APLICACIÓN DE LUZ ULTRAVIOLETA REDUCE PROPAGACIÓN DEL COVID-19

Cuerpo

 

 

La luz ultravioleta, también llamada luz UV, es una radiación que forma parte de los rayos solares, en las formas A, B y C; pero cuando entran a la tierra, solo la radiación UV-A es la que logra penetrar en su totalidad; puesto que los rayos UV-C son absorbidos por el oxígeno y el ozono de la atmósfera, y los rayos UV-B son absorbidos parcialmente por el ozono. Su banda de radiación es más alta que la luz visible, lo que la hace imperceptible al ojo humano.

 

La radiación de esta luz integrante de los rayos solares, es altamente mutagénica, ya que destruye los ácidos nucleicos y altera el ADN de algunos microorganismos como bacterias, hongos, protozoos y virus, ocasionando su debilitamiento y hasta la letalidad en aquellos unicelulares; razón por la cual desde el año 1878 se utiliza esta luz reproducida de manera artificial, para esterilizar y desinfectar microorganismos en las superficies de los objetos, agua, y alimentos.

 

La reproducción artificial de la luz ultravioleta, se realiza a través de lámparas fluorescentes que, mediante vapor de mercurio a baja presión, produce una radiación del rango UVC. Sin embargo, hay que destacar que la exposición a estas lámparas de mercurio debe realizarse con protección especial para la piel y los ojos, ya que puede ser perjudicial si no presentan un fósforo de conversión.

 

Debido a su poder para destruir microorganismos como los virus y bacterias, ha surgido el planteamiento sobre si esta luz puede utilizarse para atacar el COVID-19 que amenaza actualmente la salud del mundo entero; ya que, en el sector hospitalario, este tipo de luz es ampliamente utilizado para la esterilización de superficies y objetos.

 

Actualmente, ya se ha demostrado que la luz UV sí es capaz de matar el COVID-19; pues en hospitales de China, se han estado utilizando lámparas de luz ultravioleta que han permitido eliminar el virus, mejorando la sanidad de las áreas hospitalarias, contribuyendo a la reducción de la propagación del virus.

 

Asimismo, las firmas coreanas Seoul Viosys y Sensor Electronic Technology (SETi), filiales de Seoul Semiconductors, crearon una tecnología que desarrollaron y patentaron en el año 2005 con el nombre de Violeds, conformado por semiconductores compuestos que emplean luz LED en el espectro ultravioleta. Estas empresas, con la llegada del COVID-19, realizaron pruebas con las Violeds, en la Universidad de Corea, y con ellas, lograron esterilizar en tan solo 30 segundos, el 99,9% de las superficies contaminadas con este virus; pero, además, también demostraron que es capaz de destruir el 99,9% de muchas otras bacterias. Con esto, sin duda alguna, queda demostrado que sí es factible matar el virus de las superficies de los hospitales contaminados, gracias a la luz ultravioleta.

 

Actualmente, estas firmas coreanas continúan las investigaciones y avances sobre esta tecnología, pues esperan poder llegar a lograr esterilizar el COVID-19 incluso del aire con esta luz; lo cual nos brinda un escenario bastante alentador con respecto a la posibilidad de ir frenando este virus que ha azotado al mundo tan fuertemente.

 

 

Fuentes de información:

iluminet.com

wikipedia.com

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo