LA LIBERTAD DE CORRER

Vitalidad

 

 

 

 

 

 

 

 

MARITZA Y SU HIJA ALEXIA EN UNA CARRERA EN PARÍS

 

Maritza Rey es peruana, reside en Francia con su familia, y dentro de sus múltiples actividades ha participado en varias carreras, lo cual despertó nuestro interés para entrevistarla con el fin de que nos relate sus experiencias como deportista y el impacto que esta actividad tiene en su vida y en su salud.

 

 

PORTAL BIEN DE SALUD: Hola Maritza, gracias por concedernos unos minutos de tu tiempo. En primer lugar, por favor cuéntales a nuestros lectores cómo empieza tu interés por esta actividad.

MARITZA REY: Cuando tenía 20 años leí en una revista un artículo donde explicaban los grandes beneficios que proporciona la práctica del jogging, esto me inspiró para lanzarme. Y así descubrí… LA LIBERTAD. Para mí, correr es tener alas… SER LIBREEEE. Y además siempre he admirado a “LOS CHASQUIS” mensajeros del Imperio Inca que tenían que correr grandes distancias para llevar informaciones. Este Febrero 2019 estuve en Cuzco, Machu Picchu y llegue hasta la cima del Wayna Picchu, allí sentí orgullo por estos seres que debían tener muy buena condición física, ya que hay una escalera para hacer la ascensión cuyas gradas no son de la altura estándar que nosotros usamos para subir a un edificio, ¡estas son el doble de altas! así que hay que hacer doble esfuerzo para levantar las piernas y lo sientes en los muslos que recalientan rico.

 

 

P.B.D.S.: ¿En cuántas carreras has participado y en qué lugares del mundo?

M.R.: He participado en 23 carreras. Tengo un archivo donde llevo toda la historia de cada una. He hecho varias en Francia (Paris, Aix-en-Provence), España (Madrid, Sevilla, Barcelona), Inglaterra (Londres), Italia (Roma), Hungría (Budapest), República Checa (Praga), Estados Unidos (New York).

 

 

P.B.D.S.: Es impresionante que una aficionada haya participado en tantas carreras y en diversos lugares Maritza. Nos comentabas antes de la entrevista que tu esposo y tu hija también participan en las carreras. ¿Crees que esto contribuye a unirlos todavía más como familia?

M.R.: Sí, es siempre una ilusión conocer otros países, así que hacemos planes juntos, nos entrenamos, nos masajeamos, sin duda es una de las actividades que nos permite mantener nuestro amor incondicional familiar encendido. Y esto también nos sirve para tomar la vida deportivamente en todos los sentidos.

 

 

P.B.D.S.: Maritza, ¿cómo te preparas antes de cada carrera? ¿Te haces algún tipo de chequeo médico?

M.R.: Para inscribirte a cada carrera te piden un certificado médico; es decir, tienes que pasar la consulta para verificar que estás en buena condición física. La preparación depende de la distancia de la carrera, pero en general me preparo corriendo 3 veces por semana para la resistencia física y el aguante psicológico. Correr es una disciplina, hay que correr pero también hay que reposar. El reposo forma parte de un plan de entrenamiento. Lo único que se necesita es tener unas buenas zapatillas con gel en el talón para amortiguar el impacto. A medida que pasa el tiempo hay más estrés y agitación cuando la fecha se aproxima. La víspera, la presión es infernal, no sabes que clima hará, lo peor es la lluvia porque puedes resbalar pero hay que darle para adelante nomás. Y así, cada vez que te enfrentas al temor te vuelves más fuerte, más intrépida a cada carrera. Esto me ha servido para adaptarme a la vida europea ya que el clima es más rudo y también la sociedad es muy competitiva, es decir, busca la eficacia en todo, así que tienes que estar preparada en todos los campos.

 

 

P.B.D.S.: ¿Qué sientes mientras te encuentras realizando ese esfuerzo físico extremo?

M.R.: ¡Una alegría inmensa! ¡Te sientes poderosa! Y esto se debe a la labor de las endorfinas que se encargan de hacer el resto. Estas son las sustancias que produce el cerebro a los 30 minutos de esfuerzo. Sientes un bienestar y una satisfacción ¡increíble!

 

 

P.B.D.S.: ¿Durante una carrera, cuál es tu objetivo principal, solo piensas llegar a la meta o lo haces porque te sientes bien, como una diversión, etc.?

M.R.: Lo principal es TERMINARRR esa es mi meta.

Sentir:

¡MISIÓN CUMPLIDA!

¡LO HICE!

¡TODAVÍA PUEDO!

Es el fruto de todo un esfuerzo de preparación.

 

 

P.B.D.S.: ¿Mientras estás participando que haces para resistir el esfuerzo físico y mental que implica esta actividad? ¿Entras en una especie de meditación mientras corres o qué pasa por tu mente en esos momentos?

M.R.: Cuando comienza la carrera sientes estrés, luego poco a poco corres despacio hasta encontrar tu ritmo y el objetivo es hacer un tiempo determinado a cada km para hacer un buen score final. Cuando ya no puedo más… yo me motivo sola, me digo frases positivas, grito, me aliento, pienso en la medalla que voy a recibir… porque hay que merecerla.

 

 

P.B.D.S.: Queda claro que lo importante es participar y vivir esta experiencia, pero tenemos la curiosidad de saber si siempre has llegado a la meta.

M.R.: ¡Sí! SIEMPRE. Es mi objetivo. Una vez tenía un calambre en la pantorrilla que me atacó de pronto, rezaba y me repetía: ACABAR, ACABAR, ACABAR… Y cuando llegué a la meta, me eche en el suelo para que me estiren la pierna. Fue lo más bravo que me ha ocurrido en una carrera.

 

 

P.B.D.S.: ¿Cómo te sientes físicamente luego de cada carrera? ¿El cuerpo se resiente mucho? ¿Cuándo terminas el recorrido necesitas algún tipo de asistencia como masajes, hidratación adicional, etc.?

M.R.: Me siento ¡FELIZ! Todo mi cuerpo vibra de emoción, aunque me duela algo, la alegría supera lo físico. Si te has preparado, la recuperación es rápida, claro que al otro día te duele todo, pero luego pasa. Al llegar, tomo mucha agua y masajes con árnica, y al día siguiente hay que moverse para eliminar el ácido láctico por supuesto.

 

 

P.B.D.S.: Maritza, y mentalmente ¿cómo puedes describir la sensación luego de esta experiencia? ¿Todas son iguales o cada cual tiene algún elemento especial que las distingue?

M.R.: En cada carrera ganas más confianza en ti misma. Te sientes que has subido un peldaño más. Te sirve para enfrentar los retos de la vida. Cada carrera es diferente, cada una tiene su MAGIA particular por eso guardo todos los papeles, fotos, recuerdos de cada una en un archivo.

 

 

P.B.D.S.: Cuéntanos brevemente qué experiencias has tenido en cuanto a la interacción con otros participantes, ¿hay tiempo para conocer a otras personas de diversas culturas y etnias, o cuando acaba todos están tan cansados que no hay mucha comunicación?

M.R.: Como soy latina para mí es muy fácil establecer la amistad, la entablo rápidamente desde el momento que llego la víspera o el mismo día, a buscar mi número (dorsal). En el recinto hay muy buen ambiente con música, mucha animación. Y todo ocurre deportivamente “MENTE SANA EN CUERPO SANO” Y cuando digo que soy de PERÚ es un plus, todos se alocan por el Machu Picchu. Nos hacemos muchos amigos.

 

 

P.B.D.S.: Tienes alguna anécdota que haya marcado tu vida durante esta experiencia

M.R.: Cuando llegamos a New York, fuimos directo a buscar los dorsales para la carrera del sábado y al salir del recinto ya era de noche, pero felizmente habían taxis y un señor decía: ¡HOY OFERTAS! Y dijo que el precio estaba regalado para llegar hasta TIMES SQUARE, EN LIMOUSINE CON LUNAS POLARIZADAS, ¡fue genial! cuando bajamos parecía de día, por todas las luces fuertes que alumbran este lugar mítico. Fue lindo descubrir así esta ciudad legendaria. Luego corrimos el sábado pasando por la 5ta AVENIDA y llegando a CENTRAL PARK y en la noche era HALLOWEEN fue ¡espectacular!

 

 

P.B.D.S.: ¿Qué se siente luego de haber cumplido con tu propio reto?

M.R.: ¡UNA GRAN SATISFACCIÓN!

Te sientes como ROCKY cuando sube las escaleras y levanta los brazos de triunfo. ¡LO HICE!

Es un compromiso contigo misma.

 

 

P.B.D.S.: ¿Recomiendas participar en una carrera? y ¿qué les aconsejas a las personas que piensan participar por primera vez?

M.R.: Sí, lo recomiendo. Les aconsejo que crean en ellas. ¡SI SE PUEDE! Si uno se entrena bien y va aumentando su resistencia, pueden realizar su sueño. Para entrenarse hay que comenzar como dice la canción de Luis Fonsi: “D E S P A C I T O” Porque tu cuerpo no está acostumbrado. No hay que correr demasiado la primera vez. Se debe habituar al organismo. Solo correr 5 minutos de golpe y detenerse. Hay que alternar secuencias de caminata y de carrera lenta para que el cuerpo pueda adaptarse progresivamente a este nuevo esfuerzo, dos veces por semana. Caminar y correr. Comiencen con 10 minutos de caminata rápida para calentarse, empalmen 3 veces (1 minuto de carrera + 2 minutos de caminata), caminen un poco para terminar. En total todo debe durar 20 minutos.

 

 

P.B.D.S.: ¿Y a los que no se animan a hacerlo que les dirías? ¿Qué beneficios obtienen entrenando y participando en estos eventos?

M.R.: ESTÁS CON TU MOTOR APAGADO. PRUEBA. NO TE ARREPENTIRAS.

Aquí algunas cosas que pueden motivarlos:

Todos en algún momento de la vida, hemos querido adelgazar. Esta es una buena manera de perder esos kilitos que sobran. Aparte de quemar calorías, el jogging te fortalece, te moldea el cuerpo, mejoras tu condición física. Te atreves a caminar más, a dejar el ascensor, a utilizar las escaleras, a montar bicicleta, “deporte entrena deporte”. Te sientes orgulloso de llegar a correr 20 minutos luego 30 minutos luego 45. Aparte que uno se cuida, es una oportunidad para salir fuera de casa, para respirar aire puro e interactuar con la naturaleza.

ESPERO HABERLOS MOTIVADO COMO AQUEL ARTÍCULO QUE ME INSPIRÓ A MIS 20 AÑOS.

 

P.B.D.S.: Maritza, ha sido un placer conversar contigo y contar con un testimonio real y de primera mano de una persona como tú sobre todo el proceso y los efectos de una carrera tanto física como mentalmente. Muchas gracias por conversar con nosotros y contarnos tu valioso testimonio que estamos seguros servirá de inspiración para muchos de nuestros lectores. Sabemos que seguirás participando en estos eventos a lo largo de muchos años más y te auguramos muchos éxitos en todo lo que emprendas.

 

 

NEW YORK ROAD RUNNERS (NYRR)

RUN FOR LIFE

31 de octubre 2015

Llegando al Central Park con mi hija Alexia

 

 

 

 

 

“WOLKSWAGEN PRAGA MARATÓN” en relevo

PRAGA, REPÚBLICA CHECA

8 de mayo 2016

Aquí con toda la familia (mi esposo Thierry y mi hija Alexia)

Corrimos 7 personas 42,195 km

Lo hicimos en 4h, 54m, 24s.

 

 

“LA PARISIENNE” PARÍS, FRANCE

Alrededor de la Torre Eiffel

Es la más importante CARRERA FEMENINA de Europa.

Participan 37,000 mujeres su participación ayuda a la financiación para la LUCHA CONTRA EL CANCER DE SENO

10 setiembre 2017

 

 

 

“LA PARISIENNE” PARÍS – FRANCE

Maritza, su hija Alexia, y Jade (participante de Malasia)

9 Septiembre 2018

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo