LOS CUATRO MAESTROS DEL SONIDO

Mente

 

 

 

Desde que empecé a desarrollar la metodología ASIRI, pude darme cuenta de la importancia de las emociones en el aula y sobre todo del sonido que pone la maestra o maestro al conectar con los niños. Conforme iba integrando la educación con la salud, más me convencía de que era necesario desarrollar mis habilidades en ese sentido. 

Cuando vamos comprendiendo el sonido como vibración, nos damos cuenta de la importancia de emitir la energía correcta en el momento correcto. La labor con el sonido es determinante para nuestro sentir, hacer y pensar cuando estamos con los niños; fue en ese momento que encontré a los Maestros Del Sonido.

El maestro de la cólera, el enojo.

El maestro de la estabilidad y la armonía.

El maestro del caos y la confusión.

El maestro de la indiferencia.

 

Ustedes se preguntarán ¿cómo puede ser la cólera un maestro?, les voy a mostrar porque:

 

El maestro de la cólera. Cuando pensamos en gente molesta, inmediatamente lo relacionamos con lo que no se debe hacer, ya que el enojo trae malestar, mal humor y pone al límite nuestras emociones. Pero si al maestro de la cólera y el enojo lo viéramos manifestando su energía desde el punto medio, que es la asertividad, podríamos entender que es necesario dar al niño la fuerza que le permita ir hacia adelante.

Si tenemos un niño que le cuesta avanzar, y que no hace su tarea, podemos desarrollar con él, el punto medio de este maestro diciéndole por ejemplo: “Vamos, tú puedes, este es el momento y no otro, estoy segura que lo vas a lograr, yo te espero”, entonces ese enojo que podríamos tener frente al ‘no hacer’ de ese niño, se convertiría en un mensaje de asertividad que le permitiría trabajar su voluntad.

El maestro de la estabilidad y la armonía. Es maravilloso sentirse pleno, lleno de alegría y armonía. Este maestro transmite mucha paz y conanza; pero, ¿qué pasa si utilizamos siempre esta energía como una línea continua? Sucede como el electro cardiograma: cuando vemos una línea, significa muerto. Si nuestro sonido emite una sola energía constante, en algún momento vamos a observar que los niños se sienten tan en conanza que ya no necesitan de las indicaciones que les das, por lo tanto se rompe la comunicación, y es como si no estuvieras.

El punto medio de este maestro es la rmeza, con la que podemos hacer maravillas, ya que los niños se sienten motivados y te siguen porque los tratas con cariño, pero, sin embargo, sabes en qué momento decir sí o no a una situación. Desde la rmeza que les das, ellos se sienten guiados y convencidos de que tienen que seguirte.

El maestro del caos y la confusión. Cada vez que dos energías se juntan, siempre hay un pequeño caos, por ejemplo la cebolla con el aceite, antes de integrarse, surge un pequeños caos y confusión, y lo percibimos por el sonido que realiza. El punto medio de este maestro es el cuestionamiento. Cuando estamos en confusión y se presenta el caos, que es el no saber qué hacer; es necesario cuestionarse.

Cuando en el salón de clase se maniesta el caos y la confusión y no hay una línea de comunicación entre el profesor y el estudiante, en ese momento, cuestionar haciendo una pregunta acerca de lo que sucede,  permitirá estabilizar a las personas que se encuentran en ese espacio.

El maestro de la indiferencia. La indiferencia es el estado de ánimo de una persona que no tiene ni inclinación ni rechazo hacia lo que acontece; la indiferencia está entre el aprecio y el desprecio. El punto medio de este maestro es el vacío productivo, resultando este último una ley que cuando la activamos, permitimos que la otra persona evolucione.

Siempre hemos pensando que para enseñar tenemos que dar todas las indicaciones para que esa persona comprenda; sin embargo, el punto medio de este maestro es el vacío productivo y nos enseña que es saludable dejar un espacio para que el niño en este caso,  pueda hacer su reexión y autocrítica de la situación que está atravesando, ya que el punto medio del maestro de la indiferencia, nos permite dar el salto cuántico que necesitamos.

 

Utiliza cualquiera de ellos o todos en el momento que lo necesites, y verás cómo tus niños cada vez estarán más estables y armoniosos.

Ivette Carrión

Los cuatro maestros del sonido

Metodología ASIRI

 

 

 

 

 

NOTA EDITORIAL: Si desean comunicarse con Ivette Carrión pueden hacerlo a través del siguiente correo:

 

ivettecarrion44@gmail.com

 

09/03/2021

 

 

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo