EL MICROBIOMA Y SU RELACIÓN CON LA CURA DE DIVERSAS ENFERMEDADES

Cuerpo

 

 

El descubrimiento del microbioma ha abierto un nuevo paradigma en las ciencias biológicas y la medicina en el siglo XXI, está transformando la visión científica de quiénes somos y cómo evolucionamos, así como la posibilidad de encontrar cura a diversas enfermedades como el autismo, el cáncer o la obesidad.

 

"Estas investigaciones son muy recientes, pero ya hay evidencias circunstanciales que señalan que la microbiota (los microorganismos que conforman el microbioma) es un factor de peso en la salud humana", asegura Alejandro Frank, director del Centro de Ciencias de la Complejidad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

 

 

¿Qué es el microbioma?

Se trata de un universo de microorganismos que son parte de todos los seres multicelulares, incluyendo a los humanos, así como su carga genética y la interacción que se tiene con ella.

 

"Es un ecosistema, por ello, está conectado: si un elemento es afectado, afecta todo lo demás”. "Las comunidades de la microbiota forman complejos ecosistemas microbianos en íntima interacción con las mucosas y otras superficies del cuerpo", explicó Frank durante la inauguración del festival de arte y ciencia 'El Aleph', que organiza la UNAM.

 

El microbioma total está constituido por la microbiota del tracto gastrointestinal, nasofaringe, piel, vagina, principalmente, pues existen en todos los órganos y sistemas del cuerpo humano. En el intestino, la microbiota del colon y recto se caracteriza por ser la más numerosa y diversa.

 

 

 

¿Por qué es importante?

La alteración del microbioma no solo es responsable del desarrollo de enfermedades gástricas, sino también de patologías cardiovasculares, oncológicas e incluso mentales.

 

Tiene funciones metabólicas indispensables para el ser humano como la síntesis de vitaminas y la absorción de energía de los alimentos.

 

Participa en la defensa de nuestro organismo, ya que los microorganismos benéficos producen compuestos que son detectados por el sistema inmunitario, lo cual lo mantiene activo", señaló el especialista, quien también es parte de El Colegio Nacional, una institución que agrupa a los científicos, artistas y literatos mexicanos más destacados.

 

 

 

La génesis del microbioma

La transmisión bacteriana empieza en el parto a través del canal vaginal, aunque ya hay estudios que aseguran que la inoculación de bacterias puede empezar 'in utero'. Gracias a la leche materna, esta transmisión sigue hasta colonizar el intestino y la piel del bebé.

 

Hay estudios, como el publicado en 2016 en la red de investigación de Jama Pediatrics, que señalan que los bebés nacidos por cesárea tienen más posibilidades de contraer obesidad, diabetes y/o alergias a lo largo de su vida al no contar con esta "inyección" de bacterias, explica el doctor en física nuclear. "El parto natural le da al niño una inyección, un traspaso de microbios, sin embargo, se ha planteado que cuando un niño nazca por cesárea se le bañe en los fluidos maternos", refiere.

 

Por otro lado, Investigadores del Instituto Weizmann de Ciencia revelaron en 2016 que un adulto promedio tiene un poco menos de 40 billones de células bacterianas y alrededor de 30 billones de células humanas.

 

"Cada mes cambia el número de descubrimientos de bacterias, ellas estuvieron antes que nosotros y han evolucionado con nosotros. La evolución no ha ocurrido solo entre los individuos y su especie, sino que se ha llevado a cabo una coevolución con una gran cantidad de microorganismos durante millones de años, en la que se establecen relaciones simbióticas entre el huesped y su microbioma", expuso Frank.

 

La microbiota intestinal es la comunidad de microorganismos vivos residentes en el tubo digestivo. Muchos grupos de investigadores a nivel mundial trabajan descifrando el genoma de la microbiota.

 

La mayoría de los billones de microbios que existen no crecen 'in vitro', aclara, sino que requiere de los metabolitos interiores y de otras bacterias y virus. "El cuerpo humano es un bosque interior, un ecosistema, el microbioma se traduce en darnos cuenta de que cada microbio contiene genes y, al modificarlos, se pueden, incluso, hacer modificaciones en el sistema nervioso, en el pensamiento".

 

 

 

¿Qué es la disbiosis?

Es la pérdida de masa bacteriana benéfica o microbiota intestinal, provocada por el uso desmedido de antibióticos que atacan diversas bacterias y que además puede ser un factor para causar otras enfermedades.

 

"El mayor culpable de la disbiosis son los antibióticos, principalmente los aplicados en animales, que luego son utilizados en alimentos. La disbiosis está generalizada en el mundo, sobre todo en el primer mundo, por la industrialización de los alimentos", argumenta el físico.

 

En los últimos años se han publicado artículos que revolucionan el enfoque de muchas enfermedades, al relacionar a la disbiosis intestinal con la severidad de los síntomas autistas.

 

"Cuando se trastorna el delicado equilibrio natural (del microbioma), los patógenos oportunistas, como es el caso de candida - que se detectan en el 96 % de los neonatos - pueden crecer rápidamente y de forma agresiva, causando daños en la permeabilidad de la mucosa intestinal, permitir el paso de macromoléculas y residuos metabólicos al torrente sanguíneo y generar cambios bioquímicos que se reflejan en el agravamiento de la conducta del autista", señala el estudio 'Nuevos aportes desde la microbiología para entender el autismo', publicada en 2018.

 

"Es realmente sorprendente pensar que el autismo pueda estar ligado con una disfunción en el intestino. La esperanza es que se le pueda ayudar a la gente que tiene alguna patología, porque es posible que una parte de esa enfermedad se deba a la ausencia de bacterias, a la disbiosis, y podemos mejorar eso y destruir el camino de algunas enfermedades", concluye Frank.

 

El microbioma es indispensable para el correcto crecimiento corporal, el desarrollo de la inmunidad y la nutrición. Las alteraciones en el microbioma podrían explicar, por lo menos en parte, algunas epidemias de la humanidad como el asma y la obesidad.

 

 

 

Enfermedades asociadas con un desequilibrio del microbioma

· Cáncer: algunos tipos de cáncer están conectados con enfermedades virales como VPH, hepatitis y mononucleosis.

· Alergias y asma: las personas que fueron expuestas a antibióticos a temprana edad tienden a desarrollar asma. Los antibióticos alteran las bacterias del microbioma y por tanto el sistema inmunitario.

 

· Enfermedades autoinmunes: aquellas que suceden cuando el sistema inmune se confunde y comienza a atacar los tejidos del propio cuerpo. Entre las más conocidas están la esclerosis múltiple, artritis reumatoide y lupus. Según este estudio publicado por la Universidad de Utah, algunas bacterias del intestino nos protegen de ciertas enfermedades autoinmunes, como se está comprobando en experimentos con ratones.

 

· Depresión y ansiedad: si nuestro intestino no funciona bien, no podemos absorber los nutrientes que promueven la producción de neurotransmisores necesarios para la salud cerebral. Además, algunos microbios se han relacionado con ciertas fobias, insomnio y ansiedad.

 

· Problemas de piel: un intestino enfermo genera eczema, psoriasis, acné, dermatitis, alergias y otras condiciones.

 

· Otras condiciones como obesidad, autismo, Alzheimer, demencia, diabetes, problemas de aprendizaje y problemas cardiovasculares también podrían estar relacionadas con el funcionamiento del microbioma, según sugieren varios estudios científicos.

 

 

 

CÓMO MANTENER UN MICROBIOMA EQUILIBRADO

- Reducir los antibióticos utilizándolos solo cuando sean estrictamente necesarios. Son útiles solo cuando realmente los necesitamos y hasta salvan vidas, pero lamentablemente muchas personas los utilizan indiscriminadamente creyendo equivocadamente que solucionan todos los problemas de salud. Antibiótico quiere decir anti-vida, y así como acaba con las bacterias malas, también aniquila las bacterias que son buenas para el organismo, lo que genera un círculo vicioso de enfermedad, mejoría, enfermedad.

 

- Reducir el estrés. Tiene demasiados efectos negativos para nuestra salud. Experimentar un constante estado de estrés aumenta la secreción de cortisol, hormona que suprime la acción del sistema inmunitario. Hay muchas maneras de alejarse del estrés como practicar la meditación, realizar actividades al aire libre, hacer artes manuales, bailar, etc.

 

- Estar atentos con nuestro entorno. Si utilizamos demasiados productos químicos para la limpieza de nuestro hogar, los miembros de la familia pueden verse afectados en su salud por su grado de toxicidad. Hay que tratar, dentro de lo posible, de usar productos naturales como el vinagre, limón, bicarbonato, etc. También es importantísimo mantener la casa ventilada, y tener plantas para que purifiquen el aire y generen más oxígeno.

 

 

¿PODEMOS MANTENER UN MICROBIOMA EQUILIBRADO POR MEDIO DE LA ALIMENTACIÓN?

La respuesta es un rotundo sí. Comer saludablemente aumenta el equilibrio del microbioma, y para ello, como todos sabemos, debemos de tomar acciones como las que siguen:

 

- Evitar el azúcar en todas sus formas, recuerden que viene disfrazada en muchos productos que no son dulces.

 

- Preferir los alimentos integrales a los refinados.

 

- Reducir al mínimo el consumo de café y de alcohol porque son irritantes.

 

- Consumir probióticos como yogurt, alimentos fermentados (kéfir, miso, temphe, etc.) También se pueden ingerir en suplementos.

 

- Ingerir prebióticos como las frutas y vegetales de todo tipo que contengan fibra. También se pueden tomar en forma de suplementos.

 

Un microbioma equilibrado fortalece el sistema inmunitario, reduce el daño de los radicales libres y la inflamación en general.

 

 

 

El análisis del genoma bacteriano ha abierto un campo de posibilidades extraordinarias para la investigación, y quizás con él se llegue a resolver la epidemia moderna de las enfermedades autoinmunes, las alergias y los problemas metabólicos; pero sobre todo, nos brinda la posibilidad de intentar manipular sus componentes para la curación de muchas otras enfermedades.

 

 

Fuentes de información:

Actualidad.rt.com

revistagastroenterologiamexico.org

lavidaorganic.com

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo