PANDEMIA: HACIA UN DESPERTAR EN PLENITUD

Mente

Belisa Salazar Orvig

Licenciada en Psicología y Musicoterapia

Doctorada en Lingüística

Psicoterapeuta psicoanalítica e hipnoterapeuta

Creadora y Directora del Centro Language and Musical Wellness Center

PERÚ - ITALIA

 

La pandemia nos ha confrontado a nuestros más íntimos temores. Existe en el ser humano la gran pregunta que desde la infancia es recurrente: ¿por qué existe la muerte? ¿Por qué el vacío total? Desde siempre el ser humano ha buscado respuestas en la filosofía, la religión, la espiritualidad y actualmente incluso en la ciencia sobre todo desde la perspectiva de la física cuántica. En la mayoría de los casos en la sociedad occidental se trata de evitar esta pregunta perdiéndonos en el diario vivir, las obligaciones o las dependencias.

 

Algunos hemos encontrado respuesta a esta pregunta luego de una infinita búsqueda personal. Mientras tanto, para quien aún no ha encontrado respuesta, es importante aprender a vivir, incorporando la muerte a nuestra vida. ¿Por qué? Porque la muerte es parte de la vida, las dos integran una única unidad. Nuestra sociedad ha tratado de poner de lado este concepto. Nos obliga a ignorarla, a taparla, a sepultarla lo más rápidamente posible. La vejez es sinónimo de muerte o casi y entonces también ser viejo es vetado. Hay que ser joven, saludable, atractivo en esta sociedad deshumanizada y decadente. Este es un mecanismo de defensa de negación de nuestra esencia. Sin embargo la muerte y la vida son una sola cosa, y solo en el momento en que aprendamos a verlo así, podremos disfrutar plenamente de esta maravillosa oportunidad de estar vivos.

 

El dolor de la pérdida es insoportable, nos destroza y no lo podemos entender, como lo es el miedo a nuestra propia muerte y a la de los demás. Por esta razón, en este momento es muy importante reflexionar sobre esto. Se impone sentarnos un momento y en medio del dolor ver una luz para seguir adelante, cambiando nuestra manera de ver la muerte, y gracias a ello la vida, esa vida que merecemos todos, en plenitud.

 

Si necesitas ayuda, estamos para ayudarte. Dejo aquí el link al cual referirse para una terapia breve sobre este tema. Los costos son mínimos, el corazón es grande:

 

 

www.psichopratiquedubonheur.com

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo