUTRIENTES PARA LA SALUD DE LOS NIÑOS

Nutrición

 

 

Dra. Carolyn Dean

M.D., N.D.

ESTADOS UNIDOS

 

En varios estudios se ha comprobado que los niños que reciben suplementos tienen mayor rendimiento en pruebas de CI (Cociente intelectual) no verbales, que aquellos que tomaron placebos. Lo más interesante de estos estudios es que comprobaron que su comportamiento también mejoró.

 

Encontramos en varias fuentes bibliográficas que ciertos “factores de riesgo” para el “Síndrome de Hiperactividad y Déficit de Atención” se concentraron en las principales áreas que afectan a la mayoría de niños:

 

 

- Alergias alimenticias. Las más comunes: a los productos lácteos, trigo, azúcar, maíz y soya.

 

 

- Deficiencia de aminoácidos. Esta deficiencia se eleva a causa de las dietas que carecen de proteína y favorece a los carbohidratos.

 

 

- Deficiencia de ácidos grasos esenciales. Generalmente se encuentran ausenten en las dietas y a menudo se reemplazan por grasas “trans”.

 

 

- Toxicidad de metales pesados. Los metales se acumulan a partir de las vacunas y la contaminación ambiental, son quelados naturalmente por mecanismos ejecutados por el magnesio, vitaminas del complejo B y el consumo de verduras verdes.

 

 

- Dieta en alto contenido de carbohidratos. Esta dieta se refuerza por los anuncios de televisión, los kioscos en los colegios, la soya genéticamente modificada y la industria del maíz.

 

 

En mis libros, he indicado los siguientes requerimientos para un buen suplemento de niños:

 

- Magnesio: 200 mg diarios.

 

- Calcio en equilibrio con el magnesio: 200 mg diarios.

 

- Zinc: 2 -5 mg. diarios

 

- Ácidos grasos esenciales EPA y DHA: 150-200 mg diarios de cada uno.

 

- Vitaminas B: en forma de metilo

 

- Vitamina C: 200 mg diarios.

 

- Una múltiple que contenga: Vitaminas A, D, y E; así como también oligoelementos minerales.

 

- Suplemento no masticable: forma líquida.

 

- No sacarosa ni edulcorantes.

 

 

 

A continuación se detalla por qué estos ingredientes y sus requerimientos son importantes en una fórmula para los niños.

 

Magnesio

El magnesio es el mineral que relaja los músculos y los nervios. Esto permite que una cantidad exacta de calcio ingrese a las células y cause una contracción. A continuación el magnesio retira el exceso de calcio para evitar la acumulación. Sin suficiente magnesio, el calcio inunda las células musculares y nerviosas, y crea espasmos e irritabilidad.

 

No solo los adultos sufren de ansiedad producto de dietas deficientes en magnesio. Si consideramos que la mayoría de los alimentos que ingieren los niños son deficientes en magnesio, el estrés en ellos a veces es más intenso que el de sus padres: presiones de grupo, de desempeño académico y atlético, preocupaciones sobre la imagen de su cuerpo, cambios y fluctuaciones hormonales en la pubertad, exposición a eventos negativos y violencia a través de los medios de comunicación, contribuyen a una exigencia específica de magnesio.

 

El magnesio favorece de manera extraordinaria a una mejor calidad de sueño y a una excelente actividad intestinal.

 

Existe evidencia de que el Déficit de Atención e Hiperactividad, el autismo, la delincuencia juvenil y la depresión en la niñez están asociados a la deficiencia de magnesio.

 

 

El calcio en equilibrio con el magnesio

En mi consulta les digo a los padres que eliminen los productos lácteos de la dieta de sus hijos. Su reacción inmediata es: ¿Cómo van a crecer mis hijos sin el calcio necesario para sus huesos? Yo les recuerdo que el magnesio es actualmente tan importante para los niños porque hay menos de este elemento en la dieta. Basada en la bibliografía científica y en mi propia experiencia clínica, creo que a los niños se les debe dar más magnesio que calcio.

 

 

Zinc

En la pubertad, el zinc podría ser considerado un mineral esencial para los niños. Si sufren de asma o alergias, si padecen de resfriados frecuentes, gripes, y sus heridas toman demasiado tiempo en curarse, es posible que estén recibiendo muy poco zinc. Se requiere zinc para el desarrollo sexual, y generalmente en la pubertad existe una deficiencia de zinc en la mayoría de los niños, lo que hace necesario ingerir este suplemento. Otros síntomas de deficiencia de zinc son las manchas blancas en las uñas y falta del sentido del gusto. Cuando me refiero a falta de sentido del gusto, quiero decir que el niño tiene muchos deseos de comer azúcar, porque la mayoría de los otros alimentos le parecen insípidos. Una vez que se corrige esta deficiencia, los niños comienzan a probar otros alimentos. Las comidas que suministran zinc son las semillas de girasol y las semillas de zapallo. Para confirmar si su hijo tiene deficiencia de zinc, se puede realizar un análisis del cabello.

 

 

Los ácidos grasos esenciales

El omega 3, los ácidos grasos esenciales, específicamente EPA y DHA, son necesarios para la salud física, emocional y mental. Ellos crean células permeables y flexibles de manera natural que permiten recibir los nutrientes con facilidad. Son importantes para la prevención y tratamiento del asma y las alergias, y promueven la función saludable del cerebro.

 

 

Complejo de vitaminas B

Son importantes como cofactores para miles de funciones metabólicas en el cuerpo, incluyendo el funcionamiento complejo del cerebro. Ellas también ayudan al control de altibajos emocionales en la pubertad. Los metilados (parcialmente metabolizados) son formas de las vitaminas B muy importantes en el autismo, en el Síndrome de Déficit de Atención e Hiperactividad, para remediar los bloques de enzimas específicas. Y puesto que son la forma más biodisponible, son buenas para todos.

 

 

Vitamina A

La vitamina A es una vitamina liposoluble. Es esencial para la formación de dientes saludables, huesos, tejidos blandos, membranas mucosas y piel. También se le llama retinol porque produce la coloración natural en la retina del ojo. Fortalece la buena visión, especialmente en ambientes de baja luminosidad.

 

 

Vitamina D

Es otra vitamina liposoluble. Se encuentra en la leche fortificada; sin embargo, esta leche contiene vitamina D2 sintética. Recomiendo tomar los suplementos de vitamina D3 natural o tomar sol de 20 a 30 minutos para adquirirla. La vitamina D es considerada actualmente una hormona, no una vitamina, y actúa en más de 2,000 genes en el cuerpo (alrededor del 10% del genoma humano). Existen muchos estudios que demuestran que es vital para el sistema inmunológico y para tener huesos saludables.

 

 

Vitamina E

Protege al cuerpo del daño causado por los radicales libres. Protege el corazón, los pulmones y el cerebro. Es importante en la formación de los glóbulos rojos y ayuda a utilizar la vitamina K, la cual juega un papel importante en la formación adecuada de coágulos. La vitamina E es muy baja en la dieta promedio, por lo tanto, es importante complementarla en forma de suplementos, pero asegurándose que esta sea natural.

 

En la etiqueta del suplemento, la vitamina E natural está indicada como d-alfa tocoferol. Las formas sintéticas son etiquetadas como dl-alfa tocoferol.

 

 

Oligoelementos

Existen hasta 80 minerales diferentes utilizados por el cuerpo. Ellos incluyen potasio, sodio, manganeso, zinc, hierro, cobre, yodo, selenio, molibdeno y cromo. Cuando solo nos enfocamos en un mineral como el calcio, estamos desnivelando el equilibro del cuerpo. Los oligoelementos se obtienen de los vegetales cultivados en suelos enriquecidos y del agua de mar.

 

 

Espero que este artículo les haya proporcionado información sobre los suplementos que son indispensables para los niños y para descubrir algunas formas de optimizar la dieta de sus hijos. He visto mejoras de salud en mis pacientes con simples cambios: dejando de comer trigo integral y pan blanco, limitando el azúcar y evitando productos lácteos.

 

 

Carolyn Dean, M.D., N.D., es doctora en medicina, naturópata, activista, ambientalista, acupunturista, homeópata y amplia conocedora del uso de hierbas en medicina, nutricionista, escritora, investigadora e inventora. El enfoque de su práctica médica, desde su inicio en 1979, fue enseñar a las personas acerca de sus opciones naturales y elecciones para lograr una salud óptima. La Dra. Dean es autora de varios libros, entre ellos “El Magnesio Milagroso”. La página web de la Dra. Dean es www.carolyndean.com

 

 

ARTÍCULO PUBLICADO EN LA EDICIÓN 22.

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo