ANTE UN SISMO, LO MEJOR ES PREVENIR

Vitalidad

 

Nuestro país está ubicado en el llamado cinturón de fuego, la zona donde las placas tectónicas están en constante movimiento liberando energía, razón por la cual se originan los terremotos. Hace más de 30 años, Lima no sufre uno de estos sismos, pero se prevé que en cualquier momento puede ocurrir. Aquí algunos detalles para tomar en cuenta y estar alertas.

 

EI origen de un terremoto se debe a la acumulación de energía que se produce cuando porciones del interior de la Tierra se desplazan buscando equilibrio como consecuencia de las actividades volcánicas y tectónicas, originadas principalmente en los bordes de las placas. El Perú se encuentra frente a las placas de Nazca, razón por la cual estamos expuestos a estos movimientos. Hace pocos años fuimos testigos presenciales de un gran sismo en el sur del país y las preguntas que nos vienen a la mente son: ¿Desde hace cuánto tiempo Lima no es el epicentro de un terremoto? ¿Está preparada la capital para un sismo de grandes consecuencias? ¿Sabemos qué hacer? Para responder estas preguntas entrevistamos al ingeniero Hernando Tavera, del Instituto Geofísico del Perú, quien nos dio los siguientes alcances:

 

¿Desde hace cuánto tiempo Lima no ha sufrido un terremoto?

No es necesario basarnos en una estadística; lo que debemos indicar es que el borde occidental de nuestro país puede ser dividido en 3 regiones: norte, centro y sur. La región centro comprende desde Chimbote hasta Ica, y es en esta zona donde en los últimos 100 años han ocurrido los siguientes terremotos: 1940, 1942, 1966, 1970, 1974, 1996 y 2007, todos con magnitudes entre 7.5 - 8.0 en la escala de Richter. Como vemos, el proceso geodinámico en la región central es muy complejo para poder establecer períodos de recurrencia de sismos.

 

¿Existe una diferencia entre temblor y terremoto? ¿Tal vez grados, duración?

Terremoto, temblor, sismo tienen el mismo significado y, en cualquiera de los casos, la diferencia dependerá de su magnitud. Puede haber terremotos de magnitud 3, como de magnitud 8, que en este caso, sería el más destructivo. Sin embargo, es común llamar temblor al evento leve, al que no ocasiona daños. Estamos acostumbrados a llamar terremoto solo al sismo que perjudica. Nosotros, como Instituto Geofísico del Perú llamamos a todos “sismos” y solo los distinguimos por su magnitud.

 

¿Necesariamente uno de gran magnitud devastaría Lima, o podría ser uno de grado menor pero de larga duración?

La historia ha demostrado que un sismo de magnitud 7.5 causaría mucho daño en Lima. Ahora, es común que los sismos en el borde occidental del Perú tengan mayor duración y esto obviamente ampliaría el daño, tal como ocurrió en Pisco.

 

¿De ocurrir un fuerte sismo, cuáles serían las zonas más afectadas de Lima?

Esta pregunta debemos responderla de la siguiente manera: Una ciudad es más o menos vulnerable ante un sismo dependiendo de la calidad de sus suelos, de la calidad de sus construcciones y de la antigüedad de las mismas. Depende si se encuentra ubicada en laderas de cerros, sobre pircas, si se encuentra en la ribera de los ríos o la conforman viviendas tugurizadas. Entonces, cada persona puede hacerse una idea de lo que podría suceder en Lima.

 

¿Lima está preparada para afrontar un terremoto?

En realidad, "ninguna" ciudad o país está preparado realmente ante un terremoto. La ciudad que diga que "sí", pues veremos cómo se comporta con el terremoto que viene. De acuerdo a la visión que tengamos de Lima, entonces sabremos si está o no preparada.

 

¿Qué debemos hacer para estar preparados?

La prevención es una larga labor, pero debe iniciarse. Lo poco que se pueda hacer marcará la diferencia. En este rol, la educación es básica: conocer el peligro que nos amenaza, saber si estamos preparados para enfrentarlo y vencerlo. No creo que pueda afrontarlo con una casa mal construida, o muy antigua. Tengan presente que un terremoto no mata personas, las personas mueren porque las casas se derrumban o porque existe desesperación.

 

¿Cuáles serían los lugares más seguros para resguardarnos luego de un sismo?

Si la persona vive en un primer o segundo piso debe tratar de salir a la calle o a campo abierto, cubriéndose la cabeza con las manos y permanecer quieta hasta que pase el terremoto. Luego, esperar instrucciones por radio. Por ejemplo, si estamos en el tercer piso o más, debemos hablar con Defensa Civil para que identifique los lugares más seguros y permanecer en ellos hasta que pase el terremoto, posteriormente evacuar hacia lugares abiertos. En ambos casos, consideramos que la vivienda no sufrirá daños.

 

¿Y cuáles serían los puntos de activación donde podría iniciarse un sismo?

En cualquier punto del borde occidental del Perú es factible, desde Tumbes hasta Tacna, con un poco más de probabilidad al sur de la ciudad de Ilo y al norte del Callao. Entre Nazca y Atico. Debemos tener mucho cuidado con las costas, pues luego de un terremoto podría producirse un tsunami. Como vemos, lamentablemente, no podemos detener un terremoto, ni tampoco pronosticarlo, pero debemos estar conscientes de que este fenómeno puede suceder en cualquier momento. Por tal motivo, tomen nota sobre cómo debemos estar preparados para afrontarlo.

 

 

 

¿QUÉ HACER ANTES DE UN TERREMOTO?

 

MÁS VALE PREVENIR:..

· En casa: Asegure el anclaje de muebles y electrodomésticos altos y pesados a la pared, así evitaremos que caigan durante la sa-cudida. Mueva los objetos pesados a las partes bajas de los muebles para evitar que caigan; si esto no es posible, tratar de sujetarlos mediante alambres o racks a la pared o estantes. Sitúe los objetos frágiles en zonas próximas al suelo. No acumule objetos que puedan entorpecer las posibles vías de escape. Identificar habitaciones próximas a árboles o postes de luz o de teléfono. Si uno de estos cae sobre el cuarto puede derribar la pared y ocasionar un desastre.

 

· Identificar las zonas más seguras en cada cuarto: muros de carga, pilares, marcos de puertas (que no tengan cristal sobre ellos), etc. Las habitaciones grandes, con grandes ventanales y pocos elementos de apoyo suelen ser más las propensas a colapsar durante los terremotos. Trate de evacuarlas rápidamente. Aprendan qué hacer en función de la habitación de la casa en que se encuentren. Si viven en una casa con varios pisos, tengan al menos una escalera plegable. Mejor si hay una en cada planta.

 

Hablen con su familia y establezcan un lugar de reunión y quién debe ir a buscar a los más pequeños de la familia. Que todos los miembros de la familia (excepto los más pequeños) conozcan dónde se encuentran las llaves de paso del agua y del gas, así como el panel de fusibles de la casa. Asegúrense de que todos saben cómo cerrar dichas llaves o cortar la corriente eléctrica en caso de emergencia.

 

· Tener a la mano, en lugares seguros y de fácil acceso: alimentos enlatados precocinados, cereales, frutos secos, sopas instantáneas, galletas, caramelos, etc. en cantidad suficiente para casos de emergencia como para alimentarse durante una semana. Ropa adecuada para cada estación del año. Productos para el aseo personal. Un botiquín de primeros auxilios. Medicinas para los enfermos crónicos de la familia. Vitaminas. Vendas y cicatrizantes. Termómetro. Aprendan primeros auxilios. Una caja de herramientas. Extintores.

 

· Muy importante: tengan un silbato, una radio, una linterna y varios juegos de pilas (conservados en su envase original). Revisen periódicamente la fecha de caducidad de las pilas y cámbienlas en caso necesario. Puede ser conveniente tener estos objetos en la mesita de noche.

 

· En el trabajo: Proceder de forma similar, como en su casa, identificando aquellos objetos que pueden salir despedidos durante la sacudida. Organicen un plan de emergencia y evacuación de la oficina.

 

· En la escuela: Preguntar a los profesores sobre los planes de emergencia de la escuela. ¿Cuál es su responsabilidad y su papel en caso de emergencia? Asegúrense de que se enseña a los estudiantes (sus hijos) qué hacer cuando ocurra un sismo.

 

 

¿QUÉ HACER DURANTE UN TERREMOTO?

Independientemente de donde se encuentren, procuren mantener la calma y no se dejen dominar por el miedo. Su respuesta dependerá de donde se encuentren cuando ocurra el terremoto. Consideremos a continuación las circunstancias más probables:

 

· Dentro de un edificio: Continúen dentro hasta que acabe el terremoto. Aléjense de todo objeto que pueda caerles encima.

 

Busquen una mesa o mueble sólido y métanse debajo. Si encuentran un pasillo, un pilar, una esquina de la sala o el marco de una puerta, siéntense en el suelo, flexionando y levantando las rodillas para cubrir su cuerpo y protejan la cabeza con las manos. Si tienen un libro, un periódico, un casco, un cojín o algo con qué cubrirse la cabeza, háganlo inmediatamente.

 

· En casa: Si están en la cocina, salgan inmediatamente de ella. Es el cuarto más peligroso de su casa por el gran número de objetos que hay en los armarios y que pueden caer. Si están descalzos (en la cama, ducha, etc.), arrojen una manta o toalla al suelo y caminen arrastrando los pies sobre ella para evitar cortes con cristales rotos. Procuren meterse bajo la cama hasta que pase el terremoto. Si están en una silla de ruedas, bloqueen las ruedas y cubran su cuerpo doblándose sobre sí mismos y cubriendo su cuello y cabeza con las manos, manta u otro objeto que tengan a mano.

 

· En un sitio público: No corran despavoridos hacia la salida. Se puede crear una avalancha humana que, con toda probabilidad, provocará más heridos que el propio terremoto. Si están en el cine o en el teatro échense al suelo, de rodillas, cubriendo su cabeza y cuello con las manos. En la escuela indíquenle a los niños y estudiantes que se arrodillen debajo de su pupitre, poniéndose un libro sobre la cabeza.

 

¿QUÉ HACER DESPUÉS DE UN TERREMOTO?

· En casa: No abandonen su vivienda si no observan daños en ella, pero tampoco se asomen a ventanas o balcones, que podrían colapsar con su peso. Si fuera necesario evacuar la vivienda, háganlo todos los miembros de la familia conjuntamente. Si alguien no responde puede estar conmocionado y requerir ayuda. Si quedan atrapados entre las ruinas de su casa, procuren escapar entre los huecos existentes entre los escombros. Si esto no es posible, utilicen un silbato para llamar la atención de los equipos de rescate. Mantengan la calma, utilicen las escaleras, nunca el ascensor. Si vuelven a casa, aléjense de los cables caídos. No utilicen el teléfono a menos que sea estrictamente necesario. Pueden colapsar las líneas vitales de comunicación de las autoridades. Enciendan la radio y escuchen las noticias y partes de información de Defensa Civil. Obedezcan las instrucciones de las autoridades. Si no hay suministro de agua, no utilicen la cadena del inodoro. Si están en la escuela, sigan el plan de emergencia establecido en la misma.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo