SIMPLIFICAR LA VIDA MEJORA LA VITALIDAD

Vitalidad

 

 

Simplificar es el arte de vivir con lo necesario, dando valor a lo verdaderamente importante para ser feliz en la vida…

 

Generalmente, las personas tenemos una especie de temor al vacío, es decir, tenemos que acumular muchas cosas (ropa, objetos, etc.), tener actividades programadas todos los días, y un sinfín de muchas cosas más, porque creemos que de no hacerlo estamos perdiendo el tiempo, o dejando pasar acontecimientos importantes.

Pero si recapacitamos un poco, podemos ser conscientes de que el minimalismo es una muy buena opción para simplificar nuestras vidas y hacerlas más llevaderas.

Te aconsejamos que:

  • Detectes si estás acumulando muchos objetos, aficiones, compromisos, obligaciones, experiencias, etc.  
  • Trates de detenerte y disfrutar de un espacio de tranquilidad. Recuerda que la armonía y la paz mental es muy importante para tu salud integral y no nos cuesta nada hacerlo de vez en cuando.
  • Descubras si tener menos cosas, tareas o relaciones te hace sentir mejor. Sobre todo, piensa que si te ocupas de más quehaceres o actividades, tu tiempo se acortará, lo que hará que las experiencias tengan menos calidad y por lo tanto brindarán menos satisfacción. 

simplificando la vida

  • Prepara una lista de las cosas que haces con cierta frecuencia: compras, citas, almuerzos con amigos, tomar cursos, etc.
  • La próxima vez que las realices, toma nota si te has sentido bien haciéndolas, y si te han aportado física o espiritualmente algo bueno.
  • Si alguna de esas actividades te han creado problemas, has sentido que son una pérdida de tiempo, o hubieras querido evitarlas, quiere decir que te han robado energía, tiempo, quizás dinero y sobre todo, vitalidad. Entonces, la única forma de solucionarlo es eliminarlas gradualmente.

En cuanto al plano económico, adoptar una decisión de simplificar la vida, significa tomar conciencia de que muchas veces gastamos dinero en cosas vanas sin las cuales puedes vivir igual o mejor que hasta el momento, por ejemplo:

  • Objetos que compras y nunca llegas a usar.
  • Ropa que solo te pusiste una o dos veces.
  • Utilizar tarjetas de crédito cuando no es necesario. Esto te puede traer más problemas que beneficios.

Cuando realizas la transición de vivir por cosas a vivir por experiencias, inmediatamente te abres a más. Invierte más tiempo de calidad con tu familia y amigos, dedícale más tiempo a tus hobbies y pasiones, dedícate a disfrutar cada día al máximo y aprecia las cosas simples de la vida. Esto es lo que considero una vida simple y balanceada, con espacio no solo para sí mismo, sino también para vivir experiencias que nos hagan sentir humanos; todo esto teniendo tiempo y energía disponibles para lo que verdaderamente importa.

Un gran ejemplo de vivir simple, es el que aplica el creador de Facebook, Mark Zuckerberg (quien además es multimillonario); a quien en una entrevista le preguntaron por qué siempre se vestía con  playeras (polos) color gris o azul y jeans, a lo que respondió que así se le simplificaba la vida porque no tenía que perder tiempo cada mañana decidiendo qué ponerse y ese tiempo ganado lo usaba para enfocarse en lo que realmente era importante para él.

Simplificar la vida es solo cuestión de decisión y voluntad. Si decides hacerlo, llena tu tiempo en actividades que realmente te reconfortan.  No te dejes llevar por la corriente de compromisos que asumes para no quedar mal con los demás. En resumen, tú eres el dueño de tu destino y la decisión es tuya. Si logras simplificar tu vida, tendrás el tiempo y la energía disponibles para lo que realmente es importante para sentirte más feliz, saludable y vital.

 

Fuentes de información:

zespri.eu

crearsalud.org

lamenteesmaravillosa.com

 

 

17/03/2021

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo