MI PADRE Y SUS ENSEÑANZAS DE VIDA

Vitalidad
Dr. José Luis Pérez-Albela
Médico cirujano
Médico naturista

 

 

Mi padre cumplió 95 años hace unos meses, y esta fecha coincidió con el aniversario de mis más de 3 décadas compartiendo las enseñanzas de mis padres y las de mis maestros del cielo y de la tierra.

 

Quiero compartir con ustedes algunas de las claves de la longevidad sana de Don José Santiago Pérez-Albela Arias, mi padre:

 

La higiene. Siempre nos enseñó que aunque haya pobreza, jamás debe faltar la limpieza. Y él es un ejemplo de esta enseñanza: tiene limpieza mental porque no guarda rencores, ambiental porque hasta el motor de su carro estaba brillante, y ni qué decir de su limpieza corporal.

 

Deporte. Gran basquetbolista del Club Flecha.

 

Laborioso. Tenía su puesto en el Mercado de Frutas; recuerdo que a las 4:30 am lo acompañábamos a vender frutas, desde allí conservo el hábito de despertarme temprano.

 

Paciencia y prudencia. Nos crío con los “fierros”, manejaba taxi y bus, él siempre estuvo al volante a tiempo y tranquilo.

 

Labor manual constante. Siempre arreglaba algo en la casa.

 

Gratitud. Es una de las claves para una eterna juventud, siempre fue muy grato con mi abuela materna, grato con sus padres, con sus suegros, amigo de todos.

 

La siesta. Respeta y practica esta ley de la vida.

 

Hombre de fe y oración. Devoto cargador de la Cuadrilla de San Judas Tadeo

 

Cumplido y agradecido. Me enseñó a pagar las deudas con alegría.

 

Consumidor de comida oriental. Por lo menos dos veces por semana íbamos a comer en la Calle Capón o nos traía ese tipo de comida a la casa.

 

Ayunante. Cuando menos lo esperábamos llegaba a casa con papaya o naranja y ayunaba por dos días seguidos.

 

Gracias papá por tu buen ejemplo, eres un triunfador, estás en la cuarta edad, la edad de recoger los frutos que sembraste; y gracias a mi abuela Cayetana Arias por haber traído al mundo a un ser tan especial.

 

Gracias también a los seguidores de Bien de Salud por los 33 años de confianza y compañía, gracias a Panamericana TV, mi nueva casa televisiva, por esta nueva etapa, y gracias a todo mi equipo de colaboradores.

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo