¿TRABAJAR O LABORAR?

Mente

Cuando estuve laborando con el Dr. José Luis Pérez Albela, aprendí muchísimo sobre el significado de las palabras y cómo jugar con ellas. Al hacerlo, encontraba relación con mensajes que a simple vista no podía relacionar.

Una de las palabras que todavía cuesta desarraigar totalmente, es “trabajo”. La raíz etimológica de esta palabra viene del latín tripalium que significa literalmente “tres palos”, el cual era un instrumento de tortura formado por tres estacas donde se amarraba a una persona que cumplía condena; luego se le golpeaba y le daban latigazos para después prenderlo vivo. “Trabajar era torturar”. Si lo entendemos a profundidad, cada vez que decimos trabajo estamos relacionando sufrimiento con retribución económica; imagínense la vibración que atraemos. Algunos piensan que no tiene nada que ver con la raíz de la palabra, pero he podido comprobar que cuando en lugar de decir trabajo digo labor, actividad o empleo, la energía es totalmente diferente. Pruébalo y luego me cuentas.

Ahora cada vez que digo trabajo parece que fuera algo que no me gusta; totalmente diferente a cuando digo labor, que me hace sentir en libertad. Todavía me cuesta, pero cada vez es menos.

Y tú, ahora que lo sabes ¿trabajas o laboras?

¡Buen día!

Ivette Carrión

 

 

NOTA EDITORIAL: Si desean comunicarse con Ivette Carrión pueden hacerlo a través del siguiente correo:

 

ivettecarrion44@gmail.com

 

13/11/2020

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo