EL DR. PABLO SAZ NOS HABLA DE LA IMPORTANCIA DE CÓMO ALIMENTARSE

Cuerpo

 

 

En una entrevista realizada por el restaurante vegetariano Baobab, ubicado en Zaragoza,  España,  al Dr. Pablo Saz Peiró, médico naturista, doctor en medicina y cirugía por la Universidad de Zaragoza, y uno de los médicos naturistas más renombrados de España y Europa, afirma que “La dieta vegetariana además de sana, nos lleva a vivir con conciencia, sabiendo que se puede comer sin destruir a otros seres vivos”.  A continuación les brindamos extractos de la mencionada entrevista:

 

¿Alimentarnos tiene más significado que llenar el estómago?

Si bien una parte importante de nuestra alimentación es para sobrevivir, es decir, comemos para tener el cuerpo en buenas condiciones; hay algo más: hay que pensar que escogiendo la comida adecuada, escogemos la supervivencia adecuada también.  Muchas veces nos alimentamos de tal forma que perjudicamos nuestra salud.  Con la alimentación adecuada no solo nos cuidamos a nosotros mismos, sino también a nuestro entorno. Cuando le preguntaron al médico Eduardo Alonso si comer pescado le podía sentar mal, les respondió: “A mí, no sé, al pescado, seguro que sí”.  Cuando sufren los animales, oímos su queja, su llanto. No sería lógico tener un matadero debajo del hospital para contribuir a la salud de los enfermos, pues actualmente, hay más elementos medicinales en un jardín o huerto, que al lado del hospital.

 

¿Una dieta vegetariana es ideal para cumplir estos objetivos?

Sí, existe una sensibilidad especial en la cocina vegetariana. Una sensibilidad que se nota. No solo sobrevivimos nosotros. Con una agricultura y una alimentación respetuosa, contribuimos a una mejor convivencia.

 

Podemos alimentarnos de forma constructiva o de forma destructiva. Todo lo que conlleva llevarnos un alimento a la boca tiene consecuencias. Hay cocina productora de enfermedades o cocina generadora de salud, y al comer, debemos ser conscientes de esto.

¿El espíritu también se beneficia a través de la comida?

No se puede separar una cosa de la otra. Se trata de la vida. La salud incluye la conciencia de cada uno de los aspectos éticos y morales. Es difícil comprender que para comer tengamos que matar o destruir. Alguien que cuida su entorno, que cuida los árboles que le alimentan, actúa de forma más ética, más consciente, y eso influye en la actitud vital.

 

¿Cree que se puede cambiar el mundo a través de lo que comemos?

Siempre podemos elegir. Somos los consumidores últimos, escogemos la comida, incluso en un restaurante. Tenemos mucho poder. No matarían animales si nunca eligiéramos un plato de carne en un menú. Al final, dejarían de cocinarlos. Es cierto que actualmente, la comida chatarra es la más barata. Estamos ante un mercado del engaño porque mucha comida va a la basura y se juega en bolsa con los alimentos para hacer grandes negocios a través de la especulación. Deberíamos romper con eso. Cuando nos hacemos responsables de la comida, nos hacemos también responsables del funcionamiento de los mercados.

 

¿La actitud que adoptamos ante la mesa también es importante?

Una actitud activa a la hora de elegir es importante. Debemos escoger alimentos sanos, no perjudiciales. Y también debemos tener una actitud de gratitud hacia la naturaleza, a la gente que te la sirve, pero con un sentido crítico. Podríamos comer carne y excusarnos en que no es culpa nuestra que maten animales porque otros son los que los matan y nos los sirven; pero hay que hacerse responsables de nuestro papel para que eso llegue a la mesa.  Somos responsables de todo lo que comemos.

 

¿También es importante cómo se preparan los alimentos?

A nivel salud, es importantísimo cómo se cocina. Hay que mantener atención plena con el alimento. Los alimentos pueden volverse perjudiciales según como se les trata. Hay que elegir lo mejor y tratarlo con un cuidado exquisito. Y allí están las cualidades del que cocina.

 

 

 

Entonces, todo tiene importancia, desde las dosis, el sabor, las combinaciones, etc…

Que alguien sepa añadir algo en su punto hace que sea agradable, pero también más efectivo. Según la cultura china, unos ingredientes ayudan a otros. Por otro lado, está el gusto adquirido, ese que determina lo que nos agrada desde siempre. Los olores y sabores característicos de la infancia corresponden a bacterias intestinales familiares. Pero puede ir cambiando. Cada vez hay más jóvenes que introducen la dieta vegetariana o vegana en casa, no tanto por salud, sino por una visión más espiritual del mundo. Al principio, hay conflictos, pero empiezan a cambiar muchas cosas.  Cuando se deja de comer carne, varía incluso el aspecto físico además del psicológico. Hay una toma de conciencia. Se tratan a los animales de manera diferente, comprendes que no necesitas hacerles daño para alimentarte.

 

Si esto era conocido en otras civilizaciones ¿por qué no lo hemos considerado antes?

Hasta hace poco, se consideraba a la medicina China o la Ayurvédica como atrasadas. Cerrarse al conocimiento del otro, te hace permanecer en el desconocimiento. Por motivos culturales y religiosos, las grandes tradiciones médicas de Oriente proponen la dieta vegana como base para una vida larga y en las mejores condiciones. Aquí, hasta hace 50 años, los nutricionistas afirmaban que la vegetariana era una dieta insuficiente en proteínas; pero la realidad es que no hacen falta suplementos, solo hay que empeñarse en no comer para estar mal alimentado. Y, de hecho, continúa siendo ese el problema: que hay gente que no tiene un plato de comida al día.

 

Aparte de comer en el hogar, ¿es importante encontrar un restaurante vegano o vegetariano?

Sí, por su puesto. Lo más importante es ir a un restaurante donde sabes que te servirá, por ejemplo, una buena ensalada con alimentos de calidad, y que te la comerás con gusto tú y quienes te acompañan, en un ambiente agradable. Esa es una de las cosas importantes en la comida, y además ayuda a que los que te acompañan, participen de tu gusto por este tipo de comida. En cambio, cuando te llevan a otro tipo de restaurantes, tienes que dar explicaciones de por qué no quieres participar en la matanza de animales. Considero que deberían existir restaurantes veganos y vegetarianos cerca de las universidades, de las escuelas y de los hospitales; estoy seguro que esto ayudaría mucho a mejorar la salud de la población. 

 

 

07/04/2021

 

 

Fragmentos tomados de la entrevista realizada en enero del 2015 publicada en:

restaurantebaobab.com

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo