LOS BENEFICIOS DEL BAILE EN LOS NIÑOS

Vitalidad

Ivette Carrión

Creadora de la Metodología ASIRI - PERÚ

Desde hace 20 años vengo hablándole a los padres y maestros sobre la Metodología ASIRI, cuyos referentes son “Sonido, Color y Forma”, así como su importancia para generar equilibrio en el cuerpo.

El baile es una de las actividades que mejor puede representar a estos tres, ya que siempre habrá un sonido para bailar, una forma para moverse y un color que es el que determina de qué manera hacerlo.

La vida es puro movimiento y cuando veo bailar me doy cuenta que la vida es una danza y que las experiencias de la vida me dan el aprendizaje que necesito para las situaciones que se presentan en mi vida a diario; además, el practicar la danza me provee de destreza y ritmo, ese ritmo que necesito para crear un orden y constancia en mi vida.

Bailar es importante para todos los seres humanos; pues hemos visto a lo largo de nuestra historia que las tribus que no danzaban tendían a desaparecer y es que el sonido, color y forma no se deben perder ya que de ahí surge el “Sentir, Hacer y Pensar” que utilizamos para aprender y experimentar en este hermoso planeta llamado tierra.

¿Por qué es importante para los niños?

Ahora más que nunca, las actividades que impliquen bailar son sumamente importantes, ya que la mayoría de niños hoy en día tienen que estar sentados muchísimo tiempo frente a un computador. Las actividades de jugar y salir al exterior se han restringido a tal punto que si no hacemos algo por cambiarlo, tendremos en unos años a estos niños y adolescentes sin motivación alguna por moverse y activar su voluntad.

El hacer ejercicio a través del baile, crea atención, concentración, ubicación en el espacio, mejora el ritmo cardiaco ya que activa la circulación, mejora la coordinación, la lateralidad, la destreza de movimiento y el equilibrio; contribuyendo a que todo su organismo esté dispuesto a lograr lo que necesite, incluyendo el éxito académico.

El desarrollo del Hemisferio derecho

Está científicamente comprobado que el hemisferio izquierdo del cerebro tiene a su cargo las actividades más intelectuales como la información verbal y numérica, la lógica y el orden; mientras que el hemisferio derecho del cerebro se encarga de actividades más artísticas y de imágenes, además de procesar las emociones, sentimientos y relaciones.

 

En este sentido y hablando hoy en día  de la neuro-educación, se está observando que las emociones influyen mucho en la forma como aprende el niño y, desde esta mirada, se está tomando más en cuenta impulsar todas las actividades artísticas para que su desarrollo emocional y nivel de conocimiento estén integrados. Los ejercicios que se utilizan para desarrollar el hemisferio derecho del cerebro muestran actividades de cruce, como comer con la mano izquierda si es que la derecha es la dominante, lavarse los dientes con la mano que menos utilizas, dar pataditas a la pelota con la pierna y pie que menos utilizas, coser y en general actividades que permitan utilizar las manos, los pies, los ojos, la cabeza y todo lo que permita cruzar y poder integrar.

 

Uno de los bailes que permite hacer esos cruces es la marinera, ya que al danzarla estás dando vueltas constantemente y generando la figura del infinito, ejercicio que permite tener tus dos hemisferios del cerebro integrados.

Espero que este conocimiento te anime a buscar alguna forma de practicar el baile con tus hijos y tus estudiantes.

 

NOTA EDITORIAL: Si desean comunicarse con Ivette Carrión pueden hacerlo a través del siguiente correo:

ivettecarrion44@gmail.com

 

03/11/2020

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo