LA ACTIVIDAD FÍSICA COMO PREVENCIÓN DEL CÁNCER

Vitalidad

 

 

 

DR. CONRAD ORTÍZ ALFARO

Químico Farmacéutico graduado en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos

Doctorado en Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad Complutense de Madrid

PERÚ

 

 

¿Sabías que 9.9 millones de personas morirán de cáncer cada año? ¿Sabías que aproximadamente el 70% de todas las muertes por cáncer ocurren en las partes menos desarrolladas del mundo? ¿Sabías que el costo económico total del cáncer a nivel mundial es de 1.16 trillones de dólares? ¿Sabías que solo el 10% de los cánceres se deben completamente a mutaciones genéticas?; así es, y frente a este panorama las terapias contra el cáncer siguen siendo muy agresivas para el paciente.

 

Si bien es cierto que en los últimos 20 años se han desarrollado nuevos fármacos de biología molecular como los anticuerpos monoclonales que tienen menos efectos adversos y mejoran la calidad de vida del paciente, lamentablemente, aún tienen un costo muy elevado, lo cual los hace inalcanzables para personas de recursos económicos medios y bajos. Por ello, es imprescindible informar científicamente los mecanismos de prevención que podemos incluir en nuestra vida diaria para contrarrestar este mal que aqueja a muchos.

 

Como se mencionó líneas arriba, se sabe que solo el 10% de los cánceres se deben completamente a mutaciones genéticas, lo cual quiere decir que las causas del 90% restante son ambientales, alimentarias y de hábitos o estilos de vida, considerando la inactividad física como un mal hábito.

 

La OMS define la actividad física como “cualquier movimiento corporal producido por el músculo esquelético que genera un gasto de energía” y recomienda realizar, como mínimo, ejercicio vigoroso por 150 minutos a la semana.

La OMS también indica que aproximadamente un tercio de los adultos en todo el mundo son físicamente inactivos, lo cual los hace más propensos a desarrollar diferentes enfermedades.

 

Por todo esto, los científicos en todo el mundo han dirigido sus esfuerzos en analizar los efectos de la actividad física contra el desarrollo del cáncer.

 

Por ejemplo, a mediados del 2017 los doctores Carmen Fluza-Luces, Alejandro Lucia y colaboradores publicaron en la prestigiosa revista Trends in Cancer el artículo “Exercise and the hallmark of Cancer” en el cual hacen una exhaustiva revisión de los avances sobre los estudios moleculares de los efectos del ejercicio sobre el cáncer, allí demuestran que la actividad física intensa y moderada realizada de manera regular se asocia con un bajo riesgo de desarrollar varios tipos cáncer, incluyendo colon proximal (-24%) y distal (-23%), endometrial (-17%, aunque solo en mujeres con sobrepeso/obesidad y/o posmenopáusicas), mama (-12% ), próstata (-10%), gastroesofágica (-18%), ovario (-11%), renal (-12%), pulmón (-24%) y pancreático (-11%).

 

Pero, ¿cómo la actividad física puede detener o disminuir la progresión del cáncer?, veámoslo paso a paso…

 

Como se sabe, el cáncer es una progresión maligna de células tumorales sin control biológico, las cuales, al pasar el tiempo, pueden migrar hacia otros órganos desarrollando el proceso denominado metástasis.

 

Hay diferentes mecanismos moleculares implicados en el desarrollo del cáncer, así por ejemplo, podemos observar el incremento en la concentración plasmática de factores de crecimiento celulares como el factor de crecimiento insulínico (IGF) un potente activador de células tumorales a través de la vía fosfoinositol 3 quinasa/AKT e inhibidor de muerte celular programada o apoptosis. Se ha demostrado en estudios de laboratorio que durante la actividad física el músculo esquelético utiliza el IGF para potenciar su rendimiento, disminuyendo de esta manera la utilizada por las células tumorales.

 

Se conoce que la proliferación celular está controlada por una proteína muy importante denominada p53 también llamada “guardián del genoma”, y cuando esta proteína está alterada por mecanismos genéticos o epigenéticos aumenta considerablemente la proliferación del tumor. Se ha demostrado el incremento de niveles de la proteína p53 en pacientes con cáncer de próstata que realizan actividad física induciendo la muerte celular tumoral.

 

La proteína del retinoblastoma (pRb) denominada “supresora de tumores” es otra molécula que juega un papel importante en el ciclo celular evitando el paso de la fase G1 a fase S, pero si la pRb está hiperfosofrilada se vuelve totalmente inactiva, favoreciendo la proliferación de células tumorales. Se ha demostrado que en el ejercicio intenso la pRb se fosforila menos y, por lo tanto, se mantiene activa más tiempo controlando la proliferación de las células.

 

Finalmente, Zimmer y colaboradores estudiaron en el 2015 la modificación epigenética inducida por una intensa carrera de resistencia (media maratón) en las células del sistema inmunológico, específicamente en las llamadas “asesinas naturales” (Natural Killer); como se sabe, este tipo de células inmunológicas reconocen y destruyen las células tumorales. En este estudio se comparó a 28 participantes (14 pacientes con cáncer en comparación con 14 controles sanos) y se observó el incremento de receptores para estas células confirmando que el ejercicio eleva la actividad de las natural killers estimulando la degradación de tumores.

 

Si bien es cierto que se debe enfrentar el cáncer desde un punto de vista holístico, por todos estos postulados es imprescindible y de suma importancia enfrentar también al cáncer desde la educación física, no solo en los colegios sino también en las universidades, así que es importante recalcar que, no solo los terapeutas físicos, si no que además los profesores de educación física debidamente capacitados se convertirán en personal clave para la salud preventiva.

 

 

 

Fuentes:

https://www.worldcancerday.org/infographic

https://www.who.int/es

Trends Cancer. 2017 Jun; 3(6):423-441.

doi: 10.1016/j.trecan.2017.04.007. Epub 2017 Jun 3

Crit Rev Oncol Hematol. 2015 Apr; 94(1):74-86.

doi: 10.1016/j.critrevonc.2014.12.012.

J Cell Physiol. 2019 Feb 14. doi: 10.1002/jcp.28304.

 

 

 

 

El doctor Conrad Ortíz se dedica a la docencia en pregrado en la Facultad de Medicina de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas y en posgrado en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Además, es coordinador general y docente en Virtual Medical, empresa de capacitación de profesionales de la salud.

 

 

Pueden visitarlo en:

 

www.virtualmedicalvm.com

virtualmedicalvm@gmail.com

 

…y en todas las redes sociales.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo