VISITANTES QUE PONEN EN PELIGRO A NUESTRO PLANETA

ECO

 

 

 

Las nociones más elementales sobre la vida involucran al único agente del cambio: el tiempo. Es a través del tiempo que crecemos y desaparecemos. Las circunstancias exactas que procuran nuestra desaparición varían, pero es indudable que todos somos parte de una gran línea de tiempo.

 

De igual forma sucede con nuestro planeta Tierra. En algún momento de su línea de tiempo yace marcada la fecha de su deceso. No existe nada anormal en esto. Por el contrario, es deber de la naturaleza misma el proporcionar un final para todo ciclo de vida.

 

¿Cómo llegará el final de la Tierra? Esta pregunta puede responderse de muchas maneras. Ciertamente el mismo ser humano ha elaborado incontables hipótesis y teorías sobre el inminente final de su planeta. Asimismo, los pronósticos fundados en religiones e ideologías pertenecen a esta tendencia por descubrir el desenlace del que se cree el único planeta con vida desarrollada en nuestra galaxia.

 

Pero quizás exista un grupo de científicos y especuladores que hayan desentrañado la respuesta. Durante años la NASA ha sostenido que una cantidad considerable de rocas espaciales podría significar severos riesgos y daños futuros para el planeta Tierra.

 

Si recordamos un poco de la historia espacial, nos daremos cuenta de que un número significativo de asteroides ya han visitado nuestro planeta.

 

Bien de Salud les presenta este artículo sobre aquellos visitantes peligrosos que recibimos a través del tiempo.

 

 

REPASEMOS UN POCO LA HISTORIA…

Cráter Acraman

En el lago Acraman de Australia, hace más de quinientos millones de años, un asteroide descendió del cielo. Considerado en el presente como de categoría peligrosa alta, el asteroide provocó estragos en la superficie del suelo marino. Se estima que su diámetro sobrepasa los ochenta kilómetros.

 

 

Cráter Sudbury Basin

Ubicado en la ciudad de Ontario, en Canadá, el cráter Sudbury Basin es uno de los tres cráteres de mayor tamaño encontrados en la Tierra.

 

Se desconoce con exactitud su fecha de impacto, y las aproximaciones de distintos meteorólogos no suelen estar de acuerdo en su comparación con otros cráteres.

 

La NASA estima que el asteroide impactó hace dos mil millones de años aproximadamente, con una ligera posibilidad de que haya sido hace tres mil millones de años, en realidad.

 

 

Cráter Manicouagan

En el lago Manicouagan en la ciudad de Quebec, en Canadá, un asteroide impactó hace más de doscientos millones de años. El cráter, con un diámetro mayor a cien kilómetros, nos revela la existencia de un asteroide de enorme tamaño.

Meteorólogos expertos han clasificado al asteroide del cráter Manicouagan como de categoría muy peligrosa. La NASA no ha brindado mayor información sobre las condiciones históricas de la inmensa roca espacial.

 

 

Cráter Vredefort

Con un diámetro de más de 180 kilómetros, el cráter Vredefort es la huella del asteroide más grande que ha impactado contra la Tierra. Algunos expertos prefieren catalogar al asteroide como uno de los más amplios, refutando la teoría de que se trata de la piedra más grande.

 

Lo cierto es que el cráter, ubicado en Sudáfrica, sí constituye la mayor formación del mundo creada por medio de un impacto contra la Tierra. En el año 2005, la UNESCO declaró al cráter Vredefort como patrimonio histórico de la humanidad.

 

Se estima que su fecha de impacto fue hace más de tres mil millones de años.

 

 

Cráter Chesapeake Bay

En los Estados Unidos, hace más de treinta millones de años, un asteroide impactó en Virginia. Pero el cráter no fue descubierto hasta inicios de la década de 1980.

 

La NASA y otras agencias de inteligencia espacial enviaron durante años a grupos de investigadores con el fin de localizar residuos del asteroide o meteoro que impactó en la zona.

 

Se desconoce si los equipos de inteligencia finalmente lograron encontrar algo algún resto.

 

 

Cráter Chicxulub

Ubicado en Yucatán, México, el cráter Chicxulub es el vestigio de un inmenso asteroide de más de 170 kilómetros de diámetro.

 

Un dato interesante en la historia es que se considera a este meteorito, que impactó contra la Tierra hace más de sesenta mil millones de años, como uno de los que causó la extinción de los dinosaurios.

 

 

 

LAS VISITAS RECIENTES Y DEL FUTURO

 

EL PRESENTE

Un total de dos asteroides ha sido registrado dentro de los últimos quince años:

 

En el Mediterráneo Oriental

El 6 de junio del año 2002, un asteroide con potencia de más de 25 kilotones impactó en la zona del Mediterráneo Oriental.

 

En Cheliábinsk

En la ciudad rusa de Cheliábinsk, un peligroso asteroide con potencia de más de 500 kilotones impactó el 15 de febrero de 2013.

 

 

EL FUTURO

Entre las posibilidades de impacto futuras, la más preocupante y conocida en el sector público es la del asteroide Apophis.

 

 

Asteroide Apophis

El asteroide Apophis fue considerado durante muchos años como una amenaza peligrosa para el planeta Tierra. Pese a que las posibilidades de impacto con la Tierra han descendido considerablemente, la NASA aún mantiene un monitoreo responsable del movimiento de Apophis.

 

Es imposible saber con certeza si el planeta se terminará en pocos años o dentro de muchísimos más. Lo que sí podemos controlar y manejar son las posibilidades de nuestro presente.

 

Valorar al planeta Tierra es apreciar que su línea de tiempo aún continua tanto de forma independiente con nosotros como testigos y formando parte de ella.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo