MI MASCOTA

ECO

La convivencia diaria y continua con mi mascota me ha enseñado algunas cosas:

 

Un amor limpio, desinteresado, sincero y puro. La mayor enseñanza viva.

 

Una paciencia a toda prueba. Firme, consistente y en todo momento. Para todo lo que se presente.

 

Una sencillez estoica, para aceptar cualquier juguete y divertirse en extremo.

 

Una aceptación del momento y la condición ajustada a tiempo real y siempre en el presente.

 

A fluir con las circunstancias sin oponer resistencia ni tener mal humor.

 

A perdonar instantáneamente cualquier tema que pueda perjudicar nuestra relación afectiva.

 

Una fidelidad efectiva y viva en todo momento.

 

A ser agradecido y demostrarlo con gestos, actos, miradas, lamidas y movimientos de cola.

 

A estar a tu lado en silencio, solo acompañando, solo estando ahí por si lo necesitas. Sobre todo si te sientes mal del cuerpo o del alma.

 

Espero me siga enseñando otras cosas más mientras dure esta cuarentena.

 

¡Agradecido de su enseñanza!

 

03/11/2020

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo