EL SENTIDO DEL HUMOR

Mente

 

 

Dentro de la amplia gama de experiencias que nos toca vivir en nuestro día a día, resulta muy importante la actitud que tengamos frente a cada una de ellas. Así, por ejemplo, ante una situación embarazosa o desagradable, cada persona tendrá una manera única de reaccionar ante la misma.

 

Muchas veces tendemos a caer, fácilmente, en una postura de fragilidad y victimización, y sufrimos por todos aquellos detalles de nuestra personalidad o, incluso, aspecto físico, que no nos agradan y nos juzgamos permanentemente. Por este motivo, es importante contar con la capacidad de desdramatizar y relajar las situaciones de la vida. Para lograrlo, es necesario tener la voluntad de descubrir las claves del humor.

 

 

 

¿Cómo tener sentido del humor?

 

1. Piensa en los beneficios de tener sentido del humor: el sentido del humor es una actitud que adoptas cuando observas la vida de manera positiva en lugar de molestarte por todo. El buen humor se usa para reducir el estrés y la ansiedad, y puede ayudarte a superar la vergüenza, las tragedias y las decepciones. No debemos confundir el sentido del humor con ser comediantes, saber muchos chistes o burlarnos de las personas.

 

2. Conoce la diferencia entre ser gracioso y tener sentido del humor: ambos son importantes. Ser divertido significa poder expresar el humor de una manera u otra; y, por otro lado, tener sentido del humor se refiere a poder reírte de las cosas absurdas de la vida.

 

3. Busca tu vena humorística: esto es algo para lo que, probablemente, ya tengas la respuesta: ¿qué te causa risa y te alegra? Esta es una forma de comenzar a fomentar tu sentido del humor.

 

4. Ten en cuenta que no necesitas ser gracioso: tener sentido del humor no significa hacer bromas con cada frase que pronuncies, más bien implica la capacidad de encontrar el humor en la vida, de reírte de las bromas de otros y de no tomar todo tan seriamente.

 

5. Interpreta el contexto: a medida que desarrolles tu sentido del humor, ten en cuenta el contexto. Observa y aprende del mismo para evitar pasar malos ratos y califica qué tanto te ofendes cuando las personas hacen bromas referidas a ti.

 

6. Encuentra el humor en las cosas comunes: en nuestra vida diaria muchas veces se presentan situaciones estresantes o frustrantes, pero si las tomamos con buen humor evitaremos que nos afecten.

 

7. Rodéate de personas graciosas: una de las mejores formas de desarrollar tu sentido del humor es aprender de los demás. Observa de qué se ríen y cómo lo hacen. Puedes buscar referencias en comediantes famosos.

 

8. Ten cuidado de no ofender a las personas: ya sea que cuentes chistes o te rías de ellos, deberás tener cuidado de no herir los sentimientos de nadie. Tener sentido del humor significa que abordas la vida con una actitud bondadosa. No utilices a las personas como punto de burla ni te rías si alguien más lo hace.

 

9. Aprende a reír: la risa es una de las claves para tener un buen sentido del humor. Concéntrate en reír más durante tu vida diaria. Disfruta de las cosas pequeñas, halla el humor en las situaciones más cotidianas. Sonríe tan a menudo como te sea posible.

 

10. Ríete en lugar de gritar: cuando te encuentres en una situación tensa, da un paso atrás y ríete. La ira es una emoción poderosa, pero reír también tiene gran influencia en nuestro cuerpo y en nuestra mente. El humor diluirá la situación y te ahorrará un poco de estrés y angustia.

 

11. Acéptate: tomar una actitud alegre sobre ti mismo es una forma de tener sentido del humor. Aprende a reírte de ti mismo. Nadie es perfecto y todos hacemos cosas tontas de vez en cuando. No te tomes demasiado en serio y ríete de tus problemas.

 

12. Sé espontáneo: la mayoría de personas no harán algo por miedo a fracasar o verse tontas. Tener un buen sentido del humor acerca de ti mismo, te permitirá superar las ideas que te limitan.

 

Es importante recordar que para tratar de sobrevivir y ser feliz, hay que intentar comprender la vida primero. Para comprenderla se requiere tener un espíritu comprensivo. Y, para adquirir ese espíritu, hay que estimular y desarrollar el sentido del humor.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo