LA ECONOMÍA DE LA EDUCACIÓN Y DE LA SALUD

Mente

 

Abelardo Sierra Contreras

Economista colegiado

Mg. en Banca y Finanzas UNMSM

Consultor y asesor de empresas y negocios

Docente Universitario e investigador

PERÚ

 

 

 

En el primer artículo de ECONOMÍA DE LA EDUCACIÓN Y DE LA SALUD, publicado en la revista virtual (electrónica): www.biendesalud.com; se abordó el tema principal sobre “Los cuatro ejes de desarrollo del recurso humano”, que no es otra cosa que un circuito básico y vital del desarrollo humano. En este segundo artículo explicaré la secuencia de dicha publicación (gráfico No.2).

 

 

Gráfico No. 2: Correlación de los cuatro ejes del desarrollo humano

 

 

 

 

Para un mejor entendimiento y comprensión de la correlación de los elementos, es necesario tener presente los conceptos económicos básicos de cada uno de ellos:

 

El elemento No. 1 Ingresos; es la cantidad de dinero ganado o recaudado por los individuos y las familias producto de su actividad laboral, comercial o productiva, los cuales sirven de sustento para el individuo y el hogar; para lograr el bienestar, físico, psico-emocional y espiritual, y para disfrutar de la vida de manera global.

 

El elemento No. 2 Alimentación y nutrición; es el conjunto de alimentos y nutrientes que deben ingerir tanto el individuo como la familia para mantenerse vitales y lograr el bienestar físico, psico-emocional y espiritual, para disfrutar de la vida de manera global.

 

El elemento No. 3 Salud; es el estado de vitalidad que tiene el individuo y la familia para poder realizar sus actividades en la economía y lograr el bienestar físico, psico-emocional y espiritual, para disfrutar de la vida de manera global.

 

El elemento No. 4 Educación; es el grado de conocimiento e instrucción que tienen el individuo y la familia, para crecer y desarrollarse en la vida socio-económica, y lograr el bienestar físico, psico-emocional y espiritual, para disfrutar de la vida de manera global.

 

La correlación, debe entenderse como el vínculo recíproco y correspondiente que existe entre dos o más elementos (gráfico N° 2). Entonces los cuatro (4) elementos básicos y vitales, están correlacionados y marcan el ciclo vital del ser humano. Y el ser humano es el “capital humano”; el recurso más importante en la economía. El nivel del crecimiento y desarrollo integral individual y de las familias, nos indican la capacidad productiva de la Economía. En consecuencia, éstas incidirán en el nivel o grado de desarrollo socio-económico de un país.

 

 

La correlación directa de los cuatro elementos; se explica de la siguiente manera:

 

Los ingresos económicos; este primer elemento, está correlacionado directamente con la alimentación y nutrición; la salud y la educación. Es el sustento para tener acceso a la alimentación y nutrición, la salud y la educación.

 

La alimentación y nutrición; este segundo elemento, está correlacionado directamente con el ingreso económico; la salud y la educación. Es el sustento para poder atender la salud y la educación.

 

La salud; es el tercer elemento, y está correlacionado directamente con el ingreso económico; la alimentación y nutrición y la educación. Es el producto del ingreso económico y la alimentación y nutrición. Y es el sustento para la educación.

 

La educación; es el último elemento, está correlacionado directamente con el ingreso económico; la alimentación y nutrición y la salud. Es el producto del ingreso económico y la alimentación y nutrición. Y es el sustento para la salud.

 

Estos cuatro (4) elementos son interdependientes y están interrelacionados mutuamente formando un círculo virtuoso (gráfico No.3)

 

 

Gráfico N° 3: Interrelación de cuatro elementos vitales del desarrollo humano

 

 

 

Estos cuatro elementos básicos integrados; son esenciales en el grado de desarrollo integral psico-físico-emocional y espiritual del individuo o persona humana. Y todo esto depende única y exclusivamente del desarrollo mente-cerebro.

 

Entonces, un cerebro humano; alimentado y nutrido, cultivado y conservado garantiza su capacidad laboral (ingresos económicos), su salud, y su educación. En suma, garantiza y asegura el crecimiento y el desarrollo integral del ser humano; es decir, del “capital humano”, que es el recurso productivo más importante en la economía de cualquier país.

 

Es importante mencionar que la unidad integral de estos componentes o elementos, determinan el crecimiento y el desarrollo Mente-Cerebro; en ellos, el conocimiento y el saber de los valores éticos y morales como; el amor, justicia, libertad, dignidad, responsabilidad social, etc. son imprescindibles para el desarrollo integral de la persona con “calidad” humana.

 

Facundo Manes; doctor en medicina - neurólogo, neurocientífico, investigador, argentino; nos dice sobre el cerebro humano que: “…el valor de conocimiento está en el cerebro (…) tener una buena nutrición es esencial para el aprendizaje (…) para desarrollar plenamente el máximo potencial. Muchos estudios científicos sobre el comportamiento humano, el funcionamiento humano, y la psicología experimental han mostrado alguna evidencia sobre los factores que facilitan o promueven el aprendizaje…”. Él está plenamente convencido que, la riqueza de un país, se mide por el “capital humano”, la educación y por la ciencia y la tecnología; estas son la base del desarrollo social.

 

José L. Pérez Albela; doctor en medicina - naturista - preventivo; investigador, peruano, en su obra: “El sueño es sagrado”; sobre el cerebro humano, sostiene que:

 

“… Este es el increíble regalo con el que nacemos, el provecho que sacamos de él, depende en parte de nuestros padres durante la infancia, pero finalmente somos nosotros mismos los únicos responsables del rendimiento que sacamos de semejante potencial”.

 

Él está convencido totalmente que el mejor alimento y nutriente del cerebro es el “sueño”. La nutrición es esencial para el cuidado y la conservación del cerebro. El sueño debe ser no solo en cantidad de horas sino sobre todo, de calidad.

 

Es indudable, que la integración de los cuatro elementos esenciales, son vitales para el crecimiento y desarrollo del ser humano, como individuo y familia, como unidad o agente económico.

 

 

A manera de conclusión

Los cuatro elementos básicos y vitales integrados componen el círculo virtuoso para el crecimiento y desarrollo del individuo o persona humana y la familia, las que están en función esencial y directa con el desarrollo de la mente-cerebro del ser humano.

 

El grado de desarrollo socio-económico de un país se sustenta en la alimentación y nutrición, la salud, la educación y; estos a su vez dependen del nivel de ingresos del individuo y la familia.

 

Es muy necesario e importante mencionar que la unidad de estos componentes que los llamo “elementos”, determinan el crecimiento y el desarrollo Mente-Cerebro; en ellos el conocimiento y el saber de los valores éticos y morales, son imprescindibles para el desarrollo integral de la persona con “calidad” humana; los cuales se abordarán en próximos artículos.

 

En consecuencia; podemos afirmar con certeza absoluta, que la mejor inversión de los Estados y gobiernos de un país debe estar en la mente y el cerebro de las personas humanas o individuos; por ser el “capital humano”, el recurso productivo más importante de la economía y la sociedad.

 

 

 

NOTA EDITORIAL: Si desean contactarse con Abelardo Sierra, pueden hacerlo a través de:

Correo: asc_leo@yahoo.es

Celular: 936 344 733 / 999 307 564

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo