EJERCICIOS PARA ALIVIAR EL DOLOR DE LAS MANOS

Vitalidad

 

 

CAUSAS

La principal causa del dolor de manos generalmente es la artritis que genera el desgaste del cartílago en una articulación (el cartílago es el elemento de amortiguación entre los huesos), lo que causa inflamación e irritación de la membrana sinovial que ayuda a lubricar y proteger la articulación. Esto también puede producir que la fuerza de las manos disminuya y se dificulte realizar incluso las tareas más sencillas.

 

El dolor puede empeorar cuando se realiza una misma labor de manera constante y repetitiva como por ejemplo escribir con lapicero o presionar las teclas del computador, agarrar utensilios de cocina, realizar labores de construcción, etc. La fuerza de las manos también puede verse afectada, y es normal que las manos se sientan débiles, lo que hará difícil realizar incluso las tareas más sencillas.

 

Nuestras manos son el medio para realizar muchas actividades por lo cual es muy importante cuidarlas y darles la atención necesaria.

 

TRATAMIENTOS

En la actualidad existen una variedad de opciones medicinales disponibles para tratar la artritis en las manos: tomar pastillas orales para aliviar el dolor, inyecciones con esteroides que reducen la hinchazón de las articulaciones, y la más extrema: cirugía. Sin embargo, independientemente de si se sufre o no de artritis en las manos, una manera fácil y no invasiva para mantener las manos libres de dolor es hacer ejercicios frecuentes para aumentar la flexibilidad de las articulaciones y mejorar su nivel de movimiento. Ejercitar las muñecas, las palmas y los dedos fortalecerá los músculos que soportan las articulaciones de la mano, lo que permitirá realizar movimientos con menos molestias. Los ejercicios también ayudarán a mantener los ligamentos y tendones flexibles, así como aumentar la producción de líquido sinovial, y la mejora de la función articular.

 

EJERCICIOS

Hacer un puño. Este es un ejercicio fácil, puede hacerse en cualquier lugar y en cualquier momento en que las manos se sienten rígidas. Poner las manos en línea recta y doblar suavemente colocando el pulgar en la parte exterior de la mano formando un puño suave. No se debe apretar la mano con fuerza.

 

Repetir el ejercicio 10 veces, y luego hacer lo mismo con la otra mano.

 

Curvar los dedos. Mantener la mano recta. Doblar el pulgar hacia abajo con dirección a la palma, mantenerla en esta posición durante un par de segundos, y luego enderezarla. Doblar el dedo índice hacia la palma, mantener la posición durante otros dos segundos y soltar de nuevo para regresar a la posición normal.

 

Repetir el proceso con cada dedo de la mano, y luego repetir la secuencia completa con la otra mano.

 

Curvar el pulgar. Poner la mano hacia arriba. Doblar el pulgar hacia adentro con dirección hacia la palma. Extender el pulgar, tanto como sea posible, hacia la parte inferior del dedo meñique. Mantener esta posición durante un par de segundos y regresar el pulgar a la posición inicial.

 

Repetir 10 veces y luego realizar el mismo ejercicio con la otra mano.

 

Hacer un círculo. Empezar estirando la mano en la posición inicial, luego doblar todos los dedos suavemente hasta formar una O. Sostener la posición por unos minutos, y luego estirar nuevamente la mano.

 

Repetir el ejercicio por un par de minutos con cada mano.

 

Pulgar hacia arriba. Colocar el lado de la mano donde está ubicado el dedo meñique sobre una mesa apuntando con el dedo pulgar hacia arriba. Doblar los otros cuatro dedos hasta que la mano forme una 'L'. Mantener la posición durante un par de segundos, y luego enderezar los dedos volviendo de nuevo a la posición inicial.

 

Repetir el ejercicio 10 veces con cada mano.

 

Elevación de los dedos. Colocar la mano con la palma hacia abajo sobre una superficie plana. Levantar el pulgar lentamente fuera de la mesa, sosteniendo esa posición durante un par de segundos, luego bajar. Repetir este proceso con cada dedo, y luego repetir la secuencia completa con la mano opuesta.

 

Repetir el ejercicio 5 veces con cada mano.

 

Estiramiento de las muñecas. Mantener el brazo derecho hacia fuera con la palma hacia abajo. Con la mano izquierda, presionar hacia abajo hasta sentir un estiramiento en la muñeca y el brazo. Mantener la posición durante un par de segundos.

 

Repetir el proceso 10 veces. Luego repetir toda la secuencia en con la otra mano.

 

Fuente: Todomail

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo