VITAMINA B6 Y ÁCIDO FÓLICO EN LA PREVENCIÓN DE LA ATEROSCLEROSIS

Cuerpo

 

Los estudios han demostrado que las concentraciones elevadas de homocisteína en sangre se asocian con un elevado riesgo de aterosclerosis prematura; estas concentraciones pueden reducirse con un tratamiento basado en la vitamina B6 y ácido fólico (B9).

 

Investigadores coordinados por el profesor Vermeulen, del Hospital de Vrije, en Ámsterdam, Holanda, han analizado los efectos de este tratamiento en 158 sujetos que no presentaban síntomas de aterosclerosis, aunque sí padecían la forma prematura de la enfermedad.

 

El ácido fólico es importante para la correcta formación de las células sanguíneas, es componente de algunas de las enzimas necesarias para la formación de glóbulos rojos, y su presencia mantiene la piel sana y previene la anemia. Este se puede obtener de las verduras verdes oscuras como espinacas, espárragos, etc., y de los cereales integrales como el trigo, arroz, maíz, etc. y en algunos tubérculos.

 

La vitamina B6 es hidrosoluble y se le conoce también con el nombre de piridoxina. Desarrolla una función vital en el organismo que es la síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas, y también interviene en la formación de glóbulos rojos, células sanguíneas y hormonas. Se encuentra en los granos integrales, la levadura de cerveza y las frutas secas.

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo