AL AUXILIO DEL CEREBRO

Cuerpo

 

 

En la actualidad, las herramientas para mejorar nuestros órganos se han desarrollado en incontables direcciones. Existen procesos quirúrgicos, trasfusiones, intervenciones celulares por varias vías y hasta el uso de implantes para estimular las reacciones y actividades neuronales.

 

El presente texto no enumera los problemas cerebrales que pueden generarse ni sus diversos motivos. Las causas de la deficiencia neuronal se explorarán en otros artículos. Lo principal aquí es informar sobre los procesos, algunos más novedosos que otros, con los que la ciencia ha sido capaz de revertir consecuencias graves y auxiliar de esta forma la composición y el funcionamiento cerebral.

 

 

¿Qué respuestas encontramos a los malestares cerebrales?

En este punto se puede contar con un proceso de convalecencia por medio de implantes cerebrales.

 

Un implante cerebral, también categorizado como implante neural, es un dispositivo diseñado con la tecnología necesaria para establecer un contacto directo con el cerebro humano. El lugar donde generalmente se implantan es la corteza cerebral.

 

 

¿Con qué propósitos se emplean los implantes cerebrales?

El propósito y objetivo principal de un implante cerebral es conseguir el desarrollo de una prótesis biomédica eficiente. Las investigaciones de implantes recurren a estas prótesis con motivos de instrucción especializada. De esta manera intentan encontrar mejores sustitutos para ciertas zonas del cerebro que se muestran disfuncionales, debido tanto accidentes cerebrovasculares como a lesiones tumorales.

 

Algunos implantes se emplean en animales con el fin de mejorar la calidad de vida de ciertas especies, así como analizar la respuesta de la nueva zona cerebral para propósitos de investigación.

 

 

Avances de la tecnología de los implantes cerebrales

Existe una tecnología que permite la creación de interfaces entre un dispositivo de computadora y el sistema neuronal principal.

La investigación de esta tecnología se encuentra en plena evolución y ha llegado al desarrollo de matrices de electroencefalografía. Esta técnica es la más novedosa en el amplio campo de las interfaces cerebro-ordenador.

 

 

Electroencefalografía

Es una exploración de origen neurofisiológico que registra la actividad bioeléctrica de nuestro cerebro. Las investigaciones neurofisiológicas se realizan durante las horas de reposo y sueño para documentar estimulaciones y activaciones en momentos de escasa actividad.

 

 

INFORMACIÓN IMPORTANTE

Los primeros estudios de electroencefalografía datan del año 1875 y se realizaron en el Reino Unido. Richard Birmick Caton condujo en Liverpool un modesto experimento sobre las reacciones bioeléctricas en los cerebros de ratones y monos.

 

 

¿Cómo funcionan los implantes cerebrales?

Los implantes de este tipo funcionan como estímulo eléctrico para registrar o bloquear las señales neuronales en el cerebro humano. Esto se diseña para evitar que alguna disfuncionalidad se propague por el organismo y recopilar información de muestreo para estudios y tratamientos posteriores.

 

 

Por el momento existen dos técnicas establecidas:

-Técnica vagal intra-abdominal: es conocida como la técnica del bloqueo y se implementa por medio de laparoscopia. Es fundamental, pues mediante corrientes eléctricas bloquea las señales del cerebro hacia el estómago y el páncreas.

 

Las corrientes eléctricas altas se conducen por vía del nervio vago y pueden ayudar a los pacientes a perder exceso de peso sin necesidad de dietas.

 

La laparoscopia permite recorrer y visualizar la cavidad abdominal por medio de una lente óptica.

 

-Técnica de neuroimagen: corresponde a la mayoría de los esfuerzos de investigación en la actualidad; sin embargo, por las escasas señales que se registran y la complejidad de la actividad neuronal, en los últimos años los resultados no han conseguido mayor desarrollo.

 

 

Tratamiento quirúrgico de implantes

Un proceso de tratamiento quirúrgico cerebral bastante difundido es la Estimulación Cerebral Profunda (ECP), en la cual se implanta un dispositivo médico para enviar impulsos eléctricos a través del cerebro.

 

La terapia ha conseguido resultados positivos en el tratamiento psiquiátrico de distintos desórdenes. Entre ellos, se destacan los resultados contra el Parkinson y el dolor crónico de las vértebras.

 

El objetivo principal de este tratamiento es formar una red de regulación cerebral controlada por impulsos eléctricos. En suma, se busca reeducar el funcionamiento del cerebro y enviar señales que permitan controlar las actividades del organismo.

 

El dispositivo médico empleado durante este proceso se denomina neuroestimulador.

 

 

Neuroestimulación

Es el proceso por medio del cual se consigue aliviar dolores y disfuncionalidades a partir del contacto cerebral. El dolor es eliminado antes de volverse tangible por el sistema nervioso.

 

 

La neuroestimulación está compuesta por cinco elementos necesarios para lograr la estimulación eléctrica:

 

1. Electrodos: cables médicos que generan alivio en las zonas epidurales por neuroestimulación.

 

2. Programador médico: es un ordenador manejado por el médico encargado. Se utiliza para ajustar, regular y controlar el procedimiento de neuroestimulación.

 

3. Neuroestimulador: dispositivo implantado bajo el abdomen que genera impulsos eléctricos regulados y ordenados por el programador médico.

 

4. Programador del paciente: dispositivo que regula los impulsos eléctricos para uso del paciente. REQUIERE CONTROL MÉDICO.

 

5. Extensión: es un cable pequeño que sirve de conexión entre el neurotransmisor y los electrodos.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo