EL PODER OCULTO SOBRE “DOS RUEDAS”

Vitalidad
Mg. Franz Rivera Mansilla
Psicosociólogo Deportivo

PERÚ

 

 

¿Recuerdas la primera vez que subiste o caíste de una bicicleta? ¿Recuerdas el reto que era aprender a manejar bicicleta y la satisfacción, alegría y disfrute que tuviste cuando domaste la “bici”? ¡Todo parecía difícil, pero una vez que aprendiste, nunca lo olvidaste! Pero, ¿has pensado cuál es el poder oculto sobre “dos ruedas”?

 

La bicicleta tiene el poder de aportar no solo beneficios individuales (a la persona que la usa), sino también brinda beneficios a la sociedad (medio ambiente).

 

El ciclismo es una actividad que está vinculada a la salud, con beneficios comprobados a nivel cardiovascular; y qué decir del desarrollo del sentido de equilibrio asociado a la coordinación motriz, útil para otras actividades; también contribuye a la disminución de los niveles de tensión, estrés y depresión; pero lo mejor de todo, es el disfrute que se siente sobre las “dos ruedas”.

 

La bicicleta no produce contaminación atmosférica ni acústica; es un medio de transporte muy económico que no necesita combustible, solo nuestra voluntad; además, ocupa poco espacio. El aumento del uso de la bici, mejoraría, sin duda, la fluidez del tráfico y se podrían solucionar algunos problemas de atascos relacionados al tránsito vehicular.

 

El ciclismo tiene tres expresiones prácticas:

 

- Ciclismo de competencia.

- Ciclismo de recreación o diversión.

- Ciclismo de transporte, es decir, como vehículo de transporte.

 

Lamentablemente, en la actualidad, los padres piensan mucho más antes de adquirir una bicicleta para sus hijos, quizás por el temor y el riego de algún accidente de tránsito, por la desconsideración e imprudencia de los conductores de automóviles y quizás también por lo irregular de nuestra geografía (subidas y bajadas) y el asfalto dañado con enormes huecos, y a esto se le añade la inseguridad que vivimos en nuestro país con respecto a los asaltos y los daños colaterales que conlleva una situación como esa.

 

Por otro lado, existe algo de burla, por un prejuicio absurdo, de ver en bici a una persona con ropa elegante (terno y corbata), etc.

 

Pero a pesar de todo lo negativo, nada se compara con el poder del control, confianza, esfuerzo, satisfacción y seguridad en uno mismo de estar al mando de una bicicleta. Con voluntad y esfuerzo se puede contribuir a mejorar el nivel competitivo del ciclismo, alcanzar un mejor estilo de vida y de paso descontaminar un poco la ciudad.

 

Los dirigentes del ciclismo deberían aunar esfuerzos con las autoridades políticas locales a fin de coordinar en conjunto la elaboración de Proyectos Técnicos para la creación de más ciclovías (vías de tránsito para bicicletas, aunque sea por días y horas); crear conciencia para el respeto mutuo entre ciclistas y conductores de automóviles; mejorar la seguridad ciudadana; y motivar la masificación del deporte en bicicleta y de su uso como transporte y recreativo.

 

Si tienes la oportunidad de subirte a una bicicleta, ¡no la desperdicies! ¡Súbete y disfruta del “PODER”!

 

 

 

 

Mg. Franz Rivera Mansilla

Psicosociología Deportiva franzrivera@hotmail.com Facepage: www.facebook.com/PoderDelDeporte

Fanpage: El Poder Del Deporte AQP

 

 

 

Si desean tener más información sobre temas psicológicos vinculados con el deporte, les recomendamos adquirir el libro “El poder del deporte” de Franz Rivera Mansilla en la librería de su preferencia.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo