DIAGNÓSTICO, TRATAMIENTO Y ATENCIÓN OPORTUNA DEL LINFOMA DE HODGKIN DENTRO DEL ESTADO DE PANDEMIA EN NUESTRO PAÍS

Cuerpo

 

 

Con motivo del día mundial del cáncer que se conmemora el 4 de febrero, conversamos con el Dr. Daniel

Entrevista al Dr. Daniel Enríquez

Enríquez, médico oncólogo de la Clínica Delgado y del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN).

 

PORTAL BIEN DE SALUD: Dr. Enríquez, gracias por brindarnos la oportunidad de conversar con usted para tratar el tema del Linfoma de Hodgkin y su atención oportuna en tiempos de pandemia. Por favor, explíquenos brevemente qué es el Linforma de Hodgkin y cuáles son las causas para que se desarrolle esta enfermedad.

Dr. DANIEL ENRÍQUEZ: El linfoma de Hodgkin es un tipo de cáncer que se origina en el sistema inmune, principalmente los ganglios linfáticos. No tiene una causa definida pero se encuentra asociado a la infección por algunos virus como el Epstein Barr y Virus de la Inmunodeficiencia Humana.

P.B.D.S.: ¿Cuáles son los síntomas principales que nos pueden llevar a sospechar que una persona padece esta enfermedad y qué pruebas diagnósticas existen para descartarla o confirmarla?

D.D.E.: Hay 3 síntomas en particular (síntomas B) que nos pueden hacer sospechar de linfoma de Hodgkin: fiebre inexplicable >38ºC, sudoración nocturna intensa y pérdida de peso mayor al 10% de su peso habitual (considerando que no realizó alguna dieta).

Sin embargo, existen otros síntomas que se pueden manifestar como: escozor en la piel (prurito), fatiga extrema a pesar de descansar, y clásicamente el aumento de tamaño progresivo de ganglios en el cuerpo, que puede ir acompañado de dificultad para alimentarse, para orinar o llenarse rápidamente con los alimentos. Por otro lado, el aumento de volumen del abdomen, así como la dificultad para respirar también representan signos de alarma indirectos.

En cuanto a las pruebas diagnósticas, lo primero siempre será realizar una adecuada historia clínica y examen físico. Luego, de ser necesario, se deberá realizar una biopsia excisional del nódulo linfático, inmunohistoquímica del mismo, y otros exámenes de laboratorio (hemograma completo, LDH, perfil hepático, VSG) y de imágenes complementarios (TAC c/ contraste, PET-CT scan). Pueden solicitarse más exámenes dependiendo del estado y tipo de enfermedad del paciente.

 

P.B.D.S.: ¿Cómo influye esta enfermedad en la calidad de vida del paciente?

D.D.E.: El linfoma de Hodgkin, con un correcto tratamiento, se puede curar en 8 de cada 10 personas. Su pronóstico es favorable y su supervivencia es mayor que en otros cánceres. Muchas veces cuando nos dicen que tenemos cáncer, automáticamente uno piensa que moriremos pronto o que nuestra calidad de vida se desgatará mucho, y no siempre es así. La mayoría de pacientes puede continuar con sus actividades diarias normal y con una dieta balanceada, siempre con un adecuado control con su médico tratante.

P.B.D.S.: ¿Qué tipo de terapias existen en la actualidad para tratarla y cuál es la más efectiva?

D.D.E.: La terapia más usada y efectiva para linfoma de Hodgkin es la quimioterapia, que consiste en un conjunto de medicinas administradas generalmente por vía intravenosa. Suele brindarse un esquema combinado de quimioterapias con esteroides. Existen también terapias complementarias como: radioterapia, trasplante de médula ósea autólogo, anticuerpos monoclonales y ensayos clínicos.

 

P.B.D.S.: ¿Qué efectos colaterales tienen estas terapias y qué deben hacer los pacientes para llevar una buena calidad de vida a pesar de los malestares que conllevan los tratamientos?

D.D.E.: Dado que la quimioterapia es la terapia más efectiva y por ello, más usada, se debe entender cómo actúan estos medicamentos para comprender sus efectos secundarios. Este conjunto de medicinas no solo atacan las células cancerígenas, si no también sus células buenas, por ejemplo, las células de defensa, y es por ello que aumenta la probabilidad de sufrir alguna infección (COVID-19).

Los pacientes también presentan moretones o sangrados con mayor facilidad, porque las células encargadas de la coagulación también estarán disminuidas. Otros efectos pueden ser: caída de cabello, úlceras en la boca, pérdida del apetito, naúseas y vómitos, cansancio, entre otros.

Recomendaría que mientras dure el esquema de quimioterapia, el paciente haga actividades que no impliquen esfuerzo físico, distraerse escuchando música que lo relaje o viendo películas.

Recuerde que los efectos secundarios son temporales y después de un tiempo de haber finalizado el tratamiento, estos desaparecerán.

P.B.D.S.: ¿Cuál es el porcentaje de curación o la expectativa de vida si el paciente se somete a este tipo de terapias, frente a los que no buscan atención médica?

D.D.E.:  Como lo mencioné, 8 de cada 10 personas con linfoma de Hodgkin se curarán pues de todos los cánceres es el que mejor responde al tratamiento. La expectativa de vida es alta si se cumple correctamente con los tratamientos establecidos. Por ello, alguien que nunca buscó tratamiento, llegará al hospital en un estado muy avanzado presentando una probabilidad de supervivencia de 73%, frente a alguien que sí se trató a tiempo con 92% aproximadamente.

Cuando una persona culmina su tratamiento, aún deberá seguir sus controles por 5 años para monitorear que el linfoma no retorne o que no se presenten los efectos adversos tardíos como: aparición de otros cánceres, enfermedad cardiaca, hipotiroidismo, problemas de fertilidad.

 

P.B.D.S.: ¿Cómo ve usted el panorama respecto al acceso a la atención oportuna y continua en nuestro país dentro del contexto de la pandemia del COVID-19?

D.D.E.: Lo veo muy preocupado, pues la primera cuarentena nos dejó citas y tratamiento postergados, en donde muchos pacientes progresaron y algunos ya no volvieron a su control. La atención no se está realizando de manera oportuna porque la mayoría tiene miedo de acudir al hospital y posterga sus chequeos; y no solo eso, si no que también los que sí acuden son más de los que se espera y cubrir tan alta demanda es casi imposible. Y esto sucede porque la atención en salud sigue centralizada en Lima y ahora con la pandemia encima y un gobierno de transición, no podemos implementar mejoras a nivel nacional para romper estas brechas en acceso a la salud.

P.B.D.S.: Finalmente, ¿qué consejos les daría a las personas que padecen de esta enfermedad?

D.D.E.: No se dejen derrotar desde el inicio; el cáncer se ha pintado como una sentencia de muerte en las películas, pero no es así. Como les expliqué, el linfoma de Hodgkin tiene muy buena respuesta al tratamiento, y su supervivencia es alta.

Conversen con su médico, expresen sus miedos y dudas, busquen un soporte familiar o amical, y una vez curados no dejen de asistir a sus controles.

P.B.D.S.: Gracias doctor Enríquez por brindarnos su experiencia y conocimientos, estamos seguros que la información tan completa que nos ha dado será de gran ayuda para toda la población.

 

08/02/2021

 

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo