¿PODEMOS DAR EL SALTO CUÁNTICO?

Mente

 

 

 

Los procesos y transformaciones de la energía son la clave del funcionamiento de la vida y del Universo. Todo cuanto acontece, desde los fenómenos más elementales al interior del organismo hasta los procesos cósmicos más grandes y complejos, puede ser entendido como diversos tipos de transmutaciones energéticas. De la misma manera, nuestros pensamientos, intenciones y acciones son frecuencias vibratorias que imprimen cambios en los patrones energéticos que dan forma a nuestra realidad.

 

La física cuántica explica que cuando el núcleo de un átomo es excitado por una fuente de energía exterior, tiene lugar lo que se denomina “salto cuántico”, que consiste en el pasaje de un electrón a otra órbita con una carga energética mayor (recordemos que los electrones giran en órbitas fijas alrededor del núcleo atómico).

 

De la misma manera, podemos pensar que hay momentos en la vida de las personas, las sociedades, el planeta y el Universo, en los que la energía acumulada genera una tensión excepcional e impone la necesidad de una transformación. Se produce entonces una crisis que los impulsa a dar el salto hacia un nuevo estado. La medida en que la entidad en cuestión se resista a abandonar el viejo estado, determina el grado en que la transformación será vivida como violenta y penosa. Pero si se deja fluir de manera natural, colaborando activamente, esta transformación se vivirá de manera sutil y armoniosa.

 

En la actualidad, la humanidad es receptáculo de grandes cantidades de energía en la medida en que el planeta se encamina hacia un proceso de ascensión evolutiva. Como ser vivo en proceso de evolución, nuestro planeta va cambiando su patrón vibratorio. Al ascender se aproxima a planos de vibración más rápidos y sutiles. Por lo tanto, recibe una carga voltaica mayor.

 

Esto crea las condiciones para un salto cuántico en la conciencia de la humanidad, en la medida en que sintonice con el proceso de ascensión. Por esta razón, se insiste tanto en la necesidad de una masa crítica de seres humanos laborando conscientemente en este proceso.

 

Hoy más que nunca, fuerzas provenientes de planos sutiles se ponen a nuestra disposición y nos brindan el impulso necesario para dar el gran salto hacia la transformación de nuestra sociedad planetaria.

 

Como seres humanos conscientes, dotados de libre albedrío, tenemos la opción de resistirnos o incorporarnos activamente a este proceso de cambio.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo