PÓNGANSE EN LA SITUACIÓN DE LOS OTROS Y SE VOLVERÁN INDULGENTES

Mente
Omraam Mikhaël Aïvanhov
Maestro de la Fraternidad Blanca Universal

FRANCIA

 

Los humanos raramente tienen el hábito de ponerse en la situación los unos de los otros, y es de ahí que vienen tantos errores de juicio, tanta crueldad e injusticias. Cuando no se sabe en qué condiciones se encuentra una persona, antes de acusarla, es necesario, por cinco minutos al menos, ponerse en su lugar y con frecuencia se darán cuenta que si estuvieran en su situación, lo harían diez veces peor que ella. Algunos minutos solamente de este ejercicio y van a adquirir cualidades de nobleza, de paciencia, de indulgencia, de dulzura. Así pues, hagan este ejercicio: pónganse por algunos minutos en la situación de todas las personas que les son desagradables y que les resultan difíciles de soportar, y ustedes verán, no podrán no comprenderlas y amarlas. Incluso tendrán lágrimas en los ojos al pensar en ellas. Ustedes dirán simplemente:  ¡Oh, el pobre, oh, el desgraciado!

 

Si tienen cerca de ustedes a seres difíciles de soportar, es para enseñarles a amar. Y un día, cuando se presenten en lo alto ante el mundo invisible, les pedirán cuentas. Les dirán: « ¿Por qué no han tenido amor por sus semejantes? – Porque eran indecentes, malos, feos, estúpidos, criminales. – No, eso no es una razón. Ustedes han recibido del Cielo una gran riqueza: tienen ojos, tienen una boca, tienen orejas, brazos, piernas y, si se las han dado, es para amar y no para despreciar, para destruir, para pisotear. – ¡Pero eran miserables! – Eh bien, justamente, esa era una razón adicional para darles con más generosidad. Nada podrá justificarles.

 

Extraído del libro “Pensamientos cotidianos 2020”

 Autor: Omraam Mikhaël Aïvanhov

Editado por Bien de Salud

con la autorización de Editorial Prosveta

www.prosveta.com

FRANCIA

 

25/03/2021

 

 

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo