WATERPOLO, EL DEPORTE DEL VERANO

Vitalidad

 

 

Es un deporte acuático de equipo, se juega en una piscina y durante el partido se enfrentan dos equipos de siete jugadores, incluido el portero. Cada equipo lleva un color de gorro que los distingue de sus adversarios. El objetivo del juego es hacer gol en la portería del equipo rival, con una posesión de pelota de 30 segundos en cada equipo. Se juega cuatro tiempos de ocho minutos, con descansos entre tiempos de dos minutos. Hay seis jugadores de reserva y el número de cambios es ilimitado y pueden hacerse en cualquier momento. Existe una zona específica de la piscina donde los jugadores deben realizar los cambios para salir y entrar.

 

 

Historia

El waterpolo se originó como un juego, como muchos otros deportes, en el año 1870 en los lagos de Inglaterra. En un principio se le denominó polo porque los jugadores jugaban sentados encima de barriles y golpeaban la pelota con mazos. Este juego después se llamó waterpolo, fútbol acuático o rugby acuático (actualmente el rugby subacuático se practica como disciplina independiente de la natación y dentro de las actividades subacuáticas).

 

Complejo y exigente, tanto física como mentalmente. Esos son los mejores términos para referirse al waterpolo, disciplina que se remonta al año 1870 en Inglaterra, donde se jugaba en ríos y lagos.

 

El juego de waterpolo se jugaba de forma libre y prácticamente sin normas, hasta que en 1877 el periodista e instructor de natación William Wilson (Londres 1844, Glasgow, 1912) redactó una serie de reglas que evolucionaron hasta convertirse en las bases del primer reglamento oficial publicado en 1885.

 

Este reglamento contemplaba nuevas formas de jugar, entre otros cambios se empezó a utilizar una pelota de cuero, se prohibió agarrar al adversario y se sancionó tocar la pelota con las dos manos.

 

En muy poco tiempo el waterpolo fue adquiriendo gran popularidad en Europa y América, lo que le permitió ser reconocido como disciplina olímpica en los Juegos Olímpicos de París en 1900. A excepción de los Juegos Olímpicos de San Luis en 1904 el waterpolo masculino ha estado siempre presente en todas las citas olímpicas y el waterpolo femenino se incorporó al programa en los Juegos Olímpicos de Sídney en el 2000.

 

 

Beneficios Como el waterpolo se practica en el agua brinda los múltiples beneficios que aporta la natación, entre los principales están los siguientes:

 

* Mejora la resistencia cardiopulmonar.

* Estimula la circulación.

* Mantiene estable la presión arterial.

* Disminuye las probabilidades de sufrir enfermedades del corazón.

* Desarrolla habilidades físicas y psíquicas.

 

 

Precauciones

Para evitar inconvenientes no se recomienda la ingesta de alimentos por lo menos dos horas antes del ingreso a la piscina, pues puede resultar extremadamente peligroso y hasta mortal. Lo anterior porque se produce el llamado síncope por hidrocución, que consiste en la pérdida de conocimiento provocada por el brusco contraste de la temperatura corporal y el agua de la piscina, en especial si está muy fría. Por último, el consumo de alimentos antes de entrenamientos o juegos no debe ser excesivo, aunque sí rico en fuentes de energía y minerales, entre ellas el potasio, para evitar los calambres musculares.

 

BIEN DE SALUD LOS INVITA A APROVECHAR EL VERANO PARA PRACTICAR ESTE DEPORTE, NO NECESARIAMENTE DE MANERA PROFESIONAL, YA QUE PUEDEN DIVERTIRSE CON SU FAMILIA Y AMIGOS Y A LA VEZ MEJORAR SU RENDIMIENTO FÍSICO , OBTENIENDO LOS BENEFICIOS MENCIONADOS PARA SU SALUD.

 

 

Fuentes:

Muyhistoria.es

Waterpolomadrid.com

Altonivel.com

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo