ELECTROACUPUNTURA UNA TERAPIA ALTERNATIVA A TENER EN CUENTA

Cuerpo

 

 

La electroacupuntura puede utilizarse para los mismos problemas de salud que trata la acupuntura convencional y para trastornos que no corresponden a la técnica estándar. Da buenos resultados como anestesia quirúrgica, sirve para reducir el dolor crónico, los espasmos musculares y como tratamiento de los trastornos neurológicos.

 

 

TRATAMIENTO

Los acupunturistas comienzan el tratamiento haciendo un diagnóstico al paciente, éste se lleva a cabo mediante entrevistas, analizando el pulso, observando la lengua del paciente, etc.

 

Lo que pretende esta terapia es equilibrar el flujo del qi, o energía vital, que viaja a través de los canales del organismo llamados meridianos.

 

De acuerdo a la medicina tradicional china, la enfermedad se produce cuando el qi no fluye de manera adecuada en el organismo.

 

Los acupunturistas saben cómo detectar si el qi está estancado, si está débil o desequilibrado, esto les indica dónde y cómo deben estimularse los puntos donde deben insertar las agujas.

 

 

La electroacupuntura se recomienda en casos de acumulación de qi, como en el dolor crónico y cuando el qi está estancado.

 

 

El tratamiento consiste en acostar al paciente en una camilla, luego, el profesional introducirá en la piel agujas finas y esterilizadas (la piel también se esteriliza previamente).

 

La ventaja de este tratamiento es que el margen de error en la colocación de la aguja es menor que en la acupuntura tradicional, debido a que la corriente eléctrica estimula un área más extensa alrededor de la aguja.

 

La electroacupuntura actúa con dos agujas a la vez, con el fin de que la corriente eléctrica pase a través del cuerpo de una aguja a otra. Se emplean pequeños dispositivos para crear y regular una carga eléctrica pulsátil que se envía a las agujas uniéndolas a través de pequeños broches en sus extremos. La carga eléctrica es muy pequeña y se puede ajustar de acuerdo al paciente. Tanto el voltaje (intensidad) como la frecuencia de la carga eléctrica deben aumentarse lentamente. Es necesario estimular varios pares de agujas a la vez durante 30 minutos o más a lo largo de los meridianos.

 

Para los pacientes que tienen temor a las agujas existe una alternativa llamada Estimulación Nerviosa Eléctrica Transcutánea, que consiste en adherir electrodos en la superficie de la piel en lugar de utilizar agujas. Esta técnica también estimula los nervios y los grupos musculares.

 

 

 

EFECTOS SECUNDARIOS

Durante las sesiones de electroacupuntura los pacientes describen sensaciones de temblores, calor y dolores suaves. En ocasiones, también se producen pequeños hematomas o sangrado, ya que las agujas pueden lesionar pequeños vasos sanguíneos.

 

 

ADVERTENCIA

Esta terapia no se puede utilizar en pacientes con antecedentes de convulsiones, epilepsia, enfermedades coronarias o accidente cerebro vascular, y menos aún en personas que llevan marcapasos (dispositivo implantado quirúrgicamente para regular los latidos cardiacos). No debe aplicarse en zonas como la cabeza, la garganta o el corazón, y debe realizarse con mucho cuidado sobre los músculos espásticos. Otra precaución a considerarse es que la corriente eléctrica no debe enviarse a lo largo de la línea media del cuerpo, es decir, la que transita entre la nariz y el ombligo.

 

 

Si desean realizar esta terapia alternativa es necesario de que se informen bien sobre la persona que los atenderá, es importantísimo que sea un profesional calificado, de lo contrario podrían poner en riesgo su integridad física.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo